PS Vita se actualiza a la versión 3.10

PlayStation Vita ya tiene disponible su última actualización, que dejará su sistema operativo en la versión 3.10, trayendo consigo interesantes novedades como la posibilidad de gestionar el contenido de la consola sin demasiados problemas.

Aprovechando uno de sus lanzamientos más importantes de los primeros compases del año, Sony ha actualizado el firmware de PlayStation Vita a la versión 3.10 para que podamos disfrutar de alguna que otra nueva funcionalidad que nos facilitará la vida en la gestión de la memoria libre de la consola, lo que siempre es de agradecer.

La actualización a la versión 3.10, que está disponible desde ayer por la noche, incluye estas novedades:

  • La pantalla principal ahora puede mostrar hasta 500 aplicaciones (antes sólo podía con una quinta parte). El sistema también admite 1000 aplicaciones instaladas.
  • La posibilidad de intercambiar mensajes de voz, tanto con otros usuarios de PS Vita como de PS4, que también cuenta con una funcionalidad similar.
  • Nueva puesta a punto del servicio de control parental, que añadirá más herramientas para que los padres controlen los movimientos de sus hijos, además de una pequeña guía orientativa al respecto.
  • La llegada de una nueva aplicación, Calendario, que como su propio nombre indica nos permitirá organizarnos la agenda a diferentes niveles y organizar eventos, además de permitir sincronización con un gigante del nivel de Google Calendar.
  • Posiblemente la incorporación más importante: el gestor de memoria de PlayStation Vita. Borrar aplicaciones y comprobar si tenemos suficiente memoria libre (los 3,5 GB de Final Fantasy X-2 HD están siendo culpables de muchas de estas situaciones) ya no será un infierno.
  • También se han añadido algunas mejoras en lo que respecta a gestionar contenido multimedia en PlayStation Vita y la conectividad con el PC.

Dicho esto, os recomendamos que os conectéis a internet con vuestra PS Vita en cuanto tengáis ocasión, que la actualización a la versión 3.10 y sus bondades bien lo merecen.