Imagen de perfil de DanteXX
Análisis de Assassin's Creed Revelations
DanteXX

No sólo Ezio se ha quedado viejo.

Nada es verdad, todo está permitido.

 

Decir que nada es verdad supone darse cuenta que los cimientos de la sociedad son frágiles y que debemos ser los pastores de nuestra propia civilización, al afirmar que todo esta permitido comprendemos que somos los arquitectos de nuestros propios actos, y que debemos vivir con las consecuencias, sean gloriosas o trágicas.

 

Personalmente, esa es la mejor parte del juego. Por lo general, Ezio sigue manteniendo sus habilidades y "chispa" en combate.

 

Después de su debut en la Italia Renacentista y en Roma, ahora tendrá que emprender un viaje que no sólo decidirá su futuro, sino comprenderá su pasado.

 

Altaïr escondió uno de los secretos que más batallas a causado en el trascurso de la historia, el fruto del edén. Ezio sigue la pista de las llaves que le conducirán a uno de los mayores secretos del universo. Como siempren, no estará solo. Esta vez le acompañarán sus modernos seguidores. Ezio no sólo comprenderá que su credo ha llegado hasta Constantinopla, verá con sus propios ojos como sus técnicas han ido evolucionando a lo largo de su ausencia. Esta evolución se mantendrá desde la estrategia hasta los combates. Por un lado, mantendremos la clásica daga oculta que tanta historia a creado, y por otro, incluiremos un gancho con una diversidad de usos, ya sea atajando por los tejados como en el propio combate. El gancho le suma posibilidades al juego respecto las entregas anteriores, ya que, gracias a él, veremos una variedad más libre de misiones apartándolas de las clásicas de asesinato, robo o persecución. Independientemente del gancho Ezio calculará trayectorias gracias a las bombas que le dan una gran variedad de posibilidades tanto en las batallas como en las huidas. Serán tan destacadas e importantes que tendremos a nuestra disposición un comercial con el cual "compartiremos" bombas y las probaremos contra nuestros enemigos. Por última novedad, encontramos un clásicos de juegos de estrategia, lo que se le llama defender la guarida. Aquí emplearemos todos nuestros recursos de batalla para defender la guarida de los templarios. Deberemos colocar en los tejados a diferentes grupos de enemigos ya sean Francotiradores como Arqueros. Estas batallas se darán cuando una facción templaria haya dominado parte de nuestro territorio.

 

Apartando dichas novedades el juego mantiene la fórmula clásica: misiones de atrapar, matar y robar, entrenar a nuestros propios asesinos, restaurar la ciudad, por no decir una evolución gráfica muy leve. Esto no significa que sea un mal juego, al revés, manteniendo la esencia de la saga, se convierte en un título imprecindible para todo amante de Ezio. Recordando los aspectos más característicos de los Assassin´s Creed destacamos lo pulidos combates donde nuestra habilidad es mínima ya que la sencillez de ataque y defensa es excesiva, mateniendo unos interesantes pero a la vez aburridos combates. Las misiones secundarias seguirán a ras del extenso mapeado. En cada zona encontraremos ciertas misiones que pueden aumentar nuestra reputación para una facción. Las facciones que nos proporcionan las misiones son más interesantes que las ofrecidas en anteriores entregas. Apartando los clásicos ladrones y bárbaros, encontramos los gitanos que dan un enfoque original y atrevido a los combates. Otra gran, por no decir la mejor, característica de la saga es la historia.

 

En Revelations ya no perseguiremos a sacerdotes ni a papas para aniquilarlos. Sin contar los acontecimientos que disfrutaremos con Desmond, y Altaïr en ciertas secuencias, encontramos una historia llena de traiciones y asesinatos donde la ausencia de un sultán provocará conflictos entre dos bandos: la guardia del sultán, y sus enemigos. Ezio establecerá amistad con un descendiente de los sultanes donde jurará presartle ayuda a la vez que irá consiguiendo las llaves que le darán acceso a la cámara secreta de Altaïr. Por otro lado, la historia de Desmond ganará peso. Quien haya vivido el final de La Hermandad comprenderá la situación de Desmond en el inicio del juego. Desmond se encuentra atrapado dentro del Ánimus, y para salir, deberá terminar la vida de Ezio antes de que sea demasiado tarde. A lo largo del extenso mapeado de Constantinopla, veremos fragmentos del Animus que usaremos para comprender mejor el pasado de Desmond y su vinculación con Abstergo.

 

Lo más destacable de esta entrega es el muy mejorado multijugador. En La Hermandad la cantidad de modos de juego se reducia en los tópicos capturar la bandera, todos contra todos, duelo por equipos y poco más, lo cual era un buen añadido que permitia disfrutar en gran escala del juego, pero su sencillez aborrecía rápidamente. A diferencia de eso, en Revelations, el multijugador a sufrido una enorme mejora no sólo en modos de juego, sino en realismo. Junto los clásicos modos encontramos grandes novedades como defender una bandera en concreto con una frontera que establece la mitad combatible y la mitad insípida o un original modo donde protegeremos a un mod de los templarios enemigos. Todo ello dividido en 50 niveles establecidos en 99 prestigios (una barbaridad). Por lo tanto, para alcanzar el 100% del Online se requiere un exceso de tiempo que preferiremos utilizarlo en otros juegos o actividades. Los personajes del Online serán los mismos de Roma pero adaptados a Constantinopla. Los asesinatos se mantendrán en su esencia, pero los aturdimientos ganarán mucho protagonismo, cosa que alegra a todo jugador, que, ya sea por su pésima conexión o por mala suerte, no conseguía aturdir en la anterior entrega.

 

Como podemos ver, el juego ha sufrido leves mejoras en apartado técnicos y jugabilidad pero un buen progreso en el multijugador. En definitiva, Revelations es un juego inferior a los inicios de Ezio pero superior en cuanto a la Hermandad, echo que alegrará a la mayoría de fans pero defraudará a los impacientes que desean un Assassin´s Creed 3.

 

Gráficos: Apenas han cambiado respecto la hermandad pero, de todas formas, se agradece el mínimo detalle de mejora.

Sonido: Una BSO sublime junto a un doblaje muy acabado hacen que el ambiente sonoro de Revelations sea digno del cine.

Duración: Unas 12 horas el modo historia junto al infinito pero, al final, aburrido Online.

Diversión: La semejanza con las anteriroes entregas hace que una infinidad de usuarios se sienta defraudados. De todas formas, mantiene una buena historia y un multijugador digno.

Historia: Contando la historia de Desmond, Ezio y Altaïr juntos, el juego es excelente, pero, si añadimos la trama de Constantinopla la trama deja bastante que desear.

 

Gráficos: 8/10

Sonido: 9/10

Duración: 8/10

Diversión: 8/10

Historia: 7/10

 

Total: 40/50=80/100

 

Espero que os haya gustado. Comentad los fallos establecidos en mi review y si os ha gustado no olvidéis darle a "Me gusta". =)

80

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Assassin's Creed Revelations

    De entre todos los grandes lanzamientos de estas fechas (ya sea para el bien de nuestro disfrute como para el mal de nuestros bolsillos) sin duda uno de los grandes olvidados, con perdón de los Auditore, es Assassin's Creed Revelations. Vale que esté en boca de muchos, pero su lanzamiento ha sido eclipsado en buena medida. En este final de año estamos siendo invadidos por juegazos que caen uno detrás de otro y que nos complican, aún más si cabe, la ardua tarea de elegir entre unos u otros, cuáles se llevarán nuestras horas de disfrute en primer lugar. Desde Hobbynews.es esperamos que este viaje por las muchas luces, aunque también

    Hobby

    92

    Excelente

    Lo mejor

    Un impecable final para las andanzas de Ezio Auditore en el Assassin's Creed más pulido y amplio.

    Lo peor

    Se echan en falta a algunos personajes entrañables. Ciertas innovaciones no terminan de 'cuajar'.

Más análisis de usuarios