Shiny the Firefly, el primer juego universitario para Wii U

Asistimos a la presentación de Shiny the Firefly, el primer videojuego universitario de nueva generación para la eShop de Nintendo Wii U, desarrollado por el estudio indie Stage Clear y publicado por un estudiante del Máster de Desarrollo de Videojuegos de la Universidad Complutense. Os contamos cómo brilla su entrañable luciérnaga en este pionero proyecto.

"Deja la consola y ponte a estudiar" es, probablemente, la frase más escuchada por la población joven en las últimas décadas, y eso mismo es lo que hizo el programador español David Rodríguez: ponerse a estudiar programación en el Máster de Desarrollo de Videojuegos de la Universidad Complutense hasta convertirse en el primer estudiante del país que logra publicar un juego para una consola de nueva generación: un colorido "plataformas aéreo" de avance lateral 2D protagonizado por una vivaracha luciérnaga que verá su propia luz en Wii U el mes que viene. Su nombre, Shiny the Firefly.

Según nos han mostrado sus creadores, Shiny deberá rescatar a sus crías esparcidas por un jardín tras un accidente provocado por un aspersor, y para ello, guiaremos al adorable lampírido (cuyos gritos de guerra son casi idénticos a los de un Pikmin) a través de decenas de niveles mediante el stick izquierdo del GamePad, mientras apuntamos a los enemigos y gigantescos jefes finales (avispón incluido) con el stick derecho.

A pesar de su clara inspiración nintendera tanto estética como jugable, el título fue inicialmente desarrollado para dispositivos móviles (iOS, Andorid) y tabletas por el estudio Clear Stage, formado por ex integrantes de Electronic Arts (FIFA 09, Dead Space) Mercury Steam (Jericho, Castlevania: Lord Of Shadows), Pyro Studios (Planet51) y Over the Top Games (NyxQuest). Gracias a su estrecha colaboración con el estudio PadaOne Games en las labores de coporducción y, sobre todo, con Nintendo a través del programa iDÉAME U impulsado a través de Universidad Complutenese de Madrid, la luciérnaga Shiny dará el salto a Wii U con una versión totalmente readaptada para aprovechar las posibilidades del GamePad.


Tal como nos ha demostrado David Rodríguez (en la imagen), podremos utilizar el stylus o el socorrido dedo para romper obstáculos como muros, mientras contemplamos nuevos tipos de iluminación, efectos de luz y sombras dinámicas, que eran inviables en la versión original, así como renovadas animaciones faciales que dotan a la luciérnaga y a los enemigos de un estilo artístico muy en la línea de Pixar, un resultado especialmente meritorio teniendo en cuenta el reducido tamaño del estudio.

Durante la presentación, Daniel Santos, confundador de Stage Clear, Pedro González, director del Máster de Desarrollo de Videojuegos y el estudiante David Rodríguez nos han mostrado los primeros niveles del juego, que se desarrollará a través de laberínticas fases plataformeras con una estética a lo New Super Mario Bros, enemigos como avispas aparentemente inspiradas en Donkey Kong Country (que nos perseguirán si entramos en su campo de visión) o simpáticas arañas que nos han retrotraído a Mickey's World of Illusion.

Todo ello vendrá enmarcado por escenarios naturales repletos de plantas, tuberías de agua, enredaderas y otros elementos florales en los que no faltarán puzles, monedas por recolectar y, sobre todo, crías de luciérnaga a las que rescatar, que se irán uniendo a Shiny para iluminarnos el camino. Al final de cada nivel, recibiremos una medalla en función del tiempo empleado o el número de crías recuperadas (a lo Soul Bubbles de DS), lo que sin duda incentivará su rejugabilidad.

En palabras de Daniel Santos, el juego tendrá una duración aproximada de 3 horas, ampliables gracias el multijugador cooperativo para dos personas, y se pondrá a la venta a lo largo de este mes de octubre a un precio aún no confirmado que podría rondar los 10 €, según nos ha informado el director del máster Pedro González.

Shiny the Firefly no sólo es una interesante novedad para el creciente catálogo de Nintendo Wii U, también supone un nuevo paso de la industria hacia la academización del desarrollo español en el ámbito universiario, mientras unos pocos siguen pensando que los videojuegos no son cultura. A ver si muchas más luciérnagas como Shiny consiguen iluminarles...