Premio de 2.000$ por un driver para Kinect

Kinect, en principio, será un dispositivo exclusivo para Xbox 360. Sin embargo, en los propios planes de Microsoft ya se ha dicho muchas veces que se trata de un plan a medio y largo plazo, de carácter universal. Esto, según lo entendemos, quiere decir que podremos ver la tecnología de Kinect en consolas, ordenadores, televisores, teléfonos móviles y todo tipo de dispositivo que se preste a ello.

Sin embargo, por ahora, nos tendremos que limitar a usar Kinect junto a la consola Xbox 360. Un primer paso que la compañía Adafruit Industries quiere remediar cuanto antes. Para ello, primero ofrecieron una recompensa para quien hiciera que el nuevo sistema de Microsoft funcionara en un PC. Eso sí, con código abierto para que se pudiera desarrollar aún más y de forma libre.

En Microsoft no parecen haberlo visto con buenos ojos, según declaraciones recogidas en CNET. Ante las cuales, en Adafruit Industries han decidido subir el premio a 2.000$ e, incluso, amenazar a los de Redmond con triplicar la recompensa si sigue la escalada verbal.

El objetivo de la iniciativa es conseguir que Kinect funcione bajo cualquier otro sistema operativo, desconectado de Xbox 360. Da igual si es Linux, Windows, MacOS o una consola de la competencia. Eso sí, además de un controlador compatible, los ganadores han de desarrollar también una aplicación que demuestre su trabajo. ¿Os animáis?