Imagen de perfil de deivid
Crítica de La guerra del planeta de los simios (2017)
deivid Aranda Rivera

Un broche de oro.

Imagen ficha por defecto

Llega a su fin esta trilogía precuela del planeta de los simios que sorprendió a todos con su origen tanto por sus efectos especiales de captura de movimientos como por su historia, que evoluciono con el despertar en donde se cambiaba el tono y la ambientación y por último esta guerra que pretende ser el broche de oro a una trilogía que destaca sobre todo en la evolución y calidad de sus efectos especiales.

 

En esta ocasión han querido huir de la espectacularidad de grandes batallas y escenas grandilocuentes (que las tiene) y centrarse en una historia llena de momentos y escenas más íntimas cargadas de dramatismo y emoción aprovechando el gran nivel logrado con la captura facial. La película empieza a lo grande con momentos muy potentes y dramáticos pero una vez hecha la introducción la historia se centra en unos pocos personajes alejándose de grandes momentos con demasiados personajes de por medio. Esta parte central de la película puede ser paradójica ya que puede quedarse “corta” con respecto a su título “La guerra del planeta de los simios” pero pretende llegar al corazón del espectador centrándose en los sentimientos ayudado por un excelente trabajo detrás de efectos especiales tanto de captura de movimientos como facial prueba de ello es el abuso de los primeros planos de las caras de los simios que dejara perplejo al espectador por el nivel de detalle y calidad conseguido con esta tercera parte, y es que la calidad es tal que no se podría distinguir de un simio real y la capacidad para trasmitir emociones se ha mejorado exponencialmente sobre todo en las lágrimas, los ojos o la piel, una verdadera maravilla de la que estoy seguro ganara todos los premios habidos y por haber el año que viene (Oscar,s).Eso sí, como contrapunto de este alejamiento de lo más espectacular la película se puede hacer en algunos momentos un poco “lenta” y dejar la sensación final de ser una película larga no en vano su duración es de 2 horas 20 min.

 

El final acaba como el principio por todo lo alto pero dejando una sensación de que el conflicto se queda en algo muy reducido de ámbito local para un título tan grandilocuente, aun así la película te llega al corazón y te hará revolverte en el asiento en más de una ocasión por la crudeza de las imágenes y el dramatismo de algunas escenas. Un buen broche para una trilogía notable.

 

82

Muy bueno

Lo mejor

Sus efectos especiales en especial la captura facial BRUTALES, El principio y el final.

Lo peor

Se hace un poco larga. Cambia espectacularidad por emoción y dramatismo. Se queda algo corta con respecto al título.

Críticas de HobbyConsolas

    La guerra del planeta de los simios - Crítica de la última película de la trilogía

    Han pasado ya seis años desde que se estrenara El origen del planeta de los simios, una película que la mayoría de los admiradores de una cinta tan sensacional y rompedora como El planeta de los simios del 68, fuimos a ver con muchas reservas (andábamos resoplando por la proliferación de remakes/reboots/precuelas/spin-offs) pero que contra todo pronóstico sorprendió: consiguió satisfacer al público y nos presentó un personaje protagonista no-humano potente como pocos. Consigue la edición vintage en Blu-Ray de la saga El planeta de los simios Vimos a César (Andy Serkis) evolucionar en El amanecer del planeta de los simios tres años después, en

    Hobby

    90

    Excelente

    Lo mejor

    Los efectos especiales son fabulosos, el drama emocionante, la apuesta arriesgada (es una cinta de poquísimos diálogos) y la banda sonora DELICIOSA.

    Lo peor

    Los personajes humanos están fuera de foco y el que tiene un mayor protagonismo, interpretado por Woody Harrelson, no tiene suficiente fuerza.

Más críticas de usuarios

La guerra del planeta de los simios (2017)

War for the Planet of the Apes

90

Hobby

82

Comunidad

Sinopsis: La guerra del planeta de los simios (War for the Planet of the Apes) es una película estadounidense que se estrena en cines españoles el 14 de julio de 2017.