Las portadas en 3D de DC... ¡se derriten!

Es septiembre, y eso significa que el mal viene para quedarse en DC. Para celebrarlo, han publicado cómics protagonizados por villanos, con portadas en 3D formadas por seis dibujos superpuestos... que se derriten con el calor excesivo.

Cualquiera diría que los villanos, que se han convertido en los protagonistas de DC comics durante este mes de septiembre a raíz del final de Trinity War y el inicio de Forever Evil, se han esforzado en sabotear la editorial que publica sus aventuras. 

Como mencionamos a principios de esta semana, una de las características del Mes de los Villanos es que podías hacerte con un ejemplar con portada tridimensional. Sin embargo, desde la página de Facebook de una tienda de cómics americana ha saltado el aviso: no dejéis las portadas en 3D en el coche, un cliente ha llamado y la suya se ha derretido... interesante... Los comentarios en los foros estadounidenses no se han hecho esperar, corroborando este problema: bastan cuatro horas dentro de un coche estacionado en la calle para combar las portadas y estropear sus esquinas.  

¿Qué ha pasado? Antes de que digáis nada, dejadme aclarar que esto no tiene nada que ver con el Edificio Walkie Talkie en Londres, capaz de freir huevos, derretir coches y, presumiblemente, prender fuego a las pelucas de hombres con prisa. Resulta que para conseguir el efecto de estas cubiertas en particular, se han mezclado en una sola ilustración seis dibujos ligeramente distintos y se les ha colocado encima una lámina de plástico lenticular. Así, cuando vemos la portada, cada ojo recibe una imagen diferente, creando la ilusión óptica de tridimensionalidad. En este caso, dicha lámina de plástico parece ser demasiado fácil de fundir. Menos mal que el mes de los villanos no fue en julio, o DC hubiera tenido que fregar los ejemplares estropeados por el calor en vez de recogerlos.

Para colmo de males, fijaos bien: las portadas no tienen ningún crédito hacia los artistas involucrados, algo de lo que se ha quejado Yanick Paquette, dibujante de la nueva colección de La Cosa del Pantano. Las portadas en 3D tienen excusa porque fueron encargadas hace meses para poder llegar a tiempo a las librerías y cubrir la presumible demanda de los fans y los especuladores, pero las portadas normales tampoco mencionan a guionista y dibujante. Al final, el propio Paquette se ha encargado de comunicar que ha sido un descuido de la editorial, pero la polémica ha servido para desatar un nuevo debate: ¿es que no merecen reconocimiento el colorista o el letrista? 

¿Alguno de vosotros ha encargado un número con portada en 3D? Hacednos saber en los comentarios si habéis tenido algún problema al respecto. Respecto al crédito de los que participan en un cómic, ¿hasta qué punto créeis que merecen figurar en la mismísima portada?

Fuente: Bleeding Cool por partida doble