Reportaje

Avance de Lara Croft and The Temple of Osiris

Por Daniel Acal
-

Lara Croft vuelve en su faceta mas cooperativa, con una divertidísimo juego de acción y puzzles que recoge lo mejor de Guardian of Light y lo mejora logrando un producto mucho más sólido y trabajado en todos los sentidos que ofrece muchas más posibilidades que su antecesor, como veremos a continuación.

Este mes de diciembre vuelve Lara Croft, pero no en Rise of the Tomb Raider. La nueva y esperada aventura de acción que como vimos en la pasada GamesCom primero saldrá en las consolas de Microsoft no llegará hasta 2015. Hasta entonces, todos los fans de la heroina más popular de la historia de los videojuegos (tando los xboxers que celebran esta exclusiva temporal como los sonyers que lloran la pérdida aunque podrán consolarse con Uncharted 4; y también los peceros, que no se nos olviden) podrán quitarse el mono de asaltar tumbas con Lara Croft and the Temple of Osiris, la secuela de aquel Guardian of Light, un juego descargable de acción cooperativa más que notable. Pues bien, partiendo de sus mismos mimbres jugables, Temple of Osiris ampliará la esperiencia de dos a cuatro jugadores (tanto Online como en la misma consola), con un desarrollo que se "adapta" al número de jugadores que estén en la partida y con una nueva historia y escenario que, si me lo permitís, molan bastante más que los del anterior.

Bienvenida (de nuevo) al antiguo Egipto, Lara

Lara Croft and the Temple of Osisis nos trasladará al antiguo Egipto. Nuestra arqueóloga favorita compite con uno de sus grandes rivales, Carter Bell, por internarse en el templo de Osiris y ser el primero en alcanzar el mítico Bastón de esta deidad. Pero por desgracia, encontraron algo más... Al coger el bastón, desencaderon una antigua maldición que tiene que ver con Seth, el dios egipcio de la Muerte. La única esperanza para nuestra aventurera es lograr resucitar también a Osiris, la unica deidad capaz de hacer frente a Seth. Pero... ¿cómo se resucita a un Dios? Pues con la ayuda de su "familia", ya que Lara y Carter también han despertado a Isis y a Horus, hermana y esposa de Osiris e hijo, respectivamente. Los cuatro emprenderán una peligrosa búsqueda adentrándose en el tempo de Osiris en una carrera contrarreloj para evitar que esta maldición que han desencadenado acabe afectando a toda la humanidad.

Bueno, los cuatro... o los tres, o los dos o tú sol@. Ya hemos comentado más arriba que Lara Croft and the Temple of Osiris ofrece cooperativo online y offline para hasta 4 jugadores y, como suele ser habitual en este tipo de juegos, se disfruta más en coopertativo. Pero en esta ocasión, los chicos de Crystal Dynamics se han acordado de la gente que no tiene amigos (como Rubén Guzmán o yo) y han hecho un juego que se adapta al número de jugadores que tenga cada partida. Y no nos referimos sólo a ajustar la dificultad o el número de enemigos que aparecen en función de los que estemos jugando a la vez. Según nos comentaron sus responsables, bastantes puzzles de Lara Croft and the Temple of Osiris cambiarán completamente en función de si jugamos en solitario o sí estamos cooperando con más gente. Una decisión que nos parece de lo más acertada que además puede redundar en una mayor rejugabilidad.

Dichos puzzles son muy variados, y todos ellos son "marca de la casa". Activar interrumptores para abrir puertas, empujar objetos del escenario para colocarlos en su lugar correcto, obstáculos que sólo superaremos en un alarde de reflejos como un pasillo de baldosines que van cayando a nuestro paso o un alud de rocas, plataformas con pinchos que requerirán coordinación para no ser ensertados cual pincho moruno o puzzles que se rigen por las leyes de la física son algunos de las dificultades a las que nos enfrentaremos para tratar de enterrar para siempre de la maldición que hemos despertado sin querer.

Pero cuando juguemos en cooperativo, muchos de los puzzles requerirán la combinación de las distintas habilidades que tendrán tanto los personajes humanos (Lara y Carter) como las deidades egipcias (Isis y Horus). Lara y Carter llevan sus pistolas, su gancho (que nos permitirá escalar o hacer un "puente" para que nuestros compañeros superen un abismo) y una linterna (o bengalas) para iluminar zonas oscuras. Por su parte, Isis y Horus son capaces de canalizar la energia del bastón de Osiris, lo que les permitirá disparar un potente rayo (que servirá tano para acabar con los enemigos como para activar ciertos mecanismos) o habilidades como generar una especie de campo de energia a su alrededor que los convertirá en una "pelota" estilo Samus Aran que también tendrá distintas utilidades.

Además, podremos mejorar a nuestros personajes equipándonos con items como distintos anillos. Y aparte de las armas principales (que tendrán munición infinita) podremos pillar por los escenarios otras armas más potentes, como ametralladoras (sí, los dioses egipcios también pueden escupir plomo si la ocasión lo requiere) cuya munición sí que se gasta y que nos vendrán muy bien cuando nos rodeen decenas de enemigos. Los sirvientes de Seth vendrán a por nosotros en oleadas  y tendremos que acabar con ellos usando el stick derecho para apuntar (como ocurría en el anterior y en otros juegos de este corte como Dead Nation). Si las cosas se ponen feas, nuestros protagonistas (todos) podrán rodar como acción evasiva y dejar como "recadito" unas bombas, que también podrán afectar a nuestros aliados, lo que nos lleva al siguiente punto...

Cooperativo asimétrico... y con un toque competitivo.

Y es otro de los aciertos de Lara Croft and the Temple of Osiris es su "toque competitivo". Siempre dentro de la cooperación, nos pelearemos con nuestros compañeros ya no sólo por los ver quién tiene más puntos al final de cada nivel (que también) sino por ver quién es el primero en alcanzar ese anillo que te otorga cierta mejora o esa ametralladora que te lo va a poner un poquito más fácil cuanto te ataquen decenas de escarabajos. Sí, en el Templo de Osiris no hay suficientes armas e ítems para los cuatro y habrá que ser más rápidos que nuestros amigos para trincarlos (aunque ciertas mejoras sí se aplicarán a todo el grupo).

En cuanto al apartado gráfico, Lara Croft and the Temple of Osiris vuelve a lucir una vista isométrica, la típica en este tipo de juegos que nos permite ver tanto el escenario en toda su amplitud como tener visibilidad para afrontar los combates. Eso sí, la pantalla nunca se divide, lo que obligará a que los integrantes del grupo estén más o menos siempre cerca (no os pongáis bombas entre vosotros para "putearos", que ya sé que lo estáis pensando). No es que deslumbre técnicamente ni está a años luz de Guardian of Light pero todo se mueve como debe y el diseño de escenarios y enemigos es bueno (salvo algún jefe final que no nos ha convencido mucho).

Que Guardian of Light iba a tener una secuela estaba bastante claro. Su millón de descargas (fue uno de los juegos descargables más venddos) allanó bastante el camino en este sentido. Pero en Crystal Dynamics no se han limitado "a cumplir el espediente" y se han marcado un juego bastante más largo (pase de temporada incluido) y con un cooperativo mejorado. Incluso contará con una edición Gold, con un mapa, una simpatica figurita de 8 cm de Lara, un libro de arte y su pase de temporada incluido (esta edición sólo estará disponible para PS4 y PC). Lara Croft and the Temple of Osiris estará disponible el 9 de diciembre, llegará con textos en castellano y si lo reservas, tendrás como "premio" armas y anillos procedentes de otros juegos de la casa como Tomb Raider Legend, Hitman o Deus Ex Human Revolution. Y ver a Lara usando un anillo de Aumentos como los de Adan Jensen o empuñando las pistolas Silverballer del Agente 47 tiene su gracia, ¿verdad?

Lecturas recomendadas