Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

El fenómeno Animal Crossing New Leaf: ¡compártelo!

imagen por defecto contenido opinión

Últimamente me pasa que sueño con bayas, sueño también que puedo pagar la hipoteca al contado, sueño con hacer recados a los vecinos y sueño con pescar el tiburón más grande a pie de playa. Y yo nunca había soñado ese tipo de cosas (aunque lo de la hipoteca...). Pero es que también sueño con diseños de muebles y camisetas, con ordenanzas y proyectos municipales, sueño con un tren que va y viene a otros pueblos, con dar la bienvenida a las visitas y con extraños talando árboles y esquilmando mis frutas... Bueno, esto último es más bien una pesadilla.

Soñar con Animal Crossing ha sido un estímulo imprescindible para recuperar mi espíritu blogger, que estaba algo cascado ya antes del E3 y ahora quiero retomar con fuerza e ilusión. Y eso que mi primer acercamiento al juego fue poco menos que fugaz: trasladé un código de descarga de mi pantalla a la 3DS de uno de nuestros expertos colaboradores un mes antes de que saliera. Roberto, que es el alcalde de un bello pueblo que se llama Alchemia, al que cuida bien cada día -y cuenta entre los muebles de su casa-dúplex con diseños de la propia Aya Kyogoku-, se puso a tope con el juego y se trabajó la review. Su experiencia fue definitiva para que, solo unos días más tarde, yo creara "mi" Boletus.

Ahora, una de las primeras cosas que hago cada día es visitar mi pueblo. Me gusta dejarme llevar por su ritmo de vida, pausado y fluido, sin objetivos ni exigencias. La identificación es inmediata, con el protagonista y con los vecinos, con el pueblo en sí, al que consideras tuyo desde el primer momento. Doy una vuelta, cazo, pesco, charlo con los vecinos, quito los hierbajos que hayan crecido, desentierro algún fósil y luego lo convierto todo en bayas en Reciclajes Bártulos para hacer shopping en todas las tiendas. A decir verdad me he convertido en un ‘hardcore’ de Animal Crossing (aunque no encaje lo de hardcore y Animal Crossing en la misma frase), y al mismo tiempo estoy descubriendo que existe una prolífica comunidad que ha saltado de sus pueblos de 3DS a las redes sociales. Digo más: Nintendo ha hecho posible tuitear, postear en facebook o llevar a tumblr cualquier imagen que saquemos en el juego. Hace poco me sorprendía el hashtag #postureoAnimalCrossing como trending Topic nacional. Creada la necesidad (casi 200.000 personas cuentan sus aventuras en AC a través de las redes sociales) y satisfecha a toda velocidad: bastan unos sencillos pasos para subir tu foto de inmediato a las redes sociales.

La comunidad de ACNL también tiene un espacio importante en la Revista Oficial. Desde el pasado número, el 250, incluimos 4 páginas con vuestras aportaciones (códigos de la casa del sueño, diseños QR, experiencias como alcaldes, tuits... ¡la convivencia entre los miembros de la redacción!) y otras 4 dedicadas a ayudaros a vivir al máximo ACNL: trucos, preguntas frecuentes, listas de animales... ¡Admitimos sugerencias, consultas, lo que queráis (revistaoficialnintendo@axelspringer.es)! En Animal Crossing la experiencia no es completa si no la compartís, si no abrís las puertas de vuestro pueblo o vais de visita: es divertido, enriquece, inspira y te llenará la bolsa de bayas. Las cosas que “importes” de otros pueblos serán “bienvenidas” con mayor valor en bayas, puedes chatear con usuarios de otros pueblos (siempre que tengas su código amigo) y visitar casas del sueño de otros alcaldes (con su código correspondiente). Irte lejos (por Internet) o cerca (comunicación inalámbrica). Y junto a ellos puedes zarpar a isla paraíso para disfrutar de minijuegos únicos. De lo mejor la cancioncilla que ameniza el viaje a la isla: riéte de Francisco en canción ligera...

Hace no mucho tiempo, Nintendo repartió unos premios “informales” a los mejores pueblos/alcaldes entre la prensa especializada. Fue un encuentro muy agradable, con trofeos tan originales como el “Carlos III” al mejor alcalde, y además en un sitio privilegiado: una de las azoteas más bonitas del centro de Madrid. Pero, yendo al grano, lo más divertido fue ver la cara de concentración de los periodistas mientras hacían incursiones inalámbricas entre los diferentes pueblos para “rapiñar” todo lo posible (en el caso de alguno, soltar el hacha más de lo debido...). Esta foto lo muestra con claridad. Y del paisaje, ni preocuparse.

Lo único que echo en falta en Animal Crossing son los coches. Bueno, y poder diseñar una casa con tu garaje. Es cierto, me he dejado llevar por mi pasión por el motor, pero no digáis que no molaría recorrer tu ciudad en un descapotable: ¡debería poder ser un proyecto municipal!

Lecturas recomendadas