Reportaje

Los 20 peores juegos de 2D a 3D (1ª Parte)

Por Javier Parrilla Ruiz
-

La evolución de los videojuegos a las 3D fue como la selección natural de Darwin. Unos se adaptaron y otros empezaron a manchar sus sagas. La presión por ajustarse a la moda acabó con el carisma, la esencia y el encanto de varios clásicos del sector.

Evolución técnica es igual a progreso. ¿Siempre? Con el avance de la tecnología, el impacto de los juegos en 3D en el mundo de los videojuegos fue un bombazo que dejó estupefactos a los jugadores de aquella época. Sin embargo, no todas las sagas supieron adaptarse al cambio adecuadamente. Mientras que en ciertas franquicias ha sido una evolución natural y fluida; ahí tenemos como ejemplos a Final Fantasy, Metal Gear o The Legend of Zelda, en otras, el paso a las 3D quedó como un salto forzado.

Esta semana, vamos a ver varios videojuegos que pasaron en algún momento de su historia de las 2D a las 3D. Juegos que vistos de forma aislada no son generalmente 'juegos malos', pero que no hacen honor a su nombre y quedan eclipsados por sus predecesores. No son ni los más recordados y más bien han resultado experimentos fallidos. Por primera vez, en 'Los 10 peores', ración doble. Aquí va la primera parte de 'Los 10 peores juegos de 2D a 3D'.

20. Street Fighter EX

Año: 1996 - 1997

Plataformas: Arcade - PSone

Género: Lucha

Compañía: Capcom

Street Fighter II vs. Street Fighter EX

Aunque Street Fighter EX fue alabado en su momento, la primera incursión en las 3D de la icónica saga de lucha dejaba una sensación de no estar a la altura. Los combates seguían siendo en 2D, pero los modelos poligonales de los personajes no tenían ni la mitad de carisma que los clásicos sprites de toda la vida. Hubo dos entregas más de este spin-off, todos desarrollados por Arika, y muchos de los personajes que nacieron en EX han caído en el olvido, ni han sido rescatados. Vamos, que estos Street Fighter en 3D estuvieron a la sombra de juegos más punteros por aquel entonces como los Tekken. No sería hasta Street Fighter IV cuando la saga recuperaría su trono en el género y con gráficos 3D. Ahí sí dieron en el clavo.

19. Broken Sword 3 El Sueño del Dragón

Año: 2003

Plataformas: PC, Xbox, PS2

Género: Aventura gráfica

Compañía: THQ

 

Broken Sword: La Leyenda de los Templarios vs. Broken Sword III El Sueño del Dragón

 

Después de dos exitosas entregas, la saga de aventuras gráficas Broken Sword se pasó a las 3D en 'El Sueño del Dragón', aparte de eliminar el sistema point-and-click típico del género. Un buen juego, pero que supuso una auténtica desilusión para los más puristas, tanto que se desarrolló Broken Sword 2.5, hecho por fans y regresando a las 2D. La cuarta entrega también fue hecha en 3D, aunque no salió doblada ni para consolas. Con tantos cambios, el salto a las tres dimensiones no gustó en esta saga y, por ello, la quinta entrega volvió a sus orígenes con fondos en 2D. A veces es mejor mantenerse en tu propio estilo...

 

 

18. 3D Lemmings

Año: 1995 - 1996

Plataformas: PC, PSone - Sega Saturn

Género: Puzle

Compañía: Psygnosis

 

Lemmings (1991) vs. 3D Lemmings

 

¿Qué necesidad real había de llevar a los lemmings a las 3D? ¡Si todos van de verde y visten de azul! Es decir, ¿merece la pena tanto el cambio que va a resultar tan espectacular y así va a vender más? Pues no. La gracia de algunos juegos es su adictiva y original mecánica. Si trasladar esa mecánica a las 3D sólo va a torpedear la diversión y a frustrar al jugador, ¿para qué dar el salto? El suicidio de lemmings aumentó considerablemente en las tres dimensiones. Ya no eramos dioses omnipresentes que controlábamos su devenir porque la cámara nos hacía jugarretas. No podíamos verlo todo como antes.

 

 

17. Castlevania 64

Año: 1999

Plataformas: Nintendo 64

Género: Aventura

Compañía: Konami

 

Castlevania: Symphony of the Night vs. Castlevania 64

 

Si tuviéramos que elegir a qué jugar ahora entre Castlevania: Symphony of the Night y Castlevania 64, seguramente elegiríamos la primera opción. La razón es sencilla. Los Castlevania clásicos en 2D no han envejecido tan mal como los Castlevania en 3D. Además, Legacy of Darkness, el segundo en tres dimensiones para Nintendo 64 empeoró el devenir de la saga. Al menos los Lords of Shadow nos quitaron la tirria de tener más Castlevania en 3D.

 

 

16. Shinobi

Año: 2002

Plataformas: PS2

Género: Acción

Compañía: SEGA

 

Shinobi III vs. Shinobi (2002)

 

Shinobi en 3D también fue elogiado por la crítica. Sin embargo, la saga es más recordada por sus predecesores en 2D que por este juego. Por algo será. Nueve años más tarde apareció Shinobi 3D para Nintendo 3DS, mucho más fiel a los clásicos de la franquicia ya que su desarrollo era en dos dimensiones con los gráficos en 3D. De todos modos, ya no tiene el tirón que tenía antes. Tal vez lo que le hace falta a Shinobi es actualizarse como lo hizo Strider de Capcom.

 

 

15. Worms 3D

Año: 2003

Plataformas: PC, PS2, Xbox, GameCube

Género: Estrategia

Compañía: SEGA

 

Worms (1995) vs. Worms 3D

 

Un caso similar al de los lemmings. Muchos fans de los Worms se mostraron totalmente opuestos a la evolución de la saga a las 3D. Con el cambio, los escenarios se convertían en masas de excesivo relieve que entorpecían nuestros turnos de ataque, pero sobre todo era la lentitud con la que desarrollaban las contiendas. Los ajustes de cuentas entre lombrices se volvieron un poco soporíferos. Team17, tras éste y Worms 4, volvió al estilo original de los 90 en las últimas entregas.

 

 

14. Mega Man Legends

Año: 1998

Plataformas: PC, PSone, Nintendo 64

Género: Acción

Compañía: Capcom

 

Mega Man (1987) vs. Mega Man Legends

 

Mega Man Legends es otro ejemplo que en su momento tuvo elogios, pero... si realmente este Mega Man hubiera cuajado, ¿no sería la versión que veríamos ahora mismo en Super Smash Bros. repartiendo estopa? Esta versión sin casco, luciendo pelamen y con más cuerpo se quedó para las leyendas. Aparte del cambio gráfico y el aspecto del personaje, también era el cambio de género de las plataformas a un juego de acción con toques de rol.

 

 

13. Leisure Suit Larry: Magna Cum Laude

Año: 2004

Plataformas: PC, PS2, Xbox

Género: Aventura

Compañía: Vivendi

 

Leisure Suit Larry: Love for Sail! vs. Leisure Suit Larry: Magna Cum Laude

 

Con el salto de Larry a las 3D, Larry Laffer dejó de ser el protagonista y nos trajo a su sobrino Larry Lovage en Magna Cum Laude. Más explícito y menos sutil, la saga se convirtió en un cúmulo de minijuegos de precisión y reflejos bajo un estilo cartoon no muy inspirado. Tal fue el fiasco del siguiente en 3D, Leisure Suit Larry: Box Office Bust, y la añoranza de los clásicos que el año pasado salió un remake del primero de la saga, aunque el regreso al estilo 2D tampoco fue para echar cohetes. ¿Debe de jubilarse Larry?

 

 

12. 3D Tetris

Año: 1996

Plataformas: Virtual Boy

Género: Puzle

Compañía: Nintendo

 

Tetris (NES) vs. 3D Tetris

 

Aquí tenemos un claro ejemplo de experimento fallido dentro de un fiasco de consola. Desarrollado para Virtual Boy, ¿a quién le iba a apetecer complicarse la vida y dejarse la vista en colocar las famosas piezas en un cubo? El reto era mayor, pero la diversión muchísimo menor. Donde esté el ritmo in crescendo del Tetris de toda la vida que quiten los demás...

 

 

11. Dragon's Lair 3D: Return to the Lair

Año: 2002 - 2004

Plataformas: PC, PS2, Xbox, GameCube

Género: Acción

Compañía: Ubisoft

 

Dragon's Lair vs. Dragon's Lair 3D: Return to the Lair

 

El Dragon's Lair original fue una novela interactiva que causó furor durante la década de los 80. Su reinvención como un juego de acción con gráficos 3D y estilo cel shading lo convirtió en un producto genérico y carente de originalidad, sin mucho que ofrecer y mucho para comparar. Dirk se pasó de atrevido con este intento de renacer como un título de acción lineal. 

 

 

La semana que viene conoceremos a los diez casos restantes. ¿Cuál será el videojuego cuyo paso a las 3D resultó más sonrojante? Se admiten apuestas, pero mientras podéis seguir leyendo más reportajes de 'Los 10 peores de los videojuegos'.

Lecturas recomendadas