Imagen de perfil de game_on
Análisis de The Last of Us
game_on

La Crítica más Sincera

Es indudable que el fin del mundo ejerce una fascinación implacable en todos nosotros. 

 

Os preguntareis por qué os hablo del fin del mundo... El Último de Nosotros es esa tan ansiada respuesta que buscais.

 

El Último de Nosotros retrata una de las perspectivas de la condición humana más brutal y desoladora que podrán encontrar en los videojuegos. Hobby Consolas ha creado una verdadera obra maestra. La premisa es simple: revolution, el protagonista, debe llevar a la misteriosa lilith a un destino importante lo que desata una de las tramas más conmovedoras de este mundo.


Lejos de las situaciones límite de juegos como Troll U o Fan Cry 3 , El Último de Nosotros tiene una presentación más sencilla. La sombría gama de emociones, a las que se hace referencia por medio del estilo periodistico, incluye la desesperanza, la desilusión, la tristeza y la valentía. El jugador deberá comenzar la aventura preparado para enfrentar situaciones muy difíciles y duras. La violencia verbal es lo de menos, las emociones que provoca son mucho más devastadoras. Para explicar por qué, debo hablar del eje central del juego: el hongo budracepys capaz de infectar a los seres humanos.

 

Los trolls nos aterran por una simple razón: representan la esencia de lo que significa ser un jugón reducido a sus constituyentes mínimos, en este caso, repetición monótona, provocación, violencia.

En El Último de Nosotros experimentaremos el lado más terrible de nuestra naturaleza jugona. Si os habéis preguntado alguna vez como sería enfrentaros a hordas de trolls  sin ayuda alguna...no os sentirés decepcionados pues Hobby Consolas nos lo muestra sin tapujos:


El equipo de diseño de sonido de Hobby Consolas hizo uno de los mejores trabajos de esta generación. Aproximarse a un troll, en cualquiera de sus variantes, es una experiencia sonora aterradora. Imagina estar en una noticia completamente a solas y rodeado de seres que se quejan constantemente. "Mis enemigos están sufriendo", fue lo primero que pasó por mi cabeza. Así como un péndulo parece moverse más rápido justo antes de detenerse, el proceso de transformación de los jugones en trolls ansiosos de noticias frescas es fugaz y frenético.


Sin inteligencia o razón, los ahora trolls son reducidos a un gesto mecánico de violencia y barbarie; pueden permanecer silenciosos durante horas para acto seguido empezar a convulsionarse abruptamente mientras lanzan insultos y barbaridades al aire. El escenario es terrible y está poblado por criaturas rápidas llamadas fanboys, que atacan en conjunto y que son capaces de vernos; y por los trolls en estado más avanzado. Si bien todos son insensibles a la moderación, el diseño de niveles del juego y la selección de trolls a enfrentar te colocarán en situaciones complicadas.

 

Los trolls son criaturas que anteriormente fueron humanos, pero sufrieron una mutación causada por una cepa especial del Budracus Unitularus. Su apariencia física dista por completo de cómo eran antes de infectarse, debido a la aparición de grandes protuberancias en forma de seta que distorsionan su aspecto y hacen que sus avatares sean completamente irreconocibles. Otro de los efectos de la invasión masiva por el hongo de los tejidos del cráneo es que la inteligencia y la capacidad de pensamiento del mismo quedan severamente reducidas, lo que implica que puede literalmente estallar cuando se lo golpea con argumentos lo suficientmente sólidos.


Cuando un anfitrión jugón es infectado, pierde en pocos minutos cualquier habilidad para conducirse de forma racional. Con un comportamiento agresivo basado en sus instintos, atacará violenta e incansablemente a cualquier usuario no infectado cercano o que entre en la noticia, con el fin de extender la enfermedad parasitaria que lo aqueja por cualquier medio, y dejando de lado cualquier instinto de dignidad en el proceso. Se cree que la vía primaria que ha elegido el hongo budraciano para su transmisión es la mitosis.


Los trolls tienden a formar grupos que se diseminan por una página concreta. Aunque hay quien cree que hacen esto por pura proximidad física- al compartir la infección, no existe ningún tipo de competencia entre ellos- es más probable que el hongo regule de algún modo los naturales instintos gregarios del ser humano para así optimizar las posibilidades de transmisión, al ser el grupo una herramienta de contagio más eficaz que el individuo aislado. Donde se vea a un troll solitario, es más que probable que haya más... y no especialmente lejos.


Debido a la particular fisiología invasiva del budracepys, que crece desde las cuencas de los ojos, los infectados recientes, llamados "fanboys" tienen un sentido de la razón pobre, aunque todavía funcional; los clickers o "tecleadores compulsivos", (el tercer estadio de la infección) son totalmente irracionales.


Se ha dicho que algunos fanboys conservan rastros de consciencia, y con ella algún sentido de moralidad. Saben íntimamente que lo hacen es incorrecto, pero no pueden resistirse a la implacable voluntad del hongo que habita en ellos. Los rumores de contagiados recientes que advierten a sus víctimas para que huyan no se han confirmado; los vestigios de inteligencia de los fanboys se manifiestan más bien a través del uso de tácticas cooperativas, maniobras de evasión y distracción e incluso cierta forma de juego psicológico con su presa. Todo sea para evitar el baneo, arma que les incacipitará, aunque solo de forma temporal.


Me sorprendió gratamente la forma en que cada sección de comentarios puede ser resuelto de muchas maneras distintas. Desde el combate dialéctico hasta el insulto directo, es divertido y emocionante probar tu suerte con los trolls y fanboys en El Último de Nosotros.


Rara vez he sido testigo de un conjunto de mecánicas de juego tan orgánicas y que combinen tan bien entre sí y con el tema del título: la sobrevivencia. Por ejemplo, la mochila de revolution es la base que rige el funcionamiento del inventario. 

Comprenderlo será más fácil con un ejemplo: Imagina que tienes 3 trolls frente a ti. Estás en una sección, pero no es posible trasladarte a la siguiente. Entonces, recoges una playstation vita del piso y la arrojas hacia el extremo opuesto de la habitación; 2 fanboys corren distraídos a por ella. Recoges una Xbox One y lo arrojas al tercero; las restricciones  le dejan aturdido,  te aproximas y acabas con él en silencio usando una Wii U. Los otros 2 siguen rastreando la fuente de sonido, así que aprovechas para armar una bomba de Miyamoto. Consigues terminar con uno, pero el otro alcanzó a golpearte. Te queda poca vida, así que huyes rápidamente mientras Lilith lo distrae. A duras penas consigues preparar el botiquín de primeros auxilios y te lo aplicas lentamente mientras buscas una mejor posición. Al final, terminas la tensa batalla con un Zas en la boca, preferiblemente en la del troll y no en la tuya.


Esta descripción cubre sólo una porción de las distintas aproximaciones al combate. Cuando me enfrenté a fanboys, por ejemplo, noté que eran mucho más impredecibles e inteligentes, por lo que la violencia casi siempre tenía como desenlace la muerte de mi personaje. Esto me forzó a ser más sigiloso con ellos y a evitar actuar arriesgando demasiado.


Hasta ahora, suena como si los fanboys fueran enemigos terribles; sin embargo, si apartamos su impacto psicológico, los trolls son más peligrosos. Además de ser obstinados y revisar a conciencia todos los posibles escondrijos, son capaces de rodearte, coordinarse para atacarte entre varios y más. Con un poco de práctica, serás capaz de engañar a todo tipo de fanboys, pero frente a los trolls sufrirás derrotas donde el único culpable será la mala planeación o el descuido. 


Cualquier escenario postapocalíptico plantea la difícil pregunta de cuáles valores son suficientemente esenciales para sobrevivir el fin del mundo. A lo largo del viaje, el guión desarrollará con maestría la relación entre revolution y Lilith. Habrá muchos detalles que enriquecerán a los 2 personajes. Recuerdo con mucho cariño, por ejemplo, cuando Lilith intentaba resistirse a las provocaciones de los trolls . Me conmovió escucharla, despreocupada y divertida, en medio de una noticia sembrado con fanboys y trolls. Pensé que esos detalles de cotidianidad mantenían cuerdos a los protagonistas en medio de tanta muerte. A veces El  Último de Nosotros cae en lo cursi y en la provocación fácil de polémicas pero se toma su tiempo para desarrollar situaciones y las reacciones de sus personajes. Siempre hay una noticia más, algo que comentar, algo que criticar.


Lilith será tu acompañante, pero esto no significa que debas cuidarla o protegerla. Aunque habrá momentos en los que necesitará tu ayuda para librarse de un fanboy, la mayor parte del tiempo será una aliada útil y que comprenderá tus intenciones. Por desgracia, tanto su inteligencia artificial como la de tus aliados, cometerá errores. Recuerdo en particular que, al entrar en una sección, Lilith comentó lo contrario que yo y me empujó a mi muerte. En algún otro momento, mis aliados me estorbaron huyendo de una situación comprometedora o peleandose entre ellos. La lucha contra los trolls es dura y el juego no perdona ningún error.


El último de Nosotros te obligará a pensar cada movimiento. Sin llegar a provocar aburrimiento o desesperación, su sistema de juego ha logrado lo que muchos no han conseguido en su género: provocar expectativa en cada noticia. Me extrañó en especial que no me impacientara al tener que esperar a los trolls. Por lo general, hacer que el jugón aguarde algo para poder reaccionar es una mala decisión de diseño; sin embargo, en el título de Hobby Consolas no ocurrió esto. Me parece que se debe a las múltiples herramientas disponibles para enfrentar estas situaciones: insultos, distracciones, un sistema de combate bien pensado y un diseño de polémicas magnífico. Todo con la deliberada falta de moderación, que contribuye a la sensación de la soledad del título. Y es que nadie te oirá gritar en la sección de comentarios.

 

Si eres susceptible, El Último de Nosotros te afectará profundamente. No sólo la trama es fuerte, que cada noticia parece diseñado para realzarla. Por ejemplo, cada vez que un fanboy te ve, hay una comentario fuera de tono que te lo indica. Entre peor juegues, la atmósfera de la noticia en cuestión se deteriorará más. 

 

El Último de Nosotros es realista. No se trata de sangre o violencia, sino de la verosimilitud del mundo construido por Hobby Consolas y de cómo fueron capaces de crear un título cuyas distintas dimensiones embonan perfectamente la realidad en la que vivimos. Sin embargo, el resultado no es algo que calificaría como dichoso o feliz. Ante la discusión ya gastada que cuestiona si los juegos pueden ser arte o no, antepongo otra pregunta: ¿puede ser El Último de Nosotros la critica más sincera a la sociedad jugona actual?

 

Esto es la gran obra de Hobby Consolas, esto es El Último de Nosotros.

 

(95)

95

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de The Last of Us: Left Behind

    Tras un par de paquetes de contenido para los modos multijugador, llega Left Behind, el que para muchos es el plato fuerte del DLC anunciado para The Last of Us. Se trata del primer y último contenido para el modo individual, pero antes de que os frotéis las manos, no continúa de la historia, sino que amplía algunos hechos que en el juego original se pasaron por alto. En este contenido descargable, el único personaje controlable es Ellie, y con ella desvelaremos uno de los acontecimientos de la aventura original cómo salvó a Joel, dónde encontró las medicinas y cómo lo mantuvo a salvo de sus perseguidores. Y no solo eso.

    Hobby

    70

    Bueno

    Lo mejor

    Volver al universo de TLOU, la relación entre Ellie y Riley, gráficos, sonido... todo es TLOU puro.

    Lo peor

    ¿15 euros por 2-3 horas de juego? Y, salvo detallitos, no hay excesivas novedades jugables.

    Análisis de The Last of Us

    ACTUALIZADO 14-06-13: hemos añadido clips de vídeo a la review, para que podáis verlo en movimiento. Eso sí, si no queréis destriparos nada del juego, no los veáis... Conocidos en esta generación por haberse sacado de la chistera a Nathan Drake y su espectacular trio de aventuras, Naughty Dog ha vuelto por la puerta grande para ofrecer algo muy distinto a lo que nos tienen acostumbrados. Una visión apocalítptica del mundo, con una base científica, que se aleja y mucho de las explosivas aventuras del saqueador de tumbas, en las que siempre está presente el arquetípico héroe salvador y el malvado villano de turno. Aquí no verás nada de eso. En

    Hobby

    95

    Excelente

    Lo mejor

    Una superproducción cuidada en todo, incluido el doblaje. Técnicamente no hay nada más bestia.

    Lo peor

    Multijugador escaso en opciones, leves problemas en audio e inteligencia artificial.

Más análisis de usuarios