Reportaje

Avance de InFamous Second Son

Por Daniel Acal
-

Hace un par de semanas tuvimos un primer (y mínimo) contacto con Infamous: Second Son, una de las apuestas más importantes de Sony para su nueva consola de cara a estos primeros meses del año. Os prometimos que en breve tendríamos acceso a una demo algo más completa y, como lo prometido es deuda, aquí teneís un nuevo avance de InFamous Second Son. ¿Listos para recibir los nuevos superpoderes?

Tras unos lógicos comienzos titubeantes, ya empiezan a asomar los juegazos para PS4. A propuestas recientes como el más que interesante Outlast se van a sumar en los próximos meses otros bombazos de la talla de The Order 1886 y otros juegos exclusivos de PS4 que veremos a lo largo del año. Pero entre todos ellos brilla con luz propia InFamous Second Son, uno de los títulos más deseados por la parroquia sonyer, al menos a corto plazo.

 

Tras dos primeras entregas muy divertidas en las que pudimos hacer el bien (o el mal) en PS3 manejando a Cole MacGrath, en poco más de un mes llegará a nuestras consolas Infamous: Second Son. Y en esta ocasión, no tendrá que competir contra ningún Prototype. La referencia del subtítulo es doble. Por un lado, hace referencia a los Primeros Hijos, el grupo liderado por nuestro antagonista en el primer juego. Por otro, se refiere a que es la “segunda generación” de InFamous, que se estrena en PS4 tras su exitoso paso por la anterior generación. Y supone la consagración definitiva de Sucker Punch como uno de los estudios pertenecientes a Sony más en forma en la actualidad.

 


En anteriores episodios...

Como ya os comentamos en el avance anterior, Infamous Second Son arranca siete años después de InFamous 2, partiendo del final que vimos si nos comportamos como héroes... aunque tampoco es necesario haberse terminado los anteriroes para disfrutar de Second Son. Si lo habéis acabado, sabréis cúal fue el destino de ColeMacGrath y la razón por la que no protagoniza esta tercera entrega. El caso es que por razones que aún no conocemos, tras lo sucedido en New Marais, aún quedan conductores (o sea, gente con superpoderes) que ahora más que nunca son considerados una amenaza. De hecho, se ha creado una nueva y letal fuerza del orden, el Departamento de Protección Unificada (o DUP). dedicado a identificarlos y a arrestarlos, con métodos bastante expeditivos.

 

Y aquí entra en escena el nuevo protagonista, Delsin Rowe, un joven de 24 años, graffitero (ya hemos visto una misión que tiene que ver con esto en la demo), que vive en Seattle junto a su hermano Reggie. Su anodina vida cambiará radicalmente al intervenir en un accidente de autobús de la DUP que transporta conductores presos. Delsin se acerca a ayudar a los posibles supervivientes y, sin querer, absorbe el poder de uno de estos conductores. A partir de ese momento, Delsin Rowe pasa a ser oficialmente un conductor, y por tanto, a estar perseguido por las fuerzas del orden. Apoyado por su hermano, se enfrentará a este opresor orden establecido, en una trama que la que, como en los anteriores juegos de la saga, podremos ser “buenos” o “malos”, lo que conllevará una serie de cambios en el desarrollo.

 

Trascendentales decisiones morales

Aunque aún no sabemos cuánto peso tendrán a la postre en el desarrollo, ya nos hemos enfrentado a la primera de las decisiones morales que nos planteará Second Son (lo pongo en cursiva porque lo de las decisiones morales en los videojuegos me hace muchísima gracia). Junto a nuestro hermano Reggie, atraparemos una conductora llamada Abigail Walker (más conocida como Fetch), que se toma la justicia por su mano a la hora de enfrentarse a los anticonductores. Podemos elegir "corromperla" o "rehabilitarla", lo que dará pie a que hagamos una misión u otra.

 

Si elegimos “corromperla”, esta chica láser (así es como se llama ella misma en el juego) endurecerá todavía más sus métodos . Lo comprobaremos acompañándola a “visitar” a unos cuantos activistas a los que eliminaremos sin piedad. Y de paso, podremos cargarnos también a cuantos peatones inocentes se crucen en nuestro camino, lo que subirá nuestros niveles de karma malo (representado, una vez más, con el color rojo).

 

Pero si elegimos “rehabilitarla”, la misión será completamente distinta. En esta ocasión nuestro objetivo junto a ella será “patearles el culo” a unos narcotraficantes, destruyendo todos los alijos de droga. Para ello, habrá que registrar una zona portuaria y marcar con nuestro spray las casetas donde encontremos alguno de estos cargamentos, para que Fetch los destruya desde la distancia. Después, iniciaremos una persecución por los tejados, en la que tendremos que ser rápidos para no perder de vista la furgoneta de los narcotraficantes, pero también cuatelosos, ya que lo que queremos es que nos muestren donde está su cuartel general. Y si descubren que le estamos siguiendo, la misión se irá al traste...

 

 

Como veis, según lo que decidamos haremos misiones completamente diferentes, con lo que a prioir merecerá la pena rejugárselo para ver qué situaciones nos esperan en el otro lado. No sabemos si este tipo de bifurcaciones en la trama serán muy frecuentes o no en el desarrollo. Lo que sí está claro es que volverá también el sistema de karma. Podremos ser más “buenos” o más “malos” en función de si provocamos altercados, eliminamos o no a inocentes, si asesinamos a los enemigos o sólo los reducimos... Todas estas acciones buenas o malas se irán “acumulando” y estéticamente se verán reflejadas en el “parche” que llevamos a nuestra espalda, aunque en Infamous Second Son no parece que este sistema de karma vaya a estar muy ligado con el tipo de superpoderes que podemos manejar.

 

Delsin Rowe es el nuevo hombre absorbente

Y es que, a diferencia del eléctrico Cole MacGrath, en Infamous Second Son Delsin Rowe es capaz de absorber los poderes de otros conductores, con lo que parece que iremos obteniendo una serie de poderes con independencia de si somos buenos o malos. De momento probado los que tienen que ver con el humo y con la electricidad (en el juego lo llaman “neón”). Aún no sabemos cómo será la evolución de cada uno de estos poderes, pero sí que cada uno tendrá distintas manifestaciones (ataques cuerpo a cuerpo, proyectiles a distancia, explosivas caídas desde las alturas, devastadores ataques especiales...). Para los ataques a distancia, la cámara se colocará a nuestro hombro y podremos hacer un pequeño zoom, que además nos dará pistas sobre los puntos débiles de nuestros enemigos.

 

Pero insistimos, sólo hemos probado dos demos cerradas de Infamous Second Son, por lo que aún no sabemos cómo van evolucionando dichos poderes. Pero en lo que hemos visto hasta ahora ambos poderes ofrecen habilidades equiparables, que sólo se diferencian en matices estéticos (el ataque cuerpo a cuerpo del Humo se ejecuta con unas cadenas que son todo un guiño a las Espadas del Caos de Kratos, y en el del Neón blandiremos una especie de espada de luz). Lo que sí os podemos adelantar es que podremos alternar libremente entre poderes, siempre y cuando estemos en contacto con “una fuente”. Es decir, que si llevamos Humo, basta con acercarse a un neón para absorberlo (usando el panel táctil del Dual Shock 4). Y viceversa, si queremos cambiar a Humo, habrá que buscar una chimenea en los tejados... o hacer explotar unos cuantos coches, como queráis.

 

Los mismos mimbres jugables de los anteriores

Como ya habréis podido suponer, InFamous Second Son esconde un desarrollo parecido al de las dos entregas anteriores: un sandbox en la que alternaremos las misiones de la trama con distintas tareas secundarias (aunque a decir verdad en las demos no pudimos probar ninguna, pero suponemos que las habrá). Tras Empire City y New Marais (versiones ficticias de Nueva York y Nueva Orleans, respectivamente, en los dos primeros Infamous), Seattle será casi tan protagonista como Delsin Rowe en Second Son. Una Seattle reconocible y recreada con esmero (los chicos de Sucker Punch tienen el estudio en esta ciudad), aunque algo transformada por los devastadores efectos de las luchas entre los conductores y la DUP (algo en lo que participaremos directamente. Y con un toque grunge que le queda muy auténtico (recordemos que Seattle es la cuna de este género músical y esto se notará también en la banda sonora, en la que ya hemos escuchado el mítico tema “Heart Shaped Box” de Nirvana, versioneado por Dead Sara), aunque también se darán cita otros grupos menos grunges y más tendentes al punk rock.

 

Nos moveremos por los distintos barrios de Seattle con gran fluidez, con movientos ya conocidos (planear entre los tejados, trepar de forma ágil por las fachadas...) potenciados con nuevos movimientos como supervelocidad (pulsando el botón "círculo") que nos dará un turbo extra que podremos aprovechar para subir por las paredes o ganar impulso para planear más lejos o convertirnos en humo para subir rápidamente al tejado de un edicifio usando un conducto de ventilación.

 

Hablando ya de la parcela gráfica, se nota la diferencia con respecto a los InFamous de PS3 en todos los aspectos: fluidez, animaciones del protagonista, gran cantidad de efectos acompañando a los distintas habilidades, brillantes efectos de iluminación y reflejos... La verdad es que da gusto desplazarse por las alturas a toda velocidad usando los distintos poderes. Y la urbe de InFamous Second Son es bastante más bulliciosa y tiene más nivel de detalle que en que otros sandbox recientes, aunque hay cosas como el modelado de los peatones, no son muy next gen que digamos, y contrastan con el de los personajes principales, que están mucho más trabajados. Un doblaje al castellano tan profesional como nos tienen acostumbrados en las grandes producciones de Sony (aunque su sentido del humor y sus chistes no nos terminan de convencer) y dos ediciones especiales que harán que los fans de la saga se suban por las paredes como Delsin son la guinda para una de las aventuras de acción más esperadas y prometedoras de este primer trimestre de 2014, al menos para PS4.

 


Lecturas recomendadas