Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

Miyamoto y PS Vita

imagen por defecto contenido opinión

Las declaraciones de Miyamoto cuestionando a PS Vita me sorprenden. No son habituales en Nintendo ni tan poco son propias del gran Shigeru.

Aunque es cierto que, echando la vista atrás, el bueno de Miyamoto lleva un año levantando polvaredas allá por donde habla. Comenzo el verano pasado, tras el E3, afirmando que será difícil que Wii U supere en capacidad técnica el actual nivel de PS3 y Xbox 360. Unas declaraciones que, según algunos analistas, provocaron un descenso en bolsa de las acciones de Nintendo y por tanto unos miles de dólares que se fueron por el retrete.

El pasado mes de diciembre se armó un buen revuelo cuando de nuevo Miyamoto sorprendió a propios y extraños dejando entrever que se retiraba, al menos de su puesto como gran responsable de la creación de juegos de Nintendo. La compañía japonesa tuvo que apresurarse a desmentir esa información, echándole la culpa al traductor, supongo que temiendo un nuevo terremoto bursátil.

Y ahora, en una entrevista concedida a la revista inglesa Edge, viene a decir que PS Vita no es un producto fuerte, a pesar de que reconoce su potencia técnica, y realizando una comparación con Nintendo 3DS deja bastante claro que el problema de la nueva portátil de Sony es su flagrante falta de grandes juegos.

No voy a ser yo quien discuta lo que puede o no decir Shigeru Miyamoto, faltaría más, a quien profeso una admiración ilimitada y del que guardo inmejorables sensaciones cada vez que he hablado con él o le he entrevistado. Pero de la misma forma también me siento con derecho a opinar sobre esas afirmaciones y, tras la mencionada sensación de sorpresa -porque no le recuerdo este tipo de críticas a la competencia-  me queda un regusto amargo. No sé, es como que no me encajan con él. Y más si se producen justo en este momento, por un lado cuando Nintendo acaba de anunciar unas cifras que no son precisamente para tirar cohetes. Y, por otro, después de que PS Vita ya lleva varios meses en las tiendas y sus ventas no están siendo buenas. Vamos, que desde mi humilde punto de vista, si quería opinar sobre PS Vita como producto podía haberlo hecho en el momento en el que salió en Japón, mejor que a toro pasado. A menos que hasta ahora nadie le hubiera preguntado...

Y por último me resulta algo artificial y aún menos propio de él ese alegato final de que no le importa lo que esté vendiendo PS Vita ni le asusta lo que pueda vender (no me resisto hacer el símil fútbolero, pero es que todo esto me recuerda a cuando los entrenadores se quejan de los árbitros solo cuando pierden, y si les preguntan sobre el rival afirman con poco convencimiento que no les interesa lo que hagan o dejen de hacer. Y esto vale para todos, que os ya estoy viendo...)

Sea como sea, yo prefiero seguir viendo al Miyamoto de siempre, al risueño, hablando entusiasmado de sus juegos o de las posibilidades de sus consolas. Y que quede claro que nada de esto cambia mi altísima valoración sobre su persona. Ante todo, el derecho a que cada uno diga lo que quiera, siempre que se haga con respeto y educación. Y en ese sentido, ni un solo pero que ponerle.

Lecturas recomendadas