Imagen de perfil de Urko Miguel
La opinión de
Urko Miguel

¿Somos unos retrógrados los gamers?

imagen por defecto contenido opinión

Estrella del norte se ha casado, uno de los integrantes de la patrulla X ha pasado por el altar, y la razón de que sea noticia es que se ha casado con el que ha sido su novio los últimos 5 años. Y esa es la razón por la que los periódicos y noticias de medio mundo han dedicado un importante hueco en sus respectivos medios.

Considero que lo más positivo de todo esto, sería que no hubiera noticia por un hecho que a día de hoy debería de ser algo nimio y visto como algo común, pero la realidad es diferente, y lo cierto es que la boda ha sido la protagonista de las últimas semanas en el universo Marvel.

Es de agradecer con el importante peso cultural que tienen los cómics en millones de jóvenes y aficionados de todas las edades, que Marvel no tenga problema ninguno en presentar a dos de sus personajes masculinos enamorados, lo que es una lastima (y esto ya no depende de ellos), es la más que probable censura que sufrirá el número de la boda en los países en los que la homosexualidad esta penada con la cárcel o incluso la muerte (aunque no lo parezca, aun hay 78 países donde la homosexualidad es ilegal…).

Dicha boda, abrió un debate en una cena que tuve con algunos de mis amigos. Yo que siempre he defendido la diversidad en todos los ámbitos de mi vida, imaginaba un juego con un personaje gay, a lo que uno de mis amigos opinaba que ese momento tardaría aun mucho en llegar, alegando que no se podía imaginar a la mayoría de los aficionados a los videojuegos empatizando con un personaje gay…

Es decir, podemos sentirnos identificados y cercanos a personajes alcohólicos y drogadictos como Max Payne, asesinos, policías corruptos, súper héroes, e incluso con hombres adictos a los anabolizantes que van matando zombis por cualquier lado, eso si, ¿siempre y cuando den muestras de su indudable heterosexualidad? Menuda tontería. Yo he disfrutado de grandes personajes y de grandes historias de amor en los videojuegos, pero sinceramente, me hubiera importado más bien poco que Tifa y Aeris fueran las enamoradas de FF VII, o que Nathan Drake mirara con deseo a su compañero Charlie Cutter. Vale cierto que a día de hoy se nos haría raro, pero por que las bases y personalidades de esos personajes que conocemos están ya establecidas, pero realmente, ¿nos echaríamos las manos a la cabeza si descubriéramos jugando a Beyond: Two Souls que la protagonista es lesbiana? Pues no se al resto, pero tanto me da que me da lo mismo, a mi personalmente, y doy gracias a ello.

Luego normal que llame la atención cuando una compañía como Bioware nos otorgue el libre albedrío de la sexualidad de nuestro personaje protagonista como pasa en la saga Mass Effect. Un acto de generosidad e inteligencia que hace que cada jugador pueda mantener el tipo de relación entre sus personajes (un punto muy importante de la saga) como prefiera. Relaciones heterosexuales, homosexuales y estraterrestresuexuales entre los personajes sin ningún tipo de discriminación y con la misma seriedad y profundidad sea cual sea nuestra opción

Pese a ello, creo que en el mundo de los videojuegos aun hay mucho que hacer para tratar un tema natural con la naturalidad que merece. Estos pasitos pierden fuerza cuando luego ves la reacción lamentable de muchos gamers ante estos hechos. Como muestra, podéis ir a youtube y leer los muchos comentarios en un video donde se muestra una relación intima entre el gran comandante Shepard y su mano derecha Keidan Alenko. Luego nos quejaremos de que nos llaman retrógrados… Pero eso no es nada, no al menos comparado con lo que me sucedió el otro día. Estaba buscando una partida multijugador de Max Payne 3 con mi amigo Cokipum (que nadie se asuste, el chaval es enteramente heterosexual), y nada más entrar, ¡¡¡pummm!!! caigo a manos de un usuario de un clan llamado "Nazi". Me quedo perplejo, los insultos que acompañaron la partida (fue muy agradable poder conversar con ellos, pues casualmente eran españoles) se fueron repitiendo entre las risas de los miembros de tan simpático "grupo".

Por supuesto el emblema de dicho grupo era una lucida esvástica que alguno de sus miembros creó con gran mimo, y eso hizo que mi indignación aumentara muchos enteros. A pesar de que hicimos buena cuenta de ellos en la partida, me pique cual condón de peseta al no poder asumir a estos jugadores que crean odio en sus partidas, riendose del resto de jugadores, y ademas luciendo con orgullo una bandera por la que no deberían de sentir otra cosa que no fuera vergüenza.

Tras la partida, investigué a ese clan rival. Buenos resultados estadísticos, casi una treintena de miembros y una más que decente clasificación general, es decir, no era un clan que pasara desapercibido. Así pues ejercí mi derecho como usuario indignado y envié un reporte a Rockstar por el emblema y el lema de este clan. Ya no depende de mi, si no de Rockstar el hacer algo al respecto o no.

Se de sobra que no se puede generalizar, pero me llama la atención la de gente que se muestra y nos hace ver su indignación con comentarios homófobos en un video donde ven a uno de sus queridos personajes desvirtuado (según ellos claro) por besarse con otro hombre, y la nula reacción de otros usuarios en contra de un grupo de usuarios que además de reirse del resto, va alardeando de una bandera que atenta contra los derechos humanos no solo de gays y lesbianas, si no de toda persona diferente a ellos. ¿Es que la gente no sabe que los videojuegos gustan por igual a muchas personas diferentes, independientemente de su orientación, edad, raza etc? Parecerá mentira, pero incluso estos días de emoción por el E3 he tenido que leer comentarios negativos sobre Assassin's Creed III: Liberation por el hecho de estar protagonizado por una mujer… Sacré Bleu…

Rockstar posiblemente no tome cartas en el asunto (entonces comprobaré que los reportes sirven más bien de poco), y la finalidad de este articulo no es cambiar la forma de pensar de nadie, y menos de este tipo de personas (ni que yo fuera Gandhi oye), pero estaría bien que una compañía por la que me siento bastante cuidado como usuario, impida dentro de lo posible que nos tengamos que cruzar con este tipo de usuarios.

Por Estrella del Norte y por los que llegarán en un futuro, con gran cariño para Naiara, Alicia y Sandra.

Lecturas recomendadas