Reportaje

Avance de F1 2013 para PS3, Xbox 360 y PC

Por Rafael Aznar
-

F1 2013 ya está camino de la parrilla de salida. Los ingenieros y los mecánicos de Codemasters tienen hecha ya la puesta a punto para que, el próximo 4 de octubre, los circuitos de PS3, Xbox 360 y PC reciban a los monoplazas más deseados del planeta. Le hemos echado el guante a una versión muy avanzada del juego y el relincho de sus caballos de vapor y el empuje de las fuerzas G nos han dejado clavados al habitáculo.

La temporada 2013 del Mundial de Fórmula 1 ha enfilado ya su tramo decisivo. Salvo que Fernando Alonso obre un milagro o haya una hecatombe energética en la escudería Red Bull, ahora mismo casi todo apunta a que Sebastian Vettel obtendrá su cuarto título consecutivo. Bien para recrear ese dominio aplastante o bien para reescribir la historia, dentro de un mes, seremos nosotros los que nos enfundemos el mono y nos lancemos al asfalto a velocidades de hasta 340 km/h.

Durante la presente generación, los juegos de carreras se han prodigado con mucha fuerza. Probablemente, en un ámbito tan competitivo, la compañía más productiva haya sido Codemasters, que ha firmado títulos sobresalientes de hasta tres sagas diferentes: Dirt, GRID y la que nos ocupa. Precisamente, F1 2013 es el segundo título que lanza la empresa británica este año, tras GRID 2, que vio la luz a finales de mayo. Será su cuarto juego oficial del Gran Circo y, gracias a la experiencia acumulada, no hay ninguna duda de que será el más completo hasta la fecha.

Ya hemos tenido acceso a una beta muy avanzada, en la que estaban disponibles todos los monoplazas actuales, siete de los circuitos de este año y el contenido clásico de los años 80 (cinco bólidos y dos circuitos). Ese pequeño avance nos ha servido para hacernos una idea de la potencia que tendrá el título.

Carreras actuales y con efecto retroactivo

El juego incluirá toda la licencia de la presente temporada: las doce escuderías, los veinticuatro pilotos y los diecinueve circuitos. Todo ello irá acompañado con estadísticas de los pilotos e incluso vídeos de vueltas tipo, en las que un narrador nos explicará, en español, las claves de cada trazado. Respecto a la nómina de circuitos, cabe decir que el único cambio respecto a la temporada pasada será la presencia de Nurburgring, en detrimento de Hockenheim, pues las dos pistas se turnan año a año como sede del Gran Premio de Alemania. Tampoco estará presente el circuito urbano de Valencia, puesto que ya no forma parte del calendario.

La mayor novedad respecto al año pasado será la inclusión de contenidos clásicos. Todas las copias del juego incluirán cinco coches de los años 80 y dos circuitos. Los monoplazas serán el Williams FW12 (con Nigel Mansell y Damon Hill), el Lotus 100T (con Satoru Nakajima y Mika Hakkinen), el Ferrari F1-87/88C (con Gerhard Berger y Michael Schumacher), el Lotus 98T (con Mario Andretti y Emerson Fittipaldi) y el Williams FW07B (con Alan Jones y Alain Prost). Algunos pilotos serán los originales del coche en cuestión, pero también habrá mitos de otros años. Sin ir más lejos, Michael Schumacher y Damon Hill empezaron a correr en los 90, así que nunca condujeron los citados bólidos. En cuanto a los circuitos, serán el de Jerez y el de Brands Hatch.

Codemasters Birmingham también ha preparado contenidos clásicos de los años 90, pero sólo estarán disponibles para aquéllos que adquieran la llamada Classic Edition, que será la versión limitada del juego, o para quienes tengan a bien pagar un DLC aparte. Los coches incluidos en ese paquete serán el Ferrari F92A (con Jean Alesi y otro piloto por confirmar), el Williams FW14B (con Nigel Mansell y David Coulthard), el Ferrari F310 (con Michael Schumacher y Gerhard Berger), el Williams FW18 (con Damon Hill y Jacques Villeneuve) y el Ferrari F399 (con Eddie Irvine y Jody Sheckter). En lo que se refiere a los circuitos, habrá dos: el de Estoril y el de Ímola.

El arte de amansar motores de 750 CV

F1 2013 recreará con fidelidad todo lo relativo a la conducción de un Fórmula 1. Esto significa que habrá que hacer uso del kers, aprovechar el DRS para adelantar al piloto de delante si está a menos de un segundo, realizar paradas en boxes para calzar los dos tipos de neumáticos… A eso, se añadirán detalles como las salidas del coche de seguridad o la posibilidad de modificar ampliamente los reglajes, según las características de cada circuito.

Dado que el reglamento de este año apenas incluye novedades respecto al de 2012 (será en 2014 cuando haya un cambio importante, con la introducción de los motores turbo V6), en términos jugables, el nuevo simulador de Codemasters será una continuación del anterior, pero estará aún más pulido y resultará más espectacular. Así, la IA será más activa, con la inclusión de un nivel de dificultad adicional (habrá cinco en total). En la beta, hemos podido comprobar que, efectivamente, los rivales serán más agresivos a la hora de intentar adelantar, llegando incluso a tocarse entre ellos, so riesgo de roturas de alerones.

También habrá pequeños detalles para que nos sintamos como verdaderos pilotos. Por ejemplo, en el garaje, veremos cómo nuestro álter ego se sube al coche en primera persona y cómo un mecánico le coloca el volante, para que nos metamos más en el papel. Del mismo modo, durante la carrera, si el piloto ve que alguien le hace alguna jugarreta, levantará la mano en señal de queja, tal y como sucede en la realidad. Por lo que hemos jugado hasta ahora, también parece que el aspecto de los neumáticos lucirá mejor, hasta el punto de que llegaremos a ver las ampollas (el famoso “graining”) que brotarán en su superficie a medida que se degradan.

Hay que destacar que la conducción variará notablemente entre los coches modernos y los clásicos. En la beta que hemos probado, los coches de los 80 se notaban más “ligeros” al tacto, con un ángulo de giro más pronunciado y más derrapes sin llegar a trompear. No obstante, enseguida se les coge el punto. En cuanto al manejo de los coches de 2013, nos ha parecido aún más suave que en 2012, incluso teniendo desactivada la ayuda del control de tracción.

Si sois seguidores habituales de la Fórmula 1, sabréis que las carreras se suelen disputar a una distancia de en torno a 305 kilómetros, lo cual se traduce en una duración de hasta hora y media. Debido a la falta de tiempo, antes, eran pocos los que disputaban pruebas con la duración “oficial”. Sin embargo, esta nueva entrega permitirá guardar la partida en cualquier momento, por lo que no será necesario acabar las carreras de una sentada. Los más entusiastas del Gran Circo agradecerán esa adición.

Recreando la carpa del Gran Circo

F1 2013 incluirá una cantidad ingente de modos de juego. La principal novedad será Recreaciones, un modo de desafíos dividido en varias temporadas, con el que se tratarán de presentar las principales situaciones que puede vivir un piloto desde su año de novato hasta su consagración como leyenda. Así, habrá que batir a nuestro compañero de equipo en la carrera de debut, mantener a raya a coches más rápidos, remontar desde la última posición para llegar al podio, sacarle diez segundos de ventaja a otro piloto para compensar una penalización de tiempo, acabar en los puntos con uno de los peores coches…

Se agradece esa novedad, aunque no habría estado de más que los desafíos fueran más personalizados y basados en carreras reales, como los que había en los F1 World Grand Prix de Nintendo 64. El único desafío “real” que había en la beta era uno que, veladamente, nos invitaba a rememorar el Gran Premio de Brasil de 2007, de modo que había que intentar remontar con un McLaren desde la séptima a la segunda posición, para evitar perder el campeonato, que fue lo que le sucedió, por aquel entonces, a Lewis Hamilton. Los otros desafíos eran bastante genéricos.

El resto de modos serán los ya habituales, como Gran Premio, Mundial Exprés, Contrarreloj o Cronos de medalla. El más importante volverá a ser Trayectoria, que nos permitirá emular la vida de un piloto a lo largo de cinco temporadas, desde el comienzo en una escudería pequeña hasta llegar a lo más alto. No faltará tampoco el multijugador online, con el punto fuerte de poder disputar temporadas en cooperativo, compartiendo escudería con un amigo. Respecto al año pasado, desaparece el modo Campeones, en el que nos enfrentábamos, en carreras reducidas, a todos los campeones del mundo que había en la parrilla (eran seis, lo cual suponía un récord histórico, pero Michael Schumacher ya se ha retirado, definitivamente).

El desarrollo de las sesiones será, exactamente, el mismo que en la realidad. Así, habrá entrenamientos libres y las sesiones de clasificación se dividirán en Q1, Q2 y Q3. Desde el garaje, podremos consultar, en todo momento, los parciales que están realizando los rivales. Asimismo, al final de las carreras, podremos ver desglosados los tiempos de vuelta de todos los pilotos, para ver su progresión o cuándo nos sacaron unas décimas vitales para salir por delante tras las paradas en boxes.

El motor EGO, un toro técnico

Una de las razones del éxito de Codemasters en el género de la velocidad en los últimos años ha sido su motor gráfico EGO. En F1 2013, lucirá mejor que nunca, con una fluidez inusitada y algunos registros inéditos. Por ejemplo, cuando disputemos carreras con coches clásicos, la imagen presentará un filtro de tono ocre y un interfaz de datos (velocímetro, tiempos de vuelta) que casi nos harán viajar en el tiempo, a las transmisiones televisivas del pasado. En ese sentido, hay que destacar que los coches clásicos se podrán usar en cualquier circuito, por lo que podremos ver ese filtro añejo en todos y cada uno de los escenarios del juego. En cuanto al número de cámaras, habrá seis: dos exteriores, dos sobre el casco del piloto, la del volante y otra en la que sólo se verá el asfalto que haya delante del monoplaza.

El motor gráfico brillará, especialmente, en la recreación de la lluvia. Si miramos al asfalto, veremos caer las gotas una a una y, en el exterior de la trazada, veremos grandes charcos que, en caso de salirnos, harán que el coche se quede sin tracción. Además, al jugar con alguna de las cámaras interiores, el spray de los coches de delante llenará la pantalla de agua, lo que nos restará visibilidad. El efecto nos ha dejado anonadados, hasta el punto de que, sin exagerar, hay momentos en que la imagen se llega a confundir con la de una emisión televisiva.

Como viene siendo habitual, la recreación de los monoplazas y los circuitos será también muy fidedigna. Todas las pistas serán perfectamente reconocibles, igual que el diseño de los coches y los cascos de los pilotos. Recorrer el tramo de Eau Rouge en Spa-Francorchamps, las eses de Senna en Interlagos o la Rascasse en Mónaco será un auténtico gustazo para los amantes de la Fórmula 1.

Estamos deseando que llegue el 4 de octubre para ponernos a los mandos de F1 2013, pues este contacto con el Gran Circo nos ha dejado con ganas de emular a Fernando Alonso, Sebastian Vettel, Kimi Raikkonen y Lewis Hamilton. Los genios de Codemasters volverán a concedernos el deseo de la velocidad vertiginosa.

Lecturas recomendadas