Imagen de perfil de José Luis Sanz
La opinión de
José Luis Sanz

¿M.U.L.E. inspiró a Blizzard?

imagen por defecto contenido opinión

Hace unos días, a propósito de la beta multijugador de StarCraft II, leí una curiosidad de estas que asustarían al más friki de los hardcore carrozas (entre los que me encuentro). Venía a decir algo así como que "en StarCraft II, Blizzard había incluido una unidad robótica llamada MULE que se encargaba de recoger minerales y reparar edificios". Así, de primeras, no le di mucha importancia, pero espués caí en la anécdota y me pareció la leche. ¡¡Vamos!!, de esas cosas que sólo compañías como Blizzard son capaces de currarse.



M.U.L.E. es un juego que apareció en 1983 para Commodore 64 (aunque después tuvo otras muchas versiones) y, por vez primera, mezclaba estrategia y partidas multijugador en unos tiempos donde las palabras estrategia y multijugador eran tan desconocidas como Internet o correo electrónico. Efectivamente, M.U.L.E. es de esos títulos que, cuando se nombran en un círculo de retro-carrozas, provocan una especie de aullido colectivo y, a continuación, se produce un torrente de anécdotas al más puro estilo abuelo Cebolleta.

M.U.L.E. era una especie de gestor económico en el que, a base de comprar y vender recursos, teníamos que acogotar a las otras tres colonias contra las que luchábamos para proclamarnos vencedores. La nota curiosa es que el planeta en el que se celebraban estas batallas se llamaba Irata (Atari al revés) y las unidades encargadas de recolectar todos esos materiales, M.U.L.E. (en inglés, Multiple Use Labor Element), de ahí el homenaje de Blizzard a este juego ya clásico. ¡¡Por cierto!!, el multijugador consistía en que podíamos enfrentarnos en una misma partida a nuestro padre, a nuestra madre, a una abuela o al ordenador. Todos a la vez.

El éxito del juego no lo fue tanto por su número de ejemplares vendidos sino por la importancia que fue tomando con el paso de los años. Su planteamiento económico inspiró a cientos de juegos que han aparecido a lo largo de los años y su máximo exponente, la saga Sim City de Maxis, tiene mucho que deberle. Precisamente, Will Wright (creador de todo lo que lleve el nombre de Sim o Sims) nunca se olvidó de sus influencias en los primeros tiempos de los videojuegos y, en Spore, también incluyó un huevo de Pascua en homenaje a M.U.L.E.

En la actualidad, la cultura M.U.L.E. sigue muy activa y prueba de ello es el juego online gratuito que salió el pasado año llamado Planet M.U.L.E., los remakes que se han ido currando los nostálgicos o los remixes de muchos grupos musicales del tema principal que es, ya, un clásico entre los clásicos.

En España, el juego apareció gracias al trabajo de una de las distribuidoras míticas de la Edad de Oro del Software Español: Dro Soft. M.U.L.E. no vendió excesivas unidades pero la versión española cuenta con una curiosidad realmente llamativa: la música de carga del juego era obra de Aviador Dro, el famoso grupo de la Movida Madrileña que en aquellos primeros ochenta ya empezaba a despuntar.

Con todos los datos en la mano... ¿es posible que M.U.L.E. inspirara a Blizzard?

Lecturas recomendadas