Leonardo DiCaprio, a juicio por El lobo de Wall Street

El actor Leonardo DiCaprio ha sido llamado a declarar como testigo por su papel en El Lobo de Wall Street. El actor daba vida al antiguo corredor de bolsa y estafador Jordan Belfort.

Leonardo DiCaprio tendrá que ir a declarar como testigo por su papel en la película de El Lobo de Wall Street, según ha ordenado un juez de la Corte de Long Island (Nueva York). El magistrado investiga la demanda presentada por un amigo y ex trabajador de Jordan Belfort, famoso estafador al que da vida DiCaprio, a la productora de la cinta, Appian Way. Andrew Greene, que así se llama este antiguo empleado, asegura que uno de los personajes de la película está inspirado en él y que este refleja la imagen de "un borracho degenerado", según informa The Hollywood Reporter.

Greene asegura que el personaje de la película, que responde al nombre de Nicky Rugrat Koskoff, es una caricatura suya que "sobrepasa los límites de lo permisible", por lo que exige una indemnización por daños de imagen de unos 15 millones de dólares a varias productoras que intervinieron en la película, entre las que están Paramount Pictures, Red Granite Pictures, Sikelia Productions y Appian Way, esta última propiedad de DiCaprio.

Los abogados de la productora alegan en su defensa que este personaje se basó en distintas personas que rodearon a Belfort, y no sólo en Greene. También aseguran que la película está protegida por la Primera Enmienda (lo que en Estados Unidos se traduce como libertad de expresión) y que los guionistas no diseñaron a estos personajes con ninguna malicia, condición para considerarlo una difamación.

Leonardo DiCaprio consiguió la nominación al Oscar a mejor actor por su papel protagonista en El Lobo de Wall Street. El actor daba vida al corredor de bolsa Jordan Belfort, el cual estafó millones de dólares a sus clientes a través de la firma Stratton Oakmont.