Imagen de perfil de Esli
Análisis de Dark Souls
Esli

El acero se forja al fuego

Ha llegado
mi fin, fue lo segundo que pensé cuando sostuve Dark Souls en mis manos. Una
sombría reputación lo envolvía, haciéndome pensar que más que un juego era un
simulador de fracasos. Temía no estar a la altura, y lo di por imposible antes
de intentarlo a conciencia. Cuán equivocado estuve todo este tiempo, y cuán
orgulloso estoy ahora de poder decir que Dark Souls no fue mi fin, sino mi
comienzo. El despertar de un caballero tímido que acabaría sintiéndose
invencible.


Ha llegado
mi fin, fue lo segundo que pensé. Y lo primero, gracias. Una gratitud que ha
ido creciendo conforme descubría la joya con la que me obsequiaron mis buenos
amigos. Kiros, ivannovas, kayugh, luceid, y TORRmento, esta review va por
vosotros.

 

 

Atravesando
la niebla

El Reino de
Lordran es un lugar desolado, en el que aún se intuye algo de belleza en medio
de la decadencia. Su pasado y presente están rodeados de misterio y su futuro es
incierto. Igual que nosotros, porque nuestra aventura comienza en una sucia
celda, sin saber por qué estamos ahí ni qué hacer a continuación. Sin siquiera
tener claro cuánto importan realmente los motivos.

 

La introducción
nos habla sobre la Edad del Fuego, y los Dragones que la precedieron. También
nos habla de los seres que lo habitan, los No Muertos que, como el personaje al
que controlamos, padecen una extraña maldición… Tal vez sea nuestro destino
deshacerla. Tal vez seamos el elegido entre el resto de miserables. O tal vez
seamos otro don nadie. ¿Hasta dónde llegarás para averiguarlo?

 

Mientras
otros juegos giran en torno a su argumento, Dark Souls hace lo contrario. La
historia está ahí para el que la quiera, y si la buscas, la hallarás. Pero
aunque decidas conformarte con el mero contexto que el juego plantea, sin hacer
demasiadas preguntas, casi seguro comprobarás que su sutileza es más que suficiente
para fascinarte y cautivarte para siempre.

 

 

Un viaje
hacia el valor o la perdición

El mundo abierto
creado por From Software a priori parece estar diseñado para confundirnos, y
depende del camino que escojas es posible que acabes pensando que su objetivo
es el de atormentarte. Pero si exploras con cuidado, y si tienes a alguien a
quien consultar cuando te desorientes (thanks again, Kiros), te darás cuenta de
lo bien conectadas que están todas sus zonas, y de lo apasionante que puede
llegar a ser perderse en sus laberínticas fortalezas y frondosos bosques. Es
normal que durante el recorrido encuentres trampas, enemigos, y otros peligros
que te obstaculicen el paso, pero si la dificultad llega a ser desquiciante,
tal vez te hayas equivocado de camino y prefieras deshacer tus pasos hasta la
anterior hoguera.

 

Oh, benditas
hogueras. Casi podemos sentir su calidez cuando las encontramos, aliviados. Representan
un acogedor lugar en el que reposar, rellenar nuestros frascos de Estus (fluido
curativo), y canjear las almas de los enemigos a los que hemos derrotado. Y es
que las almas que dan título al juego son el equivalente a la experiencia
adquirida, y las podemos usar para reforzar los atributos de nuestro personaje
y para mejorar nuestro equipamiento. También sirven como moneda de cambio con
las que comprar objetos y magias a los mercaderes y demás NPCs. Este sistema le
confiere un aire místico al juego, y logra que le demos suma importancia a
nuestro progreso, ya que podemos perder las almas que hayamos acumulado en
cualquier momento, y ante cualquier enemigo.

 

 

Aprendiendo
de los errores

Como buen action-RPG,
lo que hace verdaderamente especial a Dark Souls son sus combates. Tal vez no
sean los más numerosos que puedas experimentar en un juego hoy en día, pero te aseguro que
sí serán los más intensos, exigentes, y gratificantes.

 

La
jugabilidad parte de unas premisas bastante sencillas: los gatillos L sirven
para usar lo que tengamos equipado en la mano izquierda (normalmente un
escudo), y los gatillos R para golpear con el arma que empuñe nuestra mano
derecha. Pero pronto nos damos cuenta de que aprovecharlo bien requiere práctica,
dando como resultado un control profundo, preciso, y exigente, pero que al
dominarlo te hace sentir dueño y Señor del pad.

 

Y mientras
la mayoría de juegos nos enseñan a atacar, lo primero que hace Dark Souls es
enseñarnos a defendernos. Y es una lección que imparte a base de palos, porque
caerás una y otra vez antes de poder erguirte. Y entonces, deberás estudiar a
tu enemigo para atacarle en el momento preciso, con cautela y determinación, cuando sea más vulnerable. Así, con mucho esmero, lograrás vencer con los dedos y la cabeza,
pero la verdadera clave es no rendirse jamás.

 

 

Un desafío
no imposible para cualquier no muerto

Los
jugadores que han osado adentrarse en Dark Souls unánimemente claman sobre su
elevada dificultad. Pero, ¿realmente es para tanto? ¿Es un juego apto para
todos los públicos? La verdad es que no lo sé con certeza. Pero sí puedo
asegurar que Montana tenía razón cuando en su review nos dijo que, para poder
disfrutarlo, lo primero que se debe hacer es no tenerle miedo. Además, en caso
de frustración aguda (y antes de perder la cordura) puedes considerar aprovechar
su peculiar multijugador online, mediante el cual es posible invocar a otros jugadores
para que te echen una mano. Yo preferí no hacerlo, porque me empeñé en superar
la aventura yo solo. Pero es bueno saber que existe esa posibilidad, en caso de
emergencia.

 

A fin de
cuentas, el mayor enemigo de Dark Souls podrías ser tú mismo. Tu habilidad (o
falta de la misma), tu paciencia (o falta de la misma), y los desafíos con los
que decidas torturarte a ti mismo, condicionarán cuánto disfrutarás o sufrirás
esta obra de arte.

 

Recibí
muchas provocaciones que ahora extiendo a cualquiera que esté leyendo estas
líneas, porque creo que a veces necesitamos un empujón para probar todo aquello
a lo que inicialmente no nos atrevemos. No lo olvides, el acero se forja al
fuego, y apurar los límites de lo que consideramos posible para nosotros
mismos, eso es lo que nos hace crecer. Si aceptas este desafío, tal vez me ames
y me odies por ello. Y no necesariamente en ese orden.

 

 

LO MEJOR: Su
maldita dificultad, cuando ésta nos impulsa a mejorar. Cada derrota cicatrizará
en tu alma gamer y te hará más fuerte. Y cada victoria te llevará hasta otro
enemigo aún más temible. Los desafíos se suceden mientras maduras como jugador
y descubres que superar Dark Souls en realidad no es tanto una cuestión de valor
sino, sobre todo, de honor.

 

LO PEOR: Su
maldita dificultad, cuando ésta nos desanima o confunde. Es un juego que no
tiene piedad y que puede llegar a provocar una frustración abrumadora en los
jugadores menos experimentados.

 

 

Gráficos:
8  – El diseño artístico está marcado por
un sobrecogedor contraste entre luz y sombras. Cuando alcanzamos un punto
elevado, podemos contemplar cómo la luz del atardecer se filtra a través de las
nubes, y cuando descendemos nos podemos ver envueltos en la más profunda
oscuridad. La variedad de enemigos, fruto de la imaginación más talentosa y
retorcida, también te pondrá los pelos de punta. Algunos fallos técnicos puntuales
lo separan de la perfección, pero no suponen impedimento alguno para que quedes
maravillado.

 

Sonido: 9 – Las
melodías son épicas y trágicas, según convenga. Los impactos del acero y el
sonido de nuestros pasos ayudarán a que nos sumerjamos de lleno en la aventura.
Pero el verdadero rey del apartado sonoro es el solemne silencio que nos
acompaña durante la mayor parte del viaje.

 

Duración: 10
– Mi primer run me ha llevado 61 horas, pero podrían ser más o menos en
función de cuánto te pierdas, cuántos de sus muchísimos secretos te propongas
descubrir, y cuántos reintentos necesites para derrotar a cada uno de sus
complicados bosses. Además, al acabar es muy posible que desees repetir… como
es mi caso.

 

Concepto: 10
– Su nivel de dificultad y su minimalismo argumental sugieren cierto
romanticismo hacia lo old school, pero además se percibe un grado de exigencia
adicional, para jugadores verdaderamente valientes. Un valioso ejemplar de
pureza jugable que nadie se debería perder.

 

Diversión:
10 – Algunos severos impactos en el escudo lograrán hacerte sentir
insignificante. Pero las estocadas que derriben a tus adversarios te
identificarán como héroe. La miseria que precede a la conquista es el precio a
pagar para disfrutar de la más gratificante de las recompensas: el triunfo.

 

 

TOTAL:  47 sobre 50 -> que equivale a -> 94

 

 

- Esli - esli.mm@gmail.com

 

 

------------------------------------------- 

ANEXO
Enlaces de interés:

 

Nuestro
compañero y amigo ivannovas se está currando un completo vídeo-recorrido del
juego. Le podéis seguir aquí:

http://www.youtube.com/user/ivannovas10

 

Algunas de
mis otras reviews:

- Final
Fantasy VII –

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/el-s-ptimo-cielo-32383

- Final
Fantasy VIII –

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/no-quiero-que-hablen-de-mi-en-pasado-37033

- Metroid Prime Trilogy –

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/mi-estrella-36309

- Borderlands 2 -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/no-hay-descanso-para-malvados-44219

- Shadow of the Colossus –

www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/valor-astucia-y-perseverancia-33769

- Portal 2 -

www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/piensa-en-portales-una-vez-y-para-siempre-28043

- Limbo -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/el-ni-o-y-el-bosque-gris-32929

 

ANEXO 2 -
Sobre mis Reviews:

- Parto de
la premisa de que ya has leído Reviews de la prensa especializada. Por eso no
profundizo en todos los detalles, sólo intento transmitir las sensaciones que
he tenido como usuario.

- No pretendo
ser totalmente objetivo, sino expresar de manera clara cuánto me gusta (o
disgusta) un juego.

- ¿Por qué
escribo Reviews? Como todos vosotros, me apasionan los videojuegos y me gusta
describir lo que he experimentado al jugar cada uno de los que pasan por mis
manos. Creo que parte de la diversión reside en poder compartir nuestra opinión
con los demás.

94

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Dark Souls Prepare to Die en PC

    Cuando hace casi un año hicimos el análisis de Dark Souls para PS3 y 360 nadie podría imaginarse que acabaría dando el salto a PC. Más que nada porque estamos ante lo que podría considerarse como un juego 100% consolero, japo, de esos que tienen su justificación en el terreno de PS3 o 360 y nada más. Pero por esas casualidades de la vida, a alguien (un fan) le dió por empezar a recoger firmas para conseguir una versión para PC de Dark Souls y Namco accedió. Sí, sí, accedió. Increíble, máxime cuando la que es considerada como primera parte de este juego, Demon's Soul, no es conocida precisamente por

    Hobby

    87

    Muy bueno

    Lo mejor

    El juego en sí, las más de 100 horas que dura y sus modos cooperativos y PVP.

    Lo peor

    El port es auténticamente desastroso y da grima verlo en PC.

    Análisis no-muerto de Dark Souls

    Hace poco más de dos años, en el E3 2008, From Software presentó un enorme logotipo  donde se podían leer las palabras Project Dark. Poco o nada se sabía de este anuncio, sólo que los encargados que estaban detrás de este misterioso nombre en clave eran el mismo equipo que trabajó en Demon’s Souls, juego que resultó ser un éxito en ventas, superando las expectativas iniciales tanto de Sony como de la propia desarrolladora. No hubo tiempo para muchas preguntas, un pequeño tráiler despejó de un plumazo todas las incógnitas, Demon’s Souls ya tenía sucesor. Muchos meses tuvieron que pasar para conocer más detalles del título; sus primeros conceptos y bocetos,

    Hobby

    94

    Excelente

    Lo mejor

    Mundo abierto. Infinidad de posibilidades. Dificultad endiablada.

    Lo peor

    Algunas bajadas de suavidad empañan a esta excelencia.

Más análisis de usuarios