Imagen de perfil de Vanessa Carrera
La opinión de
Vanessa Carrera

¡Cómo hemos cambiado!

imagen por defecto contenido opinión

Atrás quedó la imagen negativa de los videojuegos (aunque todavía hay algunos prejuicios por superar) y ya pasó la época de los jugadores, por supuesto siempre hombres, vistos como “frikis” , seres aislados del mundo, insociables y raros. Ahora la consola se hace un hueco en los salones de todo tipo de casas, y quién más o quién menos, se acerca a ella para convertirse una noche en el rey del micrófono con SingStar o para sentir el furor de la victoria tras un partido de fútbol en FIFA 2010.

Atrás quedaron los Spectrum, el mundo de los videojuegos entendido SÓLO como consolas en las que se puede jugar a los comecocos. Hoy, estos aparatos podemos navegar por Internet, ver películas, hacernos fotos... y, jugar. Pero incluso el hecho de jugar, ha cambiado.

Si antes jugábamos sentados, ahora lo hacemos de pie y moviéndonos más que nunca. Si hace unos años solíamos jugar solos, ahora nos gusta jugar con ¡cuanta más gente mejor! Si hasta hoy manejábamos un personaje, en este momento ¡nosotros podemos ser el protagonista de la aventura! Si al principio necesitábamos un mando para controlar las partidas, muy pronto podremos hacerlo sin nada en las manos.

¿No me digas que esto no está cambiando? ¿Qué aquí no está pasando algo? Yo, por si acaso, me iría preparando para cualquier cosa. Sí, sí, que cualquier día te encuentras a tu abuela en la pantalla de la tele, moviéndose como una loca, con las gafas 3D puestas jugando a...

Bromas a parte, la verdad es que estoy contenta. Estoy expectante. Estoy orgullosa de que los videojuegos me aporten cosas nuevas cada día. Sólo me preocupa que con tanto avance, y tan rápido, llegue un momento en el que ya nada me sorprenda. O que con toda esta parafernalia nos olvidemos de cómo empezó todo, con un juego sencillo. Por ahora, estoy tranquila. Ese momento todavía no me ha llegado: Move me ha soprendido; la 3DS me parece alucinante. 

Lecturas recomendadas