Reportaje

1945 en un avance de Sniper Elite V2

Por Óscar Díaz
-

Sniper Elite V2 no es una continuación. Así de clara ha sido la afirmación de sus responsables y tiene su explicación. Hay muchos jugadores que no se enfrentaron a las situaciones que planteaba el original, nacido en 2005 durante la anterior generación de consolas. Sin embargo, resulta curioso averiguar que aún se vende para Wii, con una vida en tiendas que no es habitual. Pero, ¿qué tenía este título para llegar a los usuarios como lo hizo? Sencillo, una forma diferente de enfrentarnos al horror de la guerra.

Si el primer Sniper Elite se comparó con lo que podría haber sido el juego de Enemigo a las puertas, la película se queda corta para lo que promete ser Sniper Elite V2. El juego, en manos de Rebelion, retoma lo que hizo triunfar al primero entre los fans. Pero se adapta a los tiempos que corren, con un motor gráfico actualizado, más opciones de control, escenarios amplios, además de variados, y muchos detalles que ahondan en las posibilidades de un francotirador bien entrenado.

Una historia a nuestra medida

La situación inicial de Sniper Elite V2 es el Berlín de 1945. Uno del que los documentos históricos nos dejaban ver pocos edificios con más de dos plantas. Sin embargo, para conseguir la experiencia que deseaban para el juego, nos encontraremos con torres de iglesias, fábricas en las afueras y construcciones que buscan algo más de espectacularidad. Sin embargo, a pesar de no ser una recreación fiel a la realidad histórica, no faltan mobiliario, vehículos, ruinas y muchos detalles que ayudan a que nos sintamos en un periodo tan desastroso.


Movernos por las calles o dentro de las construcciones, incluso en el modo normal de juego, nos invitará a caminar con cuidado. Sniper Elite V2 podría llegar a jugarse como un Call of Duty, pero eso sería una especie de sacrilegio. Cada pisada, ruido de recarga en algunas armas, disparo o movimiento en falso nos pueden descubrir. Incluso un objetivo herido resulta más peligroso que uno en plena forma, con sus gritos de socorro que alerten a todo un batallón. Tranquilidad, es lo que pide el juego y dársela seguro que nos recompensa.

Para este Sniper Elite V2, sus responsables han intentado superar las críticas del primero en todo lo posible. Los lugares donde se guardan las partidas son un buen ejemplo. Ahora están mejor situados y, quitar un ápice de tensión, nos dejan respirar cuando las cosas invitan a ello. De todas maneras, se podrán elegir distintos modos de dificultad, así como muchas opciones a medida. Estas implican, desde el peso del efecto Coriolis o el viento, hasta la facilidad para marcar los objetivos o la dureza de los enemigos. Vamos, que el juego intenta ser accesible en un principio, pero los más valientes podrán ponerse retos sólo para unos pocos.

Como una lección de anatomía

Uno de los puntos que más han dado que hablar en la Red, respecto a Sniper Elite V2, es el Bulletcam. Esta nos deja ver, en cámara lenta, cómo las balas atraviesan el aire. Pero, más comentarios aún se ha llevado el Killcam, que se centra en los disparos más interesantes y sus efectos. Estos, en los que vemos cómo se rompen los huesos, se deforman las balas y explican que un segundo objetivo también sea herido, aparecen de vez en cuando. Verlo en acción, después del tiempo que lleva apuntar con precisión, es una experiencia de lo más gratificante… mientras pensamos el siguiente movimiento.

El juego, en general, nos presenta una perspectiva en tercera persona. Algo obvio para un juego en que necesitamos coberturas continuas y que el ángulo de visión nos ayuda mucho. Un muro, un coche, unos escombros altos o una ventana nos permitirán encontrar una posición segura, de la que salir con sólo pulsar un botón. Para apuntar, pasamos a una cámara sobre el hombro y, cuando hace falta, tenemos la vista de la mira telescópica. Según dónde disparemos, veremos efectos diferentes. Unos materiales dejan pasar las balas con más facilidad. Otros las detienen por completo y, además, producen un gran estruendo con el impacto. También veremos que las granadas de los enemigos explotan si las alcanzamos, incluso si las llevan colgadas del cinturón…

La inteligencia artificial se ha trabajado en un aspecto fundamental para un título como este. La intención es que dos partidas sean siempre diferentes. Esto se consigue con caminos que nunca están prefijados. Según dónde nos encontremos y la acción que realicemos, veremos que un disparo frente a un mismo grupo desencadena una búsqueda de la fuente del sonido o, sencillamente, que todos los soldados tomen posiciones y den la alarma.

Otra posibilidad es que, al buscar nuestra última posición (que queda marcada con una especie de fantasma para que la veamos), unas veces nos busquen desde la planta de abajo, otras entren por las ventanas, nos esperen a la puerta… eso sí, cuando veamos un enemigo caído y antes de desplazar su cuerpo, lo mejor será buscar munición, explosivos y armas en sus bolsillos. Los necesitaremos, seguro.

Planifica y piensa cada paso

Para conseguir la máxima efectividad, es muy importante que planteemos todas las posibilidades antes de disparar. Plantar bombas con cables que las activen, esconder minas bajo algún cadáver que los enemigos muevan para investigar, colocar alguna carga a la que luego disparemos, pronosticar la ruta de los vehículos blindados... Las posibilidades son muchas, la verdad, aunque el sistema resulta sencillo. Tampoco dispondremos de armas muy variadas, con una principal y de francotirador, otra secundaria con menor precisión y una pistola, como la mítica Welrod. Sin cuchillo, ganar la espalda al enemigo se traduce en poder romperle el cuello, pero sin sangre derramada.

El juego, según nos han confirmado, llegará traducido y doblado al 100%, con voces de primera fila. Aún es pronto para saber cómo será el resultado, pero la ambientación es tan importante que esperamos sea del agrado de todos. Algo que se complementa con una banda sonora que complementa cada movimiento de diafragma y ruido de recarga. Las pistas que dará la música tendrán una importancia enorme, sobre todo cuando las opciones de dificultad estén al máximo y no haya más ayuda que nuestra intuición. Un detalle importante, que nos obligará a exprimir el sistema 5.1, si es que aún queda algo que no le hayamos hecho para aprovecharlo al máximo. Tampoco hay que olvidar los ruidos de megafonía, golpes que se repiten y soñamos con una noche tormentosa que enmascare nuestros disparos.

PlayStation 3, Xbox 360 y Windows recibirán el juego a partir de mayo de este año, con una legión de seguidores que, tras más de un lustro, por fín podrán cambiar de juego de francotiradores... sí, todavía hay clanes vivos que siguen al primer Sniper Elite.

Lecturas recomendadas