Warcraft: El Origen - ¡tenemos nuevo clip en primicia!

Os traemos en primicia un nuevo clip de Warcraft: El Origen, película que se estrena el próximo 3 de junio y tenemos el HYPE por las nubes. Legendary Pictures y Universal Pictures han apostado fuerte para traer a la pantalla esta epopeya de aventuras en la que se han de enfrentar dos mundos, basada en el fenómeno mundial del videojuego de Blizzard Entertainment.

Su estreno esta cerca y por ello la promoción está siendo mayor, en una semana podremos asistir a una historia donde el bien y el mal se desdibujan, ya que sólo se trata de sobrevivir, pero para ello, muchos tendrán que caer e incluso extinguirse, o ¿puede que no?.

La trama de la película esta basada en el videojuego pero no será del todo fiel: En el mundo de Warcraft la magia blanca y la magia negra son la fuerza vital y forma parte del orden natural que moldea el destino de todos.

El reino humano está gobernado por el rey Llane (Dominic Cooper) y la reina, Lady Taria (Ruth Negga), dos seres benevolentes que viven en una resplandeciente ciudad llamada Ventormenta.

El poderoso guerrero Anduin Lothar (Travis Fimmel), comandante de los ejércitos de Azeroth, siempre ha estado al lado de su rey y señor. Un consejo de magos, el Kirin Tor, guarda y protege el pacífico reino y su larga prosperidad desde el castillo Dalaran, una fortaleza que desafía la gravedad y alcanza las nubes.

Medivh (Ben Foster), guardián de Azeroth y su mago más poderoso, el rey Llane y Lothar recibieron el encargo de proteger a los habitantes de Azeroth pasara lo que pasara. Un joven mago llamado Khadgar (Ben Schnetzer) ha decidido rebelarse contra los ancianos que forman el Kirin Tor en busca de una verdad más elevada. Azeroth está a punto de enfrentarse a la guerra, y la búsqueda del joven Khadgar hará que se cruce con el comandante Lothar, un encuentro que cambiará el destino de ambos.

En otra parte del universo, el planeta Draenor es el hogar de los orcos, un pueblo tan orgulloso como fiero que desconoce una vida sin conflicto ni lucha. Estos guerreros de grandes colmillos miden casi dos metros y medio, llevan armaduras hechas a medida, disponen de armas terribles de acero templado, son auténticas máquinas de guerra y han nacido para luchar y sobrevivir en condiciones terribles. Saben que su planeta se muere y que la raza puede desaparecer. Solo les queda abandonar sus hogares y trasladarse a otro mundo. Si deben conquistarlo a la fuerza, así será

Su líder, el astuto y tiránico chamán Gul'dan (Daniel Wu), representa la salvación de los orcos. Haciendo uso de la magia más negra y más peligrosa, ha conseguido abrir un portal hacia otro mundo. Apoyado por Puño Negro (Clancy Brown), el feroz jefe de los guerreros orcos, consigue unir a los clanes para formar un ejército conocido como la Horda. Todos los jefes de los clanes deciden obedecer a Gul'dan, invadir Azeroth y derrotar a sus habitantes, pero hay un orco que no está de acuerdo.

Durotan (Tony Kebbell), el jefe del clan Lobo Gélido, recuerda una época más sencilla y más noble, anterior al liderazgo de Gul'dan. A pesar de no sentirse cómodo con la decisión de Gul'dan, el jefe Durotan, su esposa Draka (Anna Galvin), su lugarteniente Orgrim (Rob Kasinsky) y todo el clan Lobo Gélido se unen al éxodo en masa a través del Portal Oscuro hacia Azeroth. Temen a la magia negra que les permite pasar, pero no tienen elección si quieren sobrevivir.

Una vez en Azeroth, Durotan empieza a preguntarse si no hay una forma menos brutal de asentarse en el nuevo mundo. No es el único en pensarlo: la guerrera Garona (Paula Patton), medio humana y medio orca, forma parte de ambos mundos, pero no pertenece a ninguno. ¿Hacia dónde acabará inclinándose su lealtad, hacia la tribu que la esclavizó o el enemigo que la ha liberado?

Con la apertura del Portal Oscuro y el choque de los dos grandes ejércitos, uno se enfrentará a la destrucción inminente, y el otro, a la extinción eterna. Ante la oscura sombra que amenaza con aniquilar a ambos pueblos, dos héroes enfrentados, Lothar y Durotan, se preguntarán si la guerra es la única solución.

La expectación por la adaptación del videojuego a la gran pantalla es enorme pese a las malas crítias que ya ha recibido en EEUU que ha podido verla, la tachan de cursi, de ser poco convincente e incluso de parecerse a un anuncio de un juego de iphone.