Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

E3 2012: Nintendo no logra con Wii U el mismo impacto que con Wii

imagen por defecto contenido opinión

<p>Hace 6 años <b>Wii</b> nos dejó a todos alucinados. La experiencia que propone <b>Wii U</b> sigue sin estar clara pese al esfuerzo de <b>Nintendo</b> de mostrar sus posibilidades.</p> <p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p>

Hace 6 años Wii nos dejó a todos alucinados. La experiencia que propone Wii U sigue sin estar clara pese al esfuerzo de Nintendo de mostrar sus posibilidades.

Yo estuve en aquel E3, el de la presentación en público de Wii, y no olvido el impacto que me causó la consola. Aún tengo en mente las imágenes de mi primera partida de tenis con Juan Carlos García. No quiero resultar oportunista (o sí…) pero en aquel momento estaba convencido de que la consola sería un éxito, y no me equivoqué.

Durante estos 6 años Wii, junto a DS y 3DS, han revolucionado el sector, llegando a un público virgen y obligando a Sony y a Microsoft a reaccionar lanzando sus alternativas de detección de movimiento. Y aún así Wii ha sido la consola de sobremesa más vendida de esta generación con diferencia.

Por esa razón la llegada de Wii U había creado grandes expectativas, pero el impacto que ha causado en la conferencia de Nintendo queda lejos de aquel que se logró en el E3 de 2006 con Wii. Cuidado, no digo que Wii U no acabe convirtiéndose en una experiencia maravillosa (con Nintendo de por medio, todo es posible) pero de momento no se ve así.

Una poderosa razón para ello es que Nintendo ha recurrido a sagas clásicas (pero sin el calado de un Zelda o un Mario de los "potentes"), como Pikmin o New Super Mario, para su demostración. Ni siquiera el simpático inicio con el gran Miyamoto y Pikmin 3 han conseguido el efecto de otros años. La cuestión es que la atractiva idea de disponer de un mando con pantalla (y acelerómetro, giroscopio, vibración, cámara, micrófono…) no se ha traducido –al menos en los juegos que se han presentado- en experiencias realmente innovadoras, y en la mayoría de los casos se limitan a mostrar mapas o menús desde los que interactuar (vamos, lo mismo que hasta ahora hacíamos accediendo a ellos en la pantalla de la tele).

Y en algunos casos, como Wii Fit U o Sing, el uso del mando resulta hasta forzado, casi estorba más que ayudar.

Tampoco el catálogo de juegos de otras compañías ha ayudado en este sentido, puesto que en la mayoría de los casos se trata de títulos que llevan ya meses en otras consolas aunque se les haya añadido algún subtítulo (Mass Effect 3, Tekken Tag Tournament 2, Batman Arkham City Armored Edition, Trine 2…) y otros ya anunciados en otras conferencias, como Assassin´s Creed III o Aliens Colonial Marines.

Es cierto que también hemos visto juegos nuevos con una pinta excelente, como Zombi U, de Ubisoft (que sigue ganándose a pulso el título de "compañía del E3 2012"), que además de su gran aspecto mostró opciones más interesantes del mando, como una función de scanner o la cámara para cambiar los rostros, y el divertido Lego City Undercover, también con una interacción con el mando aplicada a la investigación muy atractiva.

También hubo tiempo para ligar las experiencias a las redes sociales y prometernos un mundo interconectado, algo en lo que parecen haberse puesto de acuerdo las tres grandes.

Nintendo 3DS no parece que vaya a tener, sin embargo, ningún problema en su buena trayectoria, gracias a grandes títulos de Nintendo como New Super Mario 2, Paper Mario o Luigi´s Mansion y al incondicional apoyo del resto de compañías con joyas tan esperadas como Epic Mickey, Kingdom Hearts 3D y Castlevania Lords of Shadow de los españoles Mercury Steam.

El final se reservó para NintendoLand, una propuesta totalmente orientada al multijugador, en forma de parque temático con sagas clásicas de Nintendo como atracciones, que resumía el slogan de la compañía para este E3, Together Better.

En fin, supongo que todos le ponemos el listón muy alto a Nintendo –se lo han ganado con creces- y por eso queda esa extraña sensación de desconcierto (que en alguna otra ocasión hemos tenido, como con Wii Music) con el mensaje implícito de “esperábamos más”. Ahora bien, el mando de Wii U está diseñado para todo tipo de experiencias y con mentes tan creativas como las que trabajan en Nintendo hay que esperar siempre lo mejor. La consola sale en navidades. Ese será su verdadero examen.

Lecturas recomendadas