Victor Mora, creador de El Capitán Trueno, muere a los 85 años

Victor Mora Capitán Trueno

La historieta española dice adiós a uno de los grandes del tebeo español. Víctor Mora, creador de El Capitán Trueno y de El Jabato, ha fallecido los 85 años en Barcelona.

El tebeo español se queda sin una de sus más célebres plumas. Y es que hoy, 17 de agosto de 2016, hemos de despedirnos de Víctor Mora, escritor responsable de clásicos de las viñetas españolas como El Capitán Trueno o El Jabato, aunque también a él se le debe reconocer la autoría de otras historias. 

Nacido en Barcelona el 6 de junio de 1931, su familia hubo de exiliarse a Francia por motivos políticos y debido a la Guerra Cívil. Sin embargo, volvería durante la posguerra a la Ciudad Condal, a la edad de de 11 años. Pronto comenzaría a trabajar para algunas editoriales de tebeo con sede en la capital catalana. Aunque no estaba especialmente dotado para la ilustración, su capacidad como guionista le valió el encargarse de colecciones como  Dr. Niebla o Inspector Dan. Debido a su solvencia como narrador, el editor Rafael González le permitió crear una historieta propia, en lugar de heredar otro título. 

Había nacido El Capitán Trueno. Desde 1956 y hasta 1958, el hijo de Mora dibujado por el ilustrador Miguel Ambrosio Zamora "Ambrós", se convertiría en la lectura predilecta de la juventud española. ¿El secreto? El Capitán Trueno, a diferencia de los héroes que pululaban por las otras historietas de aventura. Aunque se ambientaban en las clásicas historias de caballería que se habían convertido en un género predilecto del Régimen, su tono era diametralmente opuesto, siendo un cómic optimista y alegre, con un héroe que lejos de ser severo, disfrutaba de la vida y sonreía. 

Victor Mora Capitán Trueno

Sus aventuras comenzaron como meras cruzadas, pero pronto le conducirían por todo el mundo, llevándole a lugares tan lejanos como oriente a los países del norte de Europa y enfrentándole a un sinfín de villanos. Desde zulues y piratas vikingos, hasta siniestros mandarines chines, pasando por califas y sátrapas. Pero siempre había una constante habitual: el Capitán Trueno liberaba a los oprimidos sin importarle credo o etnia. 

A este héroe le siguieron obras menores, primas hermanas de él, tales como El Jabato, El Cosaco Verde, Dani Futuro, y El Corsario de hierro. Sin embargo, Víctor Mora hubo de retirarse cuando por pertenecer al Partido Comunista hubo de exiliarse en 1963 tras haber pasado años antes unos meses en la cárcel Modelo de Barcelona. El Capitán Trueno dejaría de editarse originalmente en 1968, pero no tardaría en volver. 

En tanto, Víctor Mora escribiría la trilogía literaria formada por Los plátanos de Barcelona, París flash-backEl tranvía azul, libros escritos originalmente en catalán y posteriormente traducidos al castellano. En 1987 se le reconocería la autoría y derechos de explotación de El Capitán Trueno y lanzaría tanto en el mercado español como en el francés la serie de Las nuevas aventuras del Capitán Trueno, con un marcado tono de cómic francobelga. Esto sirvió para que el Capitán Trueno siguiera vivo pasada la década de los noventa, reinventándose en formato de nuevas aventuras. 

Presidente de FICOMIC y del Saló del Cómic de BCN hasta 1991, Víctor Mora abandonaría la escritura de guiones del personaje de manera definitiva. Pero En 2006, su esposa Armonía Ródríguez lanzaría El Gran Libro de El Capitán Trueno, y en 2010, le seguiría el cómic El último combate del guionista Ricard Ferrándiz y del ilustrador Joan Boix, que serviría como última aventura del héroe. Además, en los últimos años Ediciones B lanzó varios nuevos álbumes del personaje, con el beneplácito de Mora. 

 

 

 

Lecturas recomendadas