Sitges 2012: Rob Zombie, abucheado

Uno de los pases más esperados era el de The Lords of Salem, la cuarta película de Rob Zombie. La fría acogida del público se saldó con abucheos, configurándose como una de las mayores decepciones de la presente edición.

El ex-líder de la banda musical White Zombie, había alcanzado una gran fama tras sus dos primeras películas La casa de los 1000 cadáveres y Los renegados del diablo, aunque ya su tercer film, Halloween rebajó notablemente las expectativas. Su secuela no hizo más que empeorar su situación.

Definitivamente con The Lords of Salem parece haber tocado fondo, consiguiendo un divorcio total con su público más fiel, que tachaba la película de aburrida y poco estimulante. La mezcla de sangre, erotismo, brujas, referencias religiosas e ingentes dosis de violencia, parece no casar en esta ocasión como debería.

Ni siquiera la aparición de actrices como Dee Wallace (famosa por su interpretación en la inolvidable E. T. El extraterrestre) y Barbara Crampton, ha conseguido apaciguar a los espectadores, que, a pesar de estar preparados casi para cualquier cosa en un festival de lo más abiertos del panorama nacional, no han perdonado la falta de coherencia del primer proyecto en el que el director gozaba de total libertad creativa con el respaldo de los productores de Paranormal Activity e Insidious.

Completan el elenco su propia esposa Sheri Moon Zombie y Bruce Davison y llegará a nuestras pantallas a principios de 2013, cuando el público general podrá hablar a través de los datos de taquilla.