El próximo CEO de Microsoft podría vender la marca Xbox

El sucesor de Steve Ballmer podría introducir grandes cambios en el enfoque corportativo de Microsoft, que implicarían directamente al negocio Xbox.

Hace poco Steve Ballmer anunció que dejaba su puesto de CEO en Microsoft, y la compañía aún no ha anunciado quién será su sucesor. Sin embargo, muchos apuntan a que el mejor posicionado para este importante puesto es el canadiense Stephen Elop, antiguo CEO de Nokia que se convirtió en vicepresidente de Microsoft cuando los de Redmond adquirieron la división de teléfonos móviles de la mencionada compañía finlandesa.

Ahora, fuentes del prestigioso medio financiero Bloomberg sostienen que Stephen Elop podría estar pensando en cambios muy significativos para Microsoft si se alza con el poder, y que, entre otras cosas, no descartaría vender el negocio de Xbox si considera que no es una parte fundamental para la estrategia de la compañía.

El asunto da aún más que pensar si nos acordamos de que recientemente Paul Allen, co-fundador de Microsoft, expresó públicamente su deseo de que la compañía abandone el negocio de Xbox.

Según Bloomberg, otra de las importantes ideas que tiene en mente Elop es cerrar Bing, el buscador con el que Microsoft gasta una fortuna para intentar competir con Google.

También estaría pensando en centrar los esfuerzos de la compañía más en Office que en Windows. De esta manera, Elop pretendería expandir los programas de Office (Word, Excel, PowerPoint, etc.) más allá de los sistemas operativos Windows para llevarlos a los sistemas de Apple y a Android de Google. Este movimiento sería una manera de aceptar la menor relevancia de Windows en el mercado actual y futuro, debido especialmente a la creciente expansión de otros sistemas operativos en dispositivos móviles.

Es bastante contradictorio y sorprendente que surjan estas informaciones con el lanzamiento de Xbox One a la vuelta de la esquina. Con toda la inversión que está realizando la compañía para este titánico lanzamiento, sería muy improbable ver a Microsoft desprenderse del negocio Xbox a corto plazo, y si algo así ocurre no creemos que sea muy pronto.