La recreativa más grande del mundo se vende por un precio colosal

Recreativa más grande del mundo

El coleccionismo de juegos retro y el negocio de las máquinas recreativas está recuperando su buena salud. Dejando a un lado fenómenos como la especulación por la escasez de Nintendo NES Mini Classic, cada vez estamos dispuestos a pagar más por antiguas piezas. 

Ya os hemos hablado del paraíso de los juegos retro en Madrid, y de máquinas muy específicas, como Retron 5 o las nuevas consolas con juegos presintalados. Incluso hicimos un repaso por las mejores recreativas de la historia.  

Pero ahora hablamos de una pieza muy especial, la recreativa más grande de todos los tiempos. Ya existe y ha sido diseñada por Jason Camberis, que ha dedicado sus últimos años en crear una máquina arcade que asusta por su tamaño y peso, y que también lo hace por su precio.

Las medidas de este mueble arcade son de récord. Cuenta con una altura de 4,38 metros y una pantalla de 80 pulgadas en la que podrás disfrutar de más de 250 juegos clásicos preinstalados (a través de un emulador, que como sabéis no permite el uso y la descarga de ROMS de manera legal). En su interior lleva un PC con un procesador de 3GHz, 4GB de SDRAM, 1GB de tarjeta de vídeo y sistema operativo Windows.

recreativa más grande del mundo

En cuanto a los controles, la super recreativa cuenta con dos joystick, dos trackball y ocho botones para cada jugador... en el tamaño exagerado de todo el armazón. La ranura para meter monedas es sólo estética, aunque parece que incluye una moneda gigante para que podamos experimentar esa sensación única de introducir dinero en la máquina.

Y lo malo llega ahora, el peso de la máquina es de 544 kilos y su precio está en 99.000 dólares.

Nuestros compañeros de ComputerHoy os cuentan lo contrario, la recreativa más pequeña con una Raspberry Pi