Reportaje

Ajustes que deberías evitar para jugar en PC

Por Luis López Zamorano
-

¿Qué ajustes que deberías evitar para jugar en PC? En este reportaje te ayudamos a configurar los juegos si estás teniendo problemas de rendimiento.

Si sois usuarios de PC es posible que hayáis visto cómo ciertos juegos rinden peor que otros. Para ayudaros a que todos vuestros videojuegos rindan en una condiciones optimas, especialmente si no tenéis un PC de gama alta, hemos decidido crear este reportaje especial en el que os mostraremos cuáles son los ajustes que deberíais evitar para jugar en PC si queréis que vuestros títulos funcionen correctamente y disfrutar de la experiencia sin problemas. ¡Vamos allá!

Desenfoque de movimiento

Desenfoque de movimiento

También conocido como Motion Blur, el desenfoque de movimiento es el efecto de rastro que dejan los objetos en movimiento. Este ajuste es especialmente notable en juegos de conducción y en shooters en primera persona, aunque está presente en muchos otros, y afecta seriamente al rendimiento de los juegos. Si veis que los juegos os dan tirones, nuestra recomendación es que lo ajustéis a vuestro gusto para reducir estos efectos de desenfoque de movimiento.

Profundidad de campo

Profundidad de campo

Al igual que ocurría con el desenfoque de movimiento, la profundidad de campo también puede afectar al rendimiento de manera notable si vuestro PC no es de última generación. Este ajuste afecta al difuminado que se aplica a los objetos que se muestran más lejos en pantalla y es recomendable ajustarlo dependiendo de los gustos personales para conseguir un mejor rendimiento y evitar caídas de frames. No siempre es necesario ver desenfocado lo que no está en primer plano.

Reflexiones dinámicas

Este ajuste es el que se encarga de que los personajes y objetos en movimiento se reflejen en el agua y otras superficies reflectantes. Aunque no lo parezca, las reflexiones dinámicas consumen muchos recursos y pueden afectar muy negativamente al rendimiento de los juegos. Por eso, en muchas ocasiones es mejor desactivarlas por completo. Por ejemplo, se ha probado que en Overwatch, las imágenes por segundo aumentaron entre un 30 y un 50% al desactivarse las reflexiones dinámicas.

Sombras

Sombras

Puede que no lo parezca, pero el nivel de las sombras en los juegos afecta notablemente al rendimientos de los mismos. Si vuestro PC no es un último modelo y notáis que los juegos se resienten, nosotros os recomendamos bajar las sombras a un nivel medio o bajo (no hace falta que las desactivéis). La diferencia visual de sombreado no se notará en exceso y esto ayudará a que los fotogramas por segundo sean más estables.

Supersampling (SSAA)

Supersampling (SSAA)

Si se activa el supersampling, el juego procesa los fotogramas con una resolución mayor a la que tiene la pantalla del PC y después los comprime al tamaño de la pantalla. Esto hará que el título luzca con mayor resolución de la que realmente tendría en vuestro monitor, pero también destrozará el rendimiento si no tenéis un ordenador gaming de alta gama. Nuestra recomendación es que optéis directamente por desactivar el supersampling y que busquéis otras alternativas de anti-alising más eficientes.

Lecturas recomendadas