Xbox One nos permitirá compartir juegos digitales

Más detalles sobre compartir juegos digitales y las posibilidades de Xbox Live Gold en Xbox One de la mano de Marc Whitten.

Tras recular en lo que respecta a las estrictas políticas que Microsoft haría realidad junto a Xbox One, además de también escuchar en otros aspectos al público, como en el tema de la desaparición de los Microsoft Points o la posibilidad de subir actualizaciones a Xbox Live sin necesidad de pasar por caja, empezamos a ver un futuro más claro de los planes de los de Redmond para la nueva generación.

Según las últimas novedades que ha compartido Marc Whitten, CPO de Microsoft, con Xbox One cualquiera en una casa podrá compartir juegos digitales con otras personas, convirtiéndose así la consola en una suerte de centro multimedia repleto de títulos que todos los miembros de un hogar (suponemos que entendiendo esto como los perfiles registrados en la consola) han ido adquiriendo, de tal manera que todos esos usuarios podrán acceder libremente a dicho catálogo, pese a que no todos los juegos que lo conforman hayan sido comprados por ellos. Vaya, como si de un juego físico de toda la vida se tratase.

Aun así, hay alguna que otra diferencia. Por ejemplo, si compramos un juego en una Xbox One pero nos vamos a casa de un amigo y queremos jugar a dicho título, podremos importar nuestro perfil y descargarnos el juego, que inmediatamente estará disponible para el resto de usuarios de la consola de turno mientras estemos conectados. Y aquí llega lo curioso del tema, y es que nuestro perfil seguirá también disponible en la primera consola, por lo que también se aplicará la política de compartir juegos en ella sin molestar a la otra Xbox One. Vaya, que temporalmente tendremos el juego en dos consolas diferentes.

Algo similar parece que ocurrirá con los beneficios de ser miembro del servicio de pago de Xbox Live Gold, tal y como se adelantó durante el E3 2013 en lo que responde al nombre de Home Gold. Abierto a ser configurado en profundidad, si un perfil posee la cuenta Gold en Xbox One puede extender sus servicios al resto de jugadores, incluyendo el jugar online, hablar por Skype o navegar por Internet Explorer.

Parece que Microsoft se está tomando muy en serio el darle sentido al nombre de Xbox One en todas las interpretaciones posibles, aunque no deja de ser sospechoso el cambio radical que estamos viendo en lo que respecta a las políticas de la sucesora de Xbox 360, ¿no creéis? Veremos si se nos dan más detalles al respecto durante la Gamescom 2013, que está a la vuelta de la esquina.

Lecturas recomendadas