Imagen de perfil de Rubén Guzmán
La opinión de
Rubén Guzmán

Videojuegos inspirados en novelas (2 de 2)

¡Uahu! La verdad es que me ha sorprendido el número de mensajes recibidos reclamando la segunda (y última) entrada sobre juegos basados en novelas. Redondeando, han sido cero. ¡Yo esperaba al menos uno de amigo mío al que le mandé el enlace del primer post por mail! Estará liado, el hombre.

Vamos al tema. Ya sabéis: no valen juegos de pelis o series basadas a su vez en novelas, a no ser que me de la gana saltarme la norma. Adéntrate en este post bajo tu propia responsabilidad, es largo y estudios científicos demuestran que nadie va a leérselo entero. Un abrazo.

La Guerra de los Mundos

Parece mentira que la influyente obra literaria de H.G. Wells, uno de los papás de la ciencia-ficción a finales del siglo XIX y prólijo autor del género durante la primera mitad del siglo XX, haya tenido poco impacto directo en el mundo de los videojuegos (el indirecto ha sido enorme, como en toda la cultura popular). Pero al menos una de sus grandes obras, La Guerra de los Mundos (1898), sí se ha adaptado en varias ocasiones. Como estas:

The War of The Worlds (Arcade, 1982)

Creado para la compañía Cinematronics por el diseñador Tim Skelly, se trata de una recreativa de escasísimo éxito de la que apenas llegaron a fabricarse una decena de unidades. Pero vista hoy, su atractivo es innegable: gráficos vectoriales, trípodes muy bien animados y una mecánica “inspirada” en Space Invaders. Además, existe una versión “homebrew” de 2011 para Vectrex en formato cartucho, desarrollada por el programador George Pelonis. Esa es la que podéis ver en el vídeo.

Jeff Wayne’s The War of the Worlds

Pues con este título hay… ni más ni menos que tres videojuegos. Y en realidad, Jeff Wayne’s es el nombre de un disco inspirado en la novela, que mezcla narración y rock sinfónico, y que a su vez inspiró los tres juegos: una especie de aventura conversacional para Spectrum, un juego de estrategia para PC y PlayStation y un shooter en el que manejábamos una camioneta para PSOne. Toma ya.

The War of The Worlds (2011)


Desarrollada por Other Ocean Interactive para Xbox Live, esta aventura 2D era prometedora sobre el papel: inspirada directamente en la novela, nos ponía en la piel de Arthur Clarke (uy, una referencia), un londinense que intenta sobrevivir a la invasión marciana. El juego destaca por una cuidada y siniestra estética, además de por las animaciones de su prota, creadas con técnica rotoscópica que instantáneamente nos remite a clásicos como Prince of Persia. Yo no lo he jugado, pero casi todas los análisis coinciden en que la dificultad y un control muy impreciso se cargan el juego. Bueno, al menos nos queda una plasmación gráfica interesante de los escenarios de la novela.

Metro 2033 (2010)

Este juego de acción subjetiva, desarrollado por el estudio ucraniano 4A Game, se inspira en la novela del mismo título obra del escritor y periodista ruso Dmitri Glukhovsky, publicada en 2005… originalmente en Internet y completamente gratuita, aunque luego se editó en formato papel. En la Rusia postnuclear, la gente vive hacinada en túneles de metro y demás subterraneos, evitando un mundo exterior asolado por la radiación… y habitado por los Oscuros, mutantes que ahora dominan la superficie. En el papel del Artyum, tendremos que descubrir el secreto que ocultan algunos de estos seres. El juego llegó a PC y Xbox 360 en 2010, y ofrece acción subjetiva de calidad, una lograda ambientación que coquetea con el terror y fidelidad a la novela.

La segunda parte del juego, Metro Last Light, no se basa en la segunda novela, Metro 2034, si que es una historia nueva porque los chicos de 4A Game creían que la trama no era adecuada para un videojuego. No obstante, contaron con Glukhovsky, siempre abierto a que su obra se extienda en formatos multimedia, para crear el argumento. Ah, y gracias a @ijorgian comentarme el tema en Twitter.

Sherlock Holmes

En la anterior entrega del post comenté que Drácula era el personaje de ficción más famoso, pero eso es solo una verdad a medias, porque hay alguien que puede disputarle este título. Lo has adivinado, el detective creado por Sir Arthur Conan Doyle. Holmes ha protagonizado numerosísimos juegos, casí siempre aventuras gráficas. Así que solo voy a destacar el primer juego del personaje (o al menos creo que lo es) y después su serie de juegos más famosa.

Sherlock Holmes: Hakushaku Reijō Yūkai Jiken (1986)

La compañía nipona Towa Chiko creo esta curiosísima aventura que solo se lanzó en Japón para Famicom. La historia es inventada para la ocasión: para rescatar a un condesa secuestrada, Sherlock recorre diversos niveles 2D ambientados en Londres (las calles, las afueras, las cloacas…) librándose a patadas o a tiros de la gente que le sale al paso y superando algún que otro salto. Además, va consiguiendo sus objetos más típicos, cada uno con un uso diferente: por ejemplo, la pipa le cubre de humo y le hace invisible a sus enemigos. Una curiosidad con mucho encanto que, además, podría ser el primer juego de personaje. Yo no he encontrado otro anterior. Si tú lo has hecho, habla ahora o calla para siempre.

Las Aventuras de Sherlock Holmes

Toda una serie de 8 aventuras gráficas con las que la compañía francesa Frogwares ha creado su propia cosmología del detective, inspirándose en la obra de Conan Doyle pero con argumentos originales (también son responsables de algunas aventuras gráficas basadas en novelas de Verne, por cierto). Tanto el apartado técnico como el desarrollo han ido evolucionando en cada nueva entrega (la primera, El Misterio de la Momia, data de 2002), pero la esencia sigue siendo la investigación, la exploraciones de los escenarios, los diálogos con otros personajes y la resolución de puzles. Todos los juegos han salido para PC y algunos capítulos han llegado PlayStation 3, Wii, Xbox 360 y DS. Destaca Sherlock Holmes contra Jack El Destripador (2009, PC y Xbox 360), una de las diversas ficciones que han enfrentado al legendario detective con el misterioso asesino londinense. Por cierto, para este año está previsto el lanzamiento de una nueva entrega, Crimes & Punishments, para PS3, PS4, Xbox 360 y PC.

Don Quijote

Una de las dos aportaciones españolas a esta lista viene inspirada, como no, por la novela de Cervantes. Recojo dos juegos, uno muy famoso entre los viejunos como yo, y otro que es una auténtica frikada que casi nada tiene que ver con la novela.

Don Quijote (1987)

 
 

Un juego mítico para aquellos que comenzamos a jugar en las máquinas de 8 bits. Aunque en la carátula se indicaba que estaba basado en la serie de animación “Don Quijote de la Mancha” que TVE emitió en 1979, esta aventura de Dinamic está igualmente inspirada en los personajes de la novela, y nos presenta como objetivo conseguir el amor de nuestra adorada Dulcinea. Era una aventura conversacional de las típicas en la época: leíamos las descripciones de los escenarios (que se mostraban en simples pero bonitos gráficos) y usábamos sencillas órdenes de texto para interactuar con ellos (del tipo “poner armadura” y cosas así). Fue un gran éxito de ventas en España, y el primer título del sello AD (Aventuras Dinamic) que continuó con juegos como Megacorp o La Guerra de las Vajillas. De hecho, Don Quijote puso de moda el género en nuestro país.

Super Don Quixote (1984)

Solo un año después de que Cinematronics lanzara su recreativa de Dragon´s Lair, la compañía japonesa Aruze creo otra con tecnología láserdics que copiaba su jugabilidad: básicamente era una peli de animación con momentos interactivos en lo que había que pulsar el botón o dirección que se indicaba en pantalla (pues sí, amigos, los Quick Time Events no los inventó God of War, es más, tampoco Shenmue). El caso es que el prota es una especie de caballero de nombre Don al que acompaña un ayudante bajito y rechoncho llamado Sancho. Se enfrenta a un gigante en un molino, sí, pero también a una bruja que recuerda a Maléfica (la de “La Bella Durmiente” de Disney) y a sus secuaces sobrenaturales. Vamos, que los chavales de Aruze fans, lo que es fans de la novela original, no parecen.

Dragonlance

Los libros de Dragonlance fueron tremedamente populares en los 80 y los 90. Esta saga de espada y brujería, creada por Laura y Tracy Hickman y expandida después por el propia Tracy y Margaret Weis (entre otros muchos autores), nace de las partidas que sus creadoras disfrutaban al juego de rol Dungeons & Dragons. En ellas se inspiraron para escribir sus novelas, que editó la misma editorial del juego de rol (TSR) y que comparten con él ambientación y criaturas, aunque la Dragonlance se ha escindido como cosmos de ficción aparte y ya van unas 200 novelas ambientadas en él. He aquí los juegos más destacados

La trilogía de U.S. Gold (1988-1992)

En los locos años en los que los ordenadores de 8 bits languidecían y los de 16 bits y el PC empezaban a hacerse con el mercado europeo, la compañía británica U.S. Gold lanzó tres juegos que recogen el argumento de la trilogía de novelas original, llamada en España “Crónicas de la Dragonlance, El Retorno de los Dragones”, y de varios de los módulos de rol relacionados. El primero videojuego fue el más famoso (para mi), Heroes of the Lance, un juego de rol que copiaba algunas de las mecánicas de los juegos de tablero y las trasladaba a un desarrollo 2D bastante curioso, con la gracia de que controlábamos a 8 miembros de la Compañía de la Lanza, cada uno con sus habilidades. Salió para toda máquina viviente de la época, incluyendo NES y Master System. La secuela, Dragons of Flame, se editó para las mismas máquinas excepto Master System, y se decantó más por la acción. Y la trilogía se cerró con Shadow Sorcerer, que cambió completamente de tercio: era un juego de estrategia por turnos, con perspectiva isométrica y en el que había que cuidar las relaciones entre los miembros del equipo. Olé ahí. Salió solo para Amiga, Atari y PC.

Dragonstrike (1990)

Programado por Westwood Associates para Amiga, Commodore 64 y PC, este juego nos convirtió en un caballero de Solamnia que volaba a lomos de un dragón. Era un juego de disparos en vista subjetiva y escenarios de gráficos 3D. No sé qué tal de calidad, pero menuda idea loca para su época. En 1992 salió una versión para NES que no tenía nada que ver: manejábamos al dragón desde una prespectiva cenital y se parecía más al típico matamarcianos, aunque el scroll no era automático y explorábamos escenarios abiertos.

La trilogía de rol de SSI (1990-1992)

Champions of Krynn, Death Knights of Krynn y The Dark Queen of Krynn no están basados en las novelas, pero sí se ambientan en su universo y nos permiten crear nuestro propio personaje. Los tres salieron para PC y Amiga, además de que alguna entrega llego a ordenadores más pintorescos como el Apple II y tal. Es lo más puramente rolero que se ha hecho de la saga, con mucho texto por leer y estadísticas a tutiplén.

NOTA: el apartado de la Dragonlance ha sido realizado con la colaboración de un experto en la saga que ha preferido mantenerse en el anonimato.

La Abadía del Crimen (Opera Soft, 1987)


De este no me extiendo mucho, que es muy famoso y esto va a quedar más largo que un día sin pan. Unas de las obras cumbre del software español. Paco Menéndez y Juan Delcán, crearon para Opera Soft una maravillosa adaptación de la novela de Umberto Eco “El Nombre de la Rosa” que llegó a Amstrad CPC, MSX, Spectrum y PC. Aunque negociaron con el propio Eco la licencia oficial, no la consiguieron, y decidieron llamar al juego La Abadía del Crimen, uno de los títulos que el escritor italiano había barajado para novela. Es un juego único, en el que en el papel Guillermo de Occam investigamos el misterio de los asesinatos en la abadía. Se desarrolla en perspectiva isométrica, y debemos cuidar de seguir las reglas y los horarios a los que están sometidos los monjes a la vez que avanzamos, a veces en secreto, con la investigación. Lo demás, como se suele decir, es historia.

Juegos inspirados en novelas de Agatha Christie

¿Qué puedo decir de la escritora inglesa? Pues que no he leído ningún libro de ella, no me gusta el género, la verdad. Pero vamos a ver: el impacto de la obra de esta señora en la cultura popular del siglo XX es igualado por pocos escritores. Si no has leídos sus libros, has visto adaptaciones al cine o a la tele seguro. Respecto a los juegos, ha habido cienes, pero los más populares son la saga de aventuras gráficas de AWE Games y The Adventure Company. Lanzados entre 2005 y 2007 para PC, adaptan tres de las más populares obras de la autora: And Then There Were None (Los 10 Negritos), Murder On the Orient Express (Asesinato en el Orient Express) y Evil Ander the Sun (Maldad bajo el Sol), estas dos últimas protagonizadas por Hercules Poirot, el excéntrico detective belga. Además, salió una cuarta entrega para DS: The A.B.C. Murders, novela titulada aquí El Misterio de la Guía de Ferrocarriles. Todos recibieron críticas decentes.

El Señor de los Anillos

Aunque la práctica totalidad de los juegos de El Señor de los Anillos publicados tras el estreno de la peli de Peter Jackson se inspiran en la estética de la misma, antes ya hubo algunos títulos que bebieron directamente de la obra literaria de Tolkien. Helos aquí.

The Hobbit (1982)

  

Melbourne House fue la primera compañía de videojuegos que compró los derechos de las novelas. Y su primera obra fue la más recordada: The Hobbit era una aventura conversacional programada por Beam Software para ordenadores de 8 bits, que seguía el argumento del libro y que aquí llegó en inglés. Yo no lo jugué, pero muchos usuarios de la época guardan un gran recuerdo de la aventura porque incluía técnicas de programación bastante avanzadas. Por ejemplo, había personajes que actuaban al margen del jugador, objetos con su propia física que, por lo tanto, podíamos usar de unas maneras y no de otras… Y el resultado era que el juego se podía acabar de por diferentes caminos.

Posteriormente, Beam Software programó tres aventuras conversacionales inspiradas en El Señor de los Anillos: The Fellowship of the Ring (1986), The Shadows of Mordor (1987) y The Crack of Doom (1990), pero la crítica y el público las recibieron con bastante más frialdad.

War in The Middle-Earth (1987)

 

Programado y editado por Melbourne House para Spectrum, PC y ordenadores de 16 bits, fue el primer juego de estrategia basado en El Señor de los Anillos. Ofrecía una recreación completa de la Tierra Media por la que mover a nuestra unidades, y una vista cercana para contemplar con detalle las batallas cuando nos cruzábamos con unidades enemigas.

Shadowfax (1982)

Menudo juegazo. El mismo año que la aventura conversacional The Hobbit, llegó a las tiendas esta maravilla programada por Postern para Commodore 64, Spectrum y VIC-20. Tú eras Gandalf a caballo disparando contra infinitos Nazgul hasta que alguno te tocaba y morías. En un alarde de gestión de recursos, el sprite de Gandalf y el de los Nazgul era el mismo (el juego debía ocupar un K de memoria). Y ya. De hecho, me voy a permitir escribir la guía: “Cada vez que veas un Nazgul, colócate frente a él, dispara rápidamente y mueve hacia arriba o hacia abajo por si no se ha muerto (la detección de colisiones de tus disparos es lamentable)”.

El Señor de los Anillos de Interplay

Para PC se iba a lanzar una trilogía que abarcaría todo el libro, pero finalmente solo se lanzaron los dos primeros juegos, con lo que nos quedamos sin jugar los hechos de El Retorno del Rey. The Lord of The Rings Vol. I (1990) y The Lord of The Rings Vol. 2 (1991). Ambos se jugaban desde una perspectiva cenital y dirigíamos con el ratón a la compañía del Anillo por la Tierra Media, hablando con la gente, peleando y esas cosas. Las intros con imágenes estáticas tenían su encanto, podéis disfrutarlas en youtube. Eso sí, los usuarios de PC tuvieron más suerte que los de Super Nintendo. Interplay lanzó en 1991 un The Lord of The Rings Vol. 1, también una aventura de perspectiva cenital, pero esta vez de acción en tiempo real al estilo Zelda. Viendo vídeos a mi los gráficos me parecen aceptables y todo, pero el juego debía ser tirando a rollete y de los Vol. 2 y 3 nunca más se supo.

Los ESDLA de Sierra

Con las pelis ya petándolo en los cines y EA haciendo juegos inspirados en las mismas, Sierra vio el cielo abierto, porque tenía los derechos de los libros. En 2002 lanzó The Fellowship of The Ring para las máquinas de la generación PS2, una aventura de acción inspirada en la primera parte de El Señor de los Anillos. No era del todo mala, pero por aquella época EA se llevó el gato al agua con su beat’em up inspirado en las peli, y Sierra no llegó a publicar ni secuela. Eso sí, en 2003 si lanzó El Hobbit para las mismas máquinas, también inspirado en el libro, una aventura de acción estilo cartoon. Se estrelló de nuevo.

El Señor de los Anillos Online

¿Qué pensaría Tolkien si supiera que su obra ha inspirado un juego que se juega en una pantalla y en el que miles de jugadores recorren la Tierra Media que él imaginó, creando sus propios personajes e interactuando en ella? Ólvida esta pregunta. En 2007, el estudio de desarrollo Turbine lanzó el MMO de El Señor de los Anillos, subitulado Sombras de Angmar. Comenzó siendo un juego de cuota, pero su popularidad aumentó al pasarse al Free to Play. Actualmente goza de buena salud, ha gozado de cinco actualizaciones y nos permite crearnos y personaje y disfrutar de experiencia PvE y PvP en la época de El Señor de los Anillos (Turbine no dispone de los derechos de otras obras, como el Sylmarillion). Más informació, aquí.

No tengo boca y debo gritar (1995)

Este juego me los descubrió AtreidesXXI en un comentario del anterior post. La verdad es que yo no conocía tampoco el relato que lo inspira, del mismo título y publicado por el escritor y guionista de ciencia-ficción Harlan Ellison en 1967. En él se presenta a AM, una poderosa inteligencia artificial diseñada para la guerra que ha tomado conciencia de sí misma y masacrado a la humanidad. ¿Te suena? El caso es que Ellison demandó a los productores de Terminator por haber plagiado su obra, y consiguió que su nombre apareciera en los créditos de todas las ediciones posteriores de la película.

El juego para PC producido por Cyberdreams narra la tortura a la que AM somete a 5 humanos por pura y simple venganza contra nuestra especie, encerrados dentro de un búnker donde deben enfrentarse a su peores miedos una y otra vez, en una existencia inmortal. El juego es una aventura gráfica de desarrollo clásico “Point-and-clic” en el que cada uno de los cinco personajes ha de superar su escenario para encontrarse en un escenario final. Aunque la crítica señalo como defecto su alta dificultad, su historia y ambientación recibieron comentarios positivos. Como mínimo se trata de una propuesta muy original. Además, en la versión inglesa del juego el propio Harlan Ellison dobló a AM.

Epílogo

Estoy un poco exhausto, chicos. Esto me ha resultado lo más parecido que he hecho a trabajar en mucho tiempo, y la sensación no me ha gustado nada. Por lo tanto, como décimo apartado de este post, voy a mencionar una serie de títulos que quizá no entran en la pura definición de adaptaciones de novelas o historias ambientadas en sus universos, pero que tienen que ver. Blade Runner (1997, Westwood estudios, PC), era una aventura gráfica que narraba hechos paralelos a los de la peli, a través de la investigación de un Blade Runner llamado Ray McCoy; Bioshock tiene como reconocida fuente de inspiración “La Rebelión de Atlas”, nóvela de Ayn Rand publicada en 1957 (gracias a JorgeMaiden por indicármelo). De hecho, el nombre Andrew Ryan es un homenaje a la autora; por su parte, Franjart señaló en el anterior post las similitudes entre The Last of Us y "La Carretera" de Cormac McCarthy; y Sergirocknroll y otro lector anónimo me recordaron que, al hablar de Lovecraft, se me olvidó la aventura gráfica de Infogrames Prisoner of Ice, inspirada en parte en Las Montañas de la locura.

Y ya está. Tan solo cerrar el post diciendo que me dejo mil adaptaciones en el tintero, animaros a que las comentéis y recordar que, por muchas maneras de experimentar las narraciones que invente el ser humano, la literatura siempre estará ahí porque, en el fondo, es la más interactiva: nuestra imaginación da vida a los mundos del autor cuando los leemos (esta frase tiene copyright). Hala, a pasarlo bien. 

Lecturas recomendadas