Los mejores juegos de 2014: La opinión de Borja Abadíe

Antes que nada, pedir disculpas por la pésima imitación de Cristiano Ronaldo. Ahora que he confesado mis pecados vamos al lío. Mis compañeros ya os han comentado hasta la saciedad que 2014 ha sido un año de transición, de títulos intergeneracionales y remasterizaciones que lo han convertido en un año bastante flojo. No quiero ser tildado de Otacon soltando un buen "ladrillo" así que resumiré mi opinión lo más brevemente posible.

Las remasterizaciones no me parece que tengan cabida en una lista de los mejores del año, del mismo modo que no incluiríamos la remasterización de un disco de los Beatles entre los mejores discos de 2014. Los títulos intergeneracionales no son más que la muestra del miedo de las compañías a no rentabilizar sus creaciones y parece que irán desapareciendo a lo largo de 2015, por suerte para todos. En cuanto a la transición no acabo de entenderla ni de justificarla. Ya no es una cuestión tecnológica, es una cuestión de que no ha habido grandes ideas ni títulos originales e innovadores como otros años, independientemente de su calidad técnica por lo que la transición (que obviamente ha existido) no es excusa para la baja calidad de algunos juegos.

Como os comento en el vídeo, me ha resultado bastante fácil realizar la lista con los mejores de 2014, sencillamente porque no creo que haya habido tantísimos juegos brillantes. Algunos de ellos no están en mi lista, como Bayonetta 2, Super Smash Bros., The Wolf Among Us o South Park: The stick of truth, unos pocos ejemplos de juegos que creo que podrían aparecer en la lista (junto a otros, ya lo sé) pero que no están.

Y, ¿por qué? os preguntaréis cual horda de locust enfurecidos. Pues porque este año he decidido que para mí los mejores juegos son, me guste o no, aquellos juegos a los que, al final, he acabado jugando más que al resto (en proporción a lo que ofrecen, tranquilos, que ya sé que no es lo mismo un RPG de 100 horas que las cortas aventuras de Telltale).

Antes de mostrar la lista, y para mantener la emoción y la incertidumbre (siendo tan infantil que me creo que no habéis hecho scroll desde el principio para ver la lista) también me gustaría destacar lo mucho que me han decepcionado los juegos indie, o independientes, en 2014. Ha habido grandes juegos, pero me da la sensación de que la fiebre indie se ha desinflado un poco este año y no nos hemos encontrado con obras maestras al nivel de otros años, como los gloriosos Braid, Fez, Limbo o Gone Home, por poner unos ejemplos. Espero que la cosa remonte en el próximo año, porque este tipo de juegos son tan necesarios como los triple A para que disfrutemos al máximo de los videojuegos. Bueno, que dije que no iba a ser Otacon y está claro que sí que lo soy. Aquí va mi lista.


1.- Dragon Age Inquisition
2.- La Tierra Media: Sombras de Mordor
3.- Dark Souls II
4.- Alien Isolation
5.- Forza Horizon 2
6.- Destiny
7.- Mario Kart 8
8.- Far Cry 4
9.- Super TIME Force
10.- Hearthstone

Rápido repaso a la lista

Como podéis ver mi número 1 es Dragon Age Inquisition. No es que me parezca una obra maestra que suponga un antes y un después (ya lo dije en la review) pero si me ha parecido el juego más completo del año. El segundo puesto lo ocupa Sombras de Mordor, un juego que no llamó mi atención lo más mínimo (saturado como estoy de juegos de acción y más si están basados en el Señor de los Anillos) pero me he tenido que rendir a la evidencia. El sistema némesis es algo que influirá mucho en los juegos de los próximos años. El tercer puesto es para Dark Souls II. Ocuparía de buen grado el primer puesto de mi lista pero la realidad es que no me ha sorpendido tanto como loa dos primeros puestos o como el Dark Souls original. 

Alien Isolation merece mi cuarto puesto por lo atrevido de su propuesta. Sus creadores se centraron en una sola idea, transmitir la sensación de agobio al convivir con un alien en una nave, y me parece que lo bordaron. Forza Horizon 2 es, simplemente, el mejor juego de coches, carreras, conducción, que ha aparecido en 2014. Ya me pareció impresionante la primera entrega y lo mismo me ha pasado con la segunda. Destiny ocupa mi sexto puesto. Sí, soy el primero que sabe que el concepto de MMO de Bungie está plagado de errores, timos y fallos garrafales pero qué queréis que os diga, los combates me siguen pareciendo una pasada, por mucho que las misiones y asaltos se repitan hasta la saciedad. Sigo sin entender cómo no decidieron incluir muchas de las mecánicas de las dos incursiones en el resto del juego, hubiera sido un pepinazo insuperable. 

Mario Kart 8, con su propuesta directa al meollo de la diversión me ha enganchado a lo loco. Unas pocas partidas con Gustavo Acero y Roberto Anderson me convencieron de que debía sacar la Wii U del cajón en el que la tenía. Far Cry 4 no es, ni mucho menos, innovador, pero su divertido modo cooperativo me ha parecido la bomba. Super TIME Force es el único juego indie que verdaderamente me ha enganchado, gracias a sus mecánicas temporales "robadas" de Braid. Cierra la lista Hearthstone, un juego al que jamás pensé que me pudiera enganchar y que me ha mantenido pegado al iPad durante más tiempo del que debería reconocer.

Haciendo de Sandro Rey: el 2015

Me voy a extender aún menos en mis predicciones sobre el 2015 o sobre qué espero del año venidero. Como explico en el vídeo espero con ansias The Witcher 3: Wild Hunt, como casi todo el mundo, aunque no acabe de entenderlo. El caso es que, a día de hoy, con los anuncios que hay hasta la fecha para 2015 no tengo grandes expectativas. Cierto es que hay algunos títulos que me llaman, como Rise of the Tomb Raider, el nuevo Batman o Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Por lo demás, si no hay sorpresas y de las buenas para 2015, me será tan fácil como este año realizar la lista con mis favoritos.

Y si queréis ver las opiniones de los demás miembros de la redacción, podéis consultarlas en el enlace de Los mejores juegos de 2014.