Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

Juegos que me impresionaron

imagen por defecto contenido opinión

Hace un tiempo os conté cuáles fueron los juegos que más me habían obsesionado y, aunque creo que podría ampliar esa lista, ha llegado el momento de cumplir mi promesa y presentaros otros 10 títulos que han sido importantes en mi vida. Esta vez, los que más me han sorprendido… Para bien, claro. 

Desgraciadamente, sigo tan indecisa como en aquella primera lista que compartí con vosotros. Todos los días pienso en subirla al blog... y todos los días me arrepiento y cambio un par de juegos... Creo que al final voy a tirar por los que se me vienen a la cabeza, así, casi sin pensar, porque como le siga dando vueltas... Me encantaría que me ayudéis y me refresquéis la memoria, porque estoy segura de que me estoy dejando muchas cosas buenas.

¿A quién se le ocurriría esto de los Top Ten? 

1- Dokey Kong Country (Super NES-1994)

Una auténtica pasada. Alucinante. Parecía increíble que una máquina de 16 bits pudiera ofrecer un juego como ése. Me dejó con la boca abierta. Además, siempre me han gustado los plataformas...

 

2- Ridge Racer (PlayStation-1995).

Madre mía. Cuando sacamos la Play (japonesa, claro) de la caja y metimos Ridge Racer... Flipamos. Tened en cuenta los juegos de carreras que había Super Nintendo y Megadrive. Ridge Racer me hizo sentir que PlayStation era un salto real de generación. No he tenido una sensación de evolución tan fuerte ni con PS2 ni con PS3. 

3- Virtua Cop (Saturn-1995)

Soy una apasionada de los juegos de pistola y me dejé mis buenos cuartos ya en la recreativa Operation Wolf. Aunque jugué a todos los juegos de pistola de la era 16 bits (y hasta al de patos de la NES), no disfruté de verdad hasta la llegada de Virtua Cop. Reconozco que me gustó más Time Crisis, pero Virtua Cop disparó primero.  

 

4- Soul Blade (PlayStation-1996).

Los juegos de lucha de la anterior generación eran 2D, a base de sprites o como mucho digitalizaciones. Ver de repente Soul Blade... Escenarios 3D, brillantes armaduras, espadas, personajes animados de lujo... Tanto o más me sorprendió Toshinden: ¡podíamos movernos alrededor del rival!

 

5- Resident Evil (PlayStation-1996).

Nos llegó a redacción casi de tapadillo, sin hacer mucho ruido. No teníamos ni una imagen que echarnos a la página de la revista para que quedara bonito... pero qué pasada. De hecho, aunque Resident Evil 2 era gráficamente más impactante (entraban en juego los escenario pre-renderizados), no me impresionó tanto como el original... ¡Ni me dio tanto miedo!

6- Tom Raider (Saturn- 1996)

Meses antes de su lanzamiento vinieron de Core a enseñárnoslo a redacción. No recuerdo quién me lo presentó, pero recuerdo perfectamente que me alucinó. Entonces no había juegos que nos dejaran movernos libremente por entornos 3D, que incluso tenían altura. En esa versión alpha que tuve el privilegio de jugar, Lara Croft tenía poderes y la vi levitar. Finalmente los poderes se eliminaron en aras de un mayor realismo. La sensación que tuve con este juego fue realmente impactante. Y sí, lo jugué en Saturn porque fue la primera versión que llegó a mis manos. Lo distribuía SEGA...

 

7- Super Mario 64 (Nintendo 64-1997).

Sentí algo parecido a Tomb Raider: sensación de libertdad 3D real. Pero más ágil, más fácil, más simpático. Parece increíble que un juego tan básico (por el tema de texturas, colores...) resultara tan espectacular, atractivo y brillante en todos los sentidos. Lo más meritorio es que se logró transmitir toda la magia y frescura del plataformas original a las 3D sin que perdiera nada de diversión. Y no es fácil "reinventar" una fórmula clásica y que funcione.

 


8- Driver (PlayStation-1998)

Una auténtica pasada poder pilotar libremente y en 3D por una ciudad abierta, con tráfico, peatones... Os recuerdo que los GTA de la época eran en perspectiva cenital...

 


9- Silent Hill (PlayStation-1999)

Me había avisado mi compañero Alberto (que sabe un rato y se lo juega todo el cualquier idioma) de que me iba a sorprender. ¡Y vaya si me sorprendió! Nunca había pasado tanto miedo con un juego. Estaba una noche jugando en casa sola y no veas que follón de luces monté para ir al baño... ¡Menos mal que no había sonido 5.1! Ningún otro Silent Hill ha logrado transmitirme la misma sensación (ni ha tenido puzzles tan inteligentes). Y nunca he pasado tanto miedo con un juego. 

10- GTA Chinatown Wars (DS-2009)

Me pareció increíble que la DS moviera un juego así, que fuera tan brillante y fluido y tan divertido (o incluso más en ciertos aspectos) que los GTA de las consolas "grandes". El de PSP es una pasada, pero salió después. Además, ya había visto cosas muy, muy impresionantes en PSP.

11- Assassin's Creed (PS3-2007).

Sería por la originalísima ambientanción, por la suavidad de movimientos de Altair o, simplemente, porque fue el primer juego en acercarnos realmente al potencia de PS3, el primer  Assassin's Creed me provocó una gran impresión. Más que el segundo. Curiosamente, en el caso de Uncharted fue al revés...

¡Vaya! Me he ido a 11. ¡Y todos los que me quedan en el tintero! Está claro que las matemáticas no son lo mío :-)

 

Lecturas recomendadas