¿Juegan las tiendas con la disponibilidad de las 'next gen'?

No hay duda de que las consolas 'next gen' están generando muchísimo interés en los usuarios. Tanto es así que ya han sido varias cadenas de tiendas las que han dejado de aceptar reservas online para comprar PS4 y Xbox One.

Si ayer os contábamos que GameStop había cerrado las reservas para PS4 hoy os traemos otro caso parecido, pero esta vez lo protagoniza la competencia. Xbox One, la nueva consola de Microsoft, ha agotado el stock de BestBuy, que ha dejado de ofrecer la posibilidad de reservarla online en Estados Unidos.

Nos parece un poco raro que cadenas tan importantes y fuertes en EE.UU. como lo son GameStop y BestBuy no puedan hacer frente a las reservas de una consola de nueva generación, y menos cuando todavía quedan más de 5 meses para su salida (la web anuncia el lanzamiento de la consola para el 30 de noviembre).

Los precedentes en noticias de este tipo nos hacen dudar un poco de su credibilidad. Por ejemplo, Wii U también agotó las reservas en las mismas cadenas de tiendas y desde su lanzamiento no ha habido problemas de ningún tipo para hacerse con una. PS4 y Xbox One llevan un baile curioso viendo quién adelanta a quién en las reservas de Amazon UK.

La sucesión de estas noticias nos deja la posibilidad de elucubrar con algunas hipótesis que, por supuesto, no tienen solución. La primera nos hace pensar cómo de reales serán los datos de las cadenas de tiendas norteamericanas. A 5 meses vista, ¿tendrán datos reales de cuántas consolas recibirán para poner a la venta el día de su lanzamiento? ¿Estarán recibiendo tantas reservas como para que quepa la posibilidad de que se queden sin stock? ¿Realmente hay tanta gente que ya ha reservado su consola?

Históricamente, PS3 y Wii tuvieron problemas de disponibilidad cuando se pusieron a la venta, y esperamos que las compañías hayan aprendido de ello. Quizá la estrategia de las tiendas, como ya saben el precio oficial, es la de ofrecer la consola antes que nadie para poder sacar provecho de la gente que tiene miedo de que vuelva a ocurrir algo parecido y quiera asegurarse poder tener la consola el día de lanzamiento.

Sea verdad o no, lo único que queremos es que, llegado el momento, no haya problemas para poder comprar y disfrutar de una PS4 o Xbox One. Y si son las dos, mejor.