Reportaje

Avance de un apocalíptico Killzone 3

Por Sergio Gracia
-

Es innegable que la franquicia Killzone, desarrollada por Guerrilla Games y que nació en PlayStation 2, se ha convertido en uno de los buques insignia de Sony. Después de haber dejado huella en PS2 y PSP, la saga se prepara para volver a PlayStation 3 y promete alcanzar un nuevo escalón en su ascenso hacia la gloria.

La guerra volverá a enfrentar a ISA y Helghast en espectaculares escaramuzas dignas de la mejor película de ciencia ficción. En Killzone 3 nos esperan momentos increíbles, giros sorprendentes, acción a raudales, los gráficos que prometía PS3 y una historia sobresaliente, que servirá como guinda del pastel. Si estás preparado para saber lo que te espera, no dudes en seguir leyendo.

La lucha continúa

Puede que se haya ganado una batalla, pero no la guerra. Después de haberse hecho cargo de Scolar Visari, líder del Imperio Helghan, Rico y los suyos deben buscar la forma de volver a Vekta, aprovechándose del caos y la guerra civil que se cierne sobre el Imperio. Pero no será una tarea sencilla, tendrán que sobrevivir entre el fuego cruzado y sin ningún tipo de apoyo. Gracias a esta nueva situación, el jugador se verá más inmerso en la cultura Helghan, su idioma y su forma de pensar, algo que le dará mucha más profundidad a una historia muy interesante.

Aunque por un lado han querido suavizar el ambiente oscuro y serio que se arrastraba desde los inicios de la saga, el juego mantendrá un nivel maduro, acorde a los acontecimientos que se narran. En Guerrilla Games se han preocupado tanto por conseguir un ambiente propicio para el guión que nos tocará vivir en Killzone 3. No han escatimado en actores de doblaje de Hollywood para darle más dramatismo y credibilidad a los diálogos originales. De hecho, su afán por conseguir una buena historia es tal, que decidieron contratar a un guionista externo a la compañía para que se centrase, única y exclusivamente, en la línea argumental. Así que, de primeras, podemos esperar una mejora notable en este aspecto frente a sus antecesores.

Aún así, todo esto de los guiones, la narración y los diálogos está muy bien y es algo que enriquece enormemente un videojuego, pero lo cierto es que, sin una buena jugabilidad, incluso la mejor de las historias puede verse arruinada. Por suerte, estamos hablando de Guerrilla Games, así que no es algo de lo que debamos preocuparnos. Se añaden nuevos elementos y sistemas que proporcionarán más flexibilidad y situaciones peculiares. Gracias al Exoesqueleto Jet-Pack (el cual pudimos ver, pero no tocar, en Killzone 2) podremos alcanzar zonas inaccesibles, emboscar a nuestros enemigos o realizar ataques aéreos.

La mayoría de combates se darán a distancia, con armas de última tecnología. Alguna de ellas estará ligeramente modificada en comparación a anteriores entregas (por ejemplo, el lanzamisiles WASP de Killzone 3 tendrá disparo primario y secundario), pero habrá veces en las que será inevitable llegar al combate al cuerpo a cuerpo. Aquí es cuando entra en juego un nuevo sistema, el Brutal Melee. Podremos acabar con los Helghast de muchas formas diferentes: clavándoles un cuchillo, rompiéndole el cuello o, lo que será aún más espectacular, realizando un combo potente y sangriento. Desde luego, el nombre de Brutal Melee para este sistema es más que acertado.

Efectos especiales, PS Move y 3D

La acción de Killzone 3 nos transportará a muchos y diversos entornos. Desde zonas nevadas y heladas, pasando por frondosas y peligrosas junglas o ciudades derruidas, hasta llegar a desoladores páramos arrasados por armas nucleares. En comparación con los monótonos escenarios de Killzone 2, será como si jugáramos a una saga diferente. Como suele ser costumbre de la casa, estos escenarios estarán cargados de detalles que los harán únicos y realistas, a pesar de tratarse de un juego de ciencia ficción.

La nieve, el humo, las explosiones, los objetos destruibles, las balas que pasan cerca de nuestras cabezas, inmensos enemigos que abarcan toda la pantalla... estos elementos no harán más que sumergirnos, irremediable y placenteramente, en el universo de Killzone 3. Pero si además tenemos la suerte de contar con un televisor compatible con tecnología 3D y pudimos agenciarnos un dispositivo PlayStation Move completo con Sharp Shooter, la sensación de luchar realmente contra los Helghast será incomparable. A todo esto hay que sumarle, además, las escenas que aparecerán a lo largo de la historia y que mostrarán momentos increíbles, con efectos que podría haber creado la propia Industrial Light & Magic en cualquiera de sus películas. Es decir, por si aún no te ha quedado claro, que Killzone 3 será un juego de cine.

Un multijugador a la altura

La campaña de Killzone 3 será espectacular, intensa, cargada de acción, de sorpresas, dramatismo, tensión y, cómo no, diversión. Pero sin duda uno de los platos fuertes del juego será su modo multijugador. Por una parte, contaremos con el cooperativo que, por desgracia, sólo podrá ser jugado en una misma consola y a pantalla partida, aunque eso no quiere decir que no lo podamos pasar en grande con la campaña y algún amigo. Pero si lo tuyo es el online, lleva platos para todos los gustos.

Existirán varios modos de juego diferentes: Guerrila Warfare, Warzone, Operations y Botzone. En el primero de ellos jugaremos el típico team death match en mapas de hasta 16 jugadores. La mejor forma de descargar adrenalina en equipo y ensayar nuestras propias tácticas. En Warzone tendremos que llevar a cabo misiones tan variadas como asesinatos, búsqueda y captura o destrucción... Vaya, lo que ya pudimos ver en Killzone 2, con capacidad para 24 jugadores. El nuevo modo de juego, Operations, nos introducirá en equipos especializados con la misión de infiltrarse en la base enemiga a través de varias tareas, tales como capturar una zona o plantar explosivos. Este podrá albergar hasta 16 jugadores y cuenta con la particularidad de mostrar escenas cinematográficas durante el transcurso de la partida. Para terminar, estará el modo Botzone, aunque no es más que una partida multijugador con bots controlados por la IA. Además, una de las cosas que han querido cuidar para las partidas online de Killzone 3 es todo el asunto del respawn cuando somos abatidos. Esta vez se ha desarrollado un nuevo sistema dinámico que acallará las quejas infundadas sobre las resurrecciones de la anterior entrega.

Pero el multijugador online no se basará únicamente en competir porque sí, sino que tendremos recompensas que nos incitarán a jugar más y mejorar. Para qué nos vamos a engañar, no estamos hablando de algo novedoso, pero sí que le da mucha vidilla al asunto. A medida que juguemos más y más partidas, consigamos abatir jugadores y realicemos misiones, obtendremos experiencia que se traducirá en ascensión entre rangos. Habrá un total de 45 de estos y podremos recolectar hasta 100 tipos de medallas diferentes. Se desbloquearán armas, habilidades, trofeos... y, además, habrá premios especiales para las diferentes clases y estilos de juego.

Hablando de las clases, existirán cinco diferentes: médico, francotirador, ingeniero, táctico e infiltrado. Cada una de estas carreras tendrá seis niveles particulares, a lo largo de los cuales se podrán desbloquear seis habilidades especiales e inherentes de cada una. Con todo esto, os haréis una idea de la inmensidad del multijugador que nos espera en Killzone 3, ¿no?

Lecturas recomendadas