Los problemas de la actualización 2.0 de PS4

La actualización 2.0 de PlayStation 4 llegaba hace unos días con muchas promesas bajo el brazo, pero han ido surgiendo bastantes problemas que han complicado la situación y que la compañía parcheará lo antes posible.

Sony ha estado un par de meses anunciando por todo lo alto que PlayStation 4 iba a recibir su actualización más importante de todas las vistas en su aún corta vida, pero el resultado no ha sido ni el que la compañía nipona ni el que los usuarios esperaban. Masamune llegaba con muchas promesas bajo el brazo el pasado 28 de octubre, pero finalmente han resultado ser problemas.

La actualización 2.0 de PS4 nos ofrecía la posibilidad de cambiar el fondo de pantalla de la interfaz, una interfaz más inteligente y configurable, la posibilidad de escuchar música vía dispositivo externo conectado por USB mientras se juega a algo, el modo Share Play, el modo reposo... sí, Masamune, sobre el papel, parecía una actualización de firmware perfecta, pero en la práctica las cosas se han torcido hasta el punto que Sony ha reconocido la situación.

Nos referimos a bugs y otros problemas incomprensibles que pueden fastidiar la experiencia de cualquier jugador. Por ejemplo, el hecho de que el modo reposo haga que la consola se quede apagada hasta nuevo aviso y que la única forma de revivirla sea desenchufándola de la corriente mientras cruzamos los dedos... algo que la propia Sony recomienda no hacer por defecto en los manuales. Otro de los problemas de la actualización 2.0 de PS4 tiene que ver con el esperado modo Share Play, que nos permite compartir la partida con alguien a distancia. Pues bien, vigilad quién es ese alguien, porque parece ser que es capaz de eliminar ficheros como si se tratara del usuario anfitrión de la partida, así que si no conoces a aquel que invitas a jugar... mejor no lo hagas. Una locura.

Las malas lenguas también aseguran que los problemas que han surgido en PlayStation 4 han afectado a PSN y con ello a la versión alpha de Evolve de este fin de semana, que era injugable y que 2K Games ha decidido alargar para compensar la situación, aunque la versión oficial nos comunica que el error era de sus servidores y no de Masamune. Quién sabe...quizá ambas partes tenían parte de culpa.

Lo que está claro es que la actualización 2.0 de PlayStation 4 no ha sido tan exitosa como nos habría gustado y que Sony ya está trabajando en un parche para corregir sus fallos más importantes. Y vosotros, ¿habéis tenido algún problema con vuestras PS4 tras instalar Masamune?