Luigi's Mansion 2, ¿también en Wii U?

Luigi's Mansion 2, uno de los juegos más esperados del catálogo de Nintendo 3DS, podría dar la sorpresa y llegar a Wii U, la próxima consola de sobremesa de Nintendo.

Mario, ¿quién no conoce al popular fontanero y héroe en sus ratos libres? saltando encima de malvados champiñones y tortugas, esquivando fosos llenos de lava, machacando una y otra vez al terco Bowser y rescatando incesantemente a la princesa Peach. Con decenas de juegos a sus espaldas, de todos los géneros y colores, Mario es uno de los personajes más emblemáticos de la industria de los videojuegos, sin embargo no suele ir solo. Luigi, su asustadizo hermano y 'eterno secundario' también ha hecho sus pinitos, de hecho Luigi's Mansion para Nintendo GameCube fue, sin ningún género de dudas, uno de los títulos más divertidos y exitosos de la pasada generación. Con el anuncio de Luigi's Mansion 2 durante el pasado E3 no han sido pocos los que se han llevado una gran alegría, y ya lo esperan, ansiosos, para jugarlo en sus Nintendo 3DS... y quién sabe, puede que en Wii U también.

Por el momento no es más que un rumor, tal vez no sea más que un burdo intento para promocionar una tienda Online, pero nos resulta tan suculento y deseable que no hemos podido evitar hacernos eco. La web Play.com ha listado el título Luigi's Mansion 2 para Wii U en su catálogo de juegos, aunque por el momento únicamente nos permite introducir nuestro correo electrónico para que se nos informe cuándo puede ser reservado. Obviamente Nintendo aún no se ha pronunciado al respecto, pero quién sabe, puede que durante el E3 2012 nos den la sorpresa (crucemos los dedos).

Desde luego, la simple idea de llegar a ver Luigi's Mansion 2 corriendo en Wii U se nos antoja de lo más deliciosa. Gracias a la potencia de la nueva sobremesa de Nintendo podríamos disfrutar en alta definición y como Dios manda de las divertidas aventuras 'caza fantasmas' del bueno de Luigi, además con su pad 'tablet' se podrían incluir un montón de funcionalidades muy interesantes, ¿no creéis?