Imagen de perfil de duncan
Análisis de Dead Space
duncan

Terror necromórfico

Año 2508. Nos encontramos en el recóndito sistema estelar Aegis VII, donde la nave minera USG Ishimura ha dejado de transmitir por razones desconocidas. La compañía responsable de las extracciones mineras ha enviado un equipo de cinco personas para esclarecer lo que haya ocurrido. Nuestro personaje es el ingeniero del equipo, Isaac Clarke.  Tras una llegada a la Ishimura de lo más accidentada empieza la aventura... o mejor dicho la pesadilla.

 

Gráficos:

Destacan por dos aspectos. En primer lugar por su alto nivel técnico y en segundo lugar lo bien que los han utilizado, algo importante en todos los juegos pero más, si cabe, en un survival horror, donde recrear la atmósfera es una pieza clave. 

Los efectos de luz dinámicos, las sombras, los restos humanos, la neblina ocasional, los hologramas... son de lo mejorcito y crean unos escenarios de lo más claustrofóbicos.

Los movimientos espasmódicos de los enemigos (necromorfos) y sus variados diseños están muy logrados. Falla un poco la expresividad de los personajes (humanos) aunque es un juego de 2008 por lo que este "error" se puede pasar por alto.

Las estructuras de la nave y su maquinaría están perfectamente pensadas para que encajen en el desarrollo del juego y se ven muy realistas.

Los escenarios en gravedad cero con objetos flotando y comportandose con la física que se espera de ellos son fantásticos (y mareantes).

 

Sonido:

Para mi es el mejor apartado del juego. Los sonidos de fondos (golpes metálicos, gritos, maquinaria funcionando, gruñidos,...) ponen los pelos de punta. Y los silencios también.

En los escenarios sin aire han optado por eliminar casi todo ruido exterior de manera que solo se oye lo que pasa dentro del traje: la respiración de Clarke y la vibración metálica de nuestros pasos, lo que provoca un curioso y efectivo "efecto subacuático".

La música está muy cuidada. Parece no estar presente pero contribuye a pegarnos sustos cuando aparece repentinamente algún necromorfo y sobretodo en los momentos en los que no hay acción, cuando va in crescendo para llevarnos a un clímax de terror que a veces se da... y otras no, pero nos deja con el corazón a cien.

El doblaje es más que correcto.

 

Jugabilidad:

El apartado más regulero, bueno sin más. El control es cómodo y no hay ningún problema con el sistema de apuntado. La manera de atacar a los necromorfos (desmembrándolos) lo convierte en algo ameno. Tenemos varias armas que podemos ir adquiriendo y mejorando a lo largo del juego, todas con dos sistemas de ataque. Lo mismo ocurre con el traje que llevamos.

La aventura está salpicada de puzles entretenidos que hemos de resolver haciendo uso de un par de habilidades que nos otorga el traje: la kinesis (una especie de telekinesis) y la estasis, que ralentiza temporalmente objetos y enemigos.

Sin embargo la jugabilidad tiene dos pegas. La primera es cuando hace falta correr, es fácil que con la tensión del momento pulsemos demasiado fuerte el joystick izquierdo (L3) lo que provoca que se nos muestre el camino a seguir, momento que aprovecha el necromorfo de turno para despacharse a placer contra nosotros. El otro problema es el acceso al menú, también en los  momentos de acción.  Cuando accedemos al menú la acción no se para, lo que está bien para hacer que no decaiga la tensión, pero nos hace perder unos preciosos segundos que nuestros enemigos sí aprovecharan. Se echa de menos algún botón de acceso rápido a ciertos elementos seleccionables.

 

Historia:

El desarrollo del juego es, en un 90%, solucionar problemas que sufre la destartalada Ishimura (sistemas de reciclado de aire, fallos de motores, de sistemas defensivos,...) mientas se nos va desvelando la historia principal. Para no entrar en spoilers solo decir que no todo es lo que parece y que hacia el final hay más de un giro inesperado.

La influencia de Alien es innegable pero debido al altísimo nivel de gore y violencia recuerda más a Horizonte Final.

 

Duración:

10-12 horas. No es demasiado rejugable ya que es un juego muy pasillero, deja poco margen para la exploración y tampoco hay coleccionables de ningún tipo más allá de alguna grabación que han dejado las víctimas de la nave. Como mucho puede estar bien volver a jugarlo tras la primera partida ya que se desbloquea un nivel más alto de dificultad y podemos acceder a un traje nuevo.

 

Lo mejor:

· Sin duda la ambientación conseguida gracias al buen uso de los recursos gráficos y sonoros.

· El sistema de desmembramiento de los enémigos, algo novedoso y que convierte los ataques en algo más que un simple shooter.

 

Lo peor:

· A algunos usuarios les puede parecer extremadamente pasillero aunque es algo que forma parte de la ambientación.

· Pienso que se podían haber explotado más los niveles en el exterior de la nave, en gravedad cero y sin aire.

 

Conclusión:

Posiblemente el mejor survival horror de esta generación. Pocos juegos mantienen al usuario en tensión durante todo el juego. Nunca sabes por donde ni qué te puede atacar.

En los aspectos técnicos cumple sobradamente y pese a alguna irregularidad jugable es un título imprescindible.

 

Alternativas:

El género del surival horror no ha tenido demasiada suerte en esta generación. Los RE se han pasado a la acción y los Silent Hill y Alone inthe Dark distan mucho de lo que fueron en su día sus primeras entregas.

La alternativa más obvia es Dead Space 2, título superior en todos sus aspectos pero que en mi humilde opinión no logra transmitir ni de lejos la sensación de aislamiento de su primera parte además de haber perdido el factor sorpresa y que casi todos los enemigos son reciclados de la primera parte.

Otra alternativa puede ser Alien: Isolation. De momento no se sabe mucho pero si juega bien sus cartas puede salir algo muy bueno...

 

Curiosidades:

· El nombre del prota, Issac Clarke, es un homenaje a los escritores de ciencia ficción Isaac Asimov y Arthur C. Clarke (aunque lo único en común estos escritores con el juego es el tema espacial. Viendo el desarrollo del juego sería más adecuado que se hubiera llamado, por ejemplo, Stephen King).

· Para recrear de manera realista los cuerpos mutilados los desarrollladores estudiaron fotografias de víctimas de accidentes de tráfico.

· El juego fue desarrollado en sus fases más primerizas para la primera Xbox.

 

Y hasta aquí mi análisis del juego, espero que os haya gustado. Espero vuestros comentarios (y +1), saludos!

93

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Clásicos del terror: Análisis de Dead Space

    El survival horror hace tiempo que abandonó el horror en mayúsculas para abrazar el más lucrativo mercado de los juegos de acción, como ha dejado patente, no hace mucho, la tercera entrega de la saga que hoy nos ocupa. Pero las cosas eran aún distintas en 2008. En el otoño de aquel año, Electronic Arts nos sorprendió al saltar al mercado de los juegos de terror con Dead Space, una memorable pesadilla situada en el Espacio, y más concretamente entre los mal iluminados pasillos de la nave USG Ishimura, un coloso diseñado para despedazar planetas enteros y procesar sus recursos mineros. Jamás podremos olvidar nuestras peripecias en el interior de

    Hobby

    90

    Excelente

    Lo mejor

    El diseño de los necromorfos. Mantiene la tensión de principio a fín. El sonido.

    Lo peor

    Que EA haya derivado la franquicia hacia la acción.

Más análisis de usuarios