Reportaje

Avance de PayDay 2: Crimewave Edition

Por Álvaro Alonso
-

PayDay 2: Crimewave Edition lleva a PS4 y Xbox One los atracos con los que tanto disfrutamos en PS3, Xbox 360 y PC. Años de contenido recopilados en una versión perfecta para atracadores novatos o para aquellos que quieren llevar los golpes a un nuevo nivel. Os contamos cómo se desarrolló nuestra primera partida. 

PayDay 2: Crimewave Edition es, a grandes rasgos, la versión definitiva del mismo juego que pudimos disfrutar allá por agosto de 2013 en PS3, Xbox 360 y PC. Overkill traslada estos atracos con énfasis en la personalización y alto componente cooperativo hasta la nueva generación, puliendo el apartado técnico por el camino.

Pero, sin lugar a dudas, la característica más destacabale son los más de 50 extras de contenido adicional que incluye la Crimewave Edition, y que nos mantendrán horas y horas planificando golpes y ejecutando atracos probando distintas habilidades, rutas, aspectos...

Cómo dar el gran golpe

PayDay 2 es, a grandes, rasgos, un simulador de atracador. A nuestra disposición tenemos un gran número de misiones que nos invitan a participar en golpes a bancos, museos y todo establecimiento susceptible de contener ingentes cantidades de fajos de billetes. Todo estos atracos siguen un modus operandi similar: planear el golpe, ejecutarlo, conseguir el dinero y poner pies en polvorosa. El planteamiento es directo y sin complicaciones, hasta el punto de que la historia es prácticamente inexistente; es una excusa para justificar nuestro siguiente atraco.

Pero tampoco es algo que se eche en falta, pues el gran acierto de PayDay 2 es su modo cooperativo, en el que nos ponemos la máscara junto a otros tres jugadores y damos el gran golpe. No sólo es recomendable jugar de esta forma, también muy necesario, especialmente en los niveles de dificultad más elevados, pues la intelegencia artifical de nuestro compañeros controlados por la máquina deja bastante que desear...

Por supuesto, las misiones se pueden completar utilizando diversos métodos: los que prefieran actuar de forma delicada y sin llamar la atención podrán optar por un enfoque sigiloso desactivando cámaras, noqueando guardias y saliendo del banco con una bolsa a rebosar de lingotes sin que nadie se de cuenta de lo sucedido. En el polo opuesto, podemos optar también por entrar 'a saco', pegar tres tiros al aire, coger un rehén y empezar a masacrar a las oleadas de SWAT y policía que irán a por nosotros.

Elijamos el enfoque que elijamos, nuestra recompensa (si tenemos éxito) será un jugoso botín que podemos utilizar para comprar nuevo equipo: desde armas de fuego, hasta armaduras y protección, pasando por máscaras e incluso objetos que bien podrían estar sacados de una tienda de artículos de broma.

Atraca, sí, pero de punta en blanco

La cantidad de opciones de personalización que tenemos en PayDay 2 puede llegar a resultar inlcluso abrumadora. Para empezar, nuestro personaje puede llevar equipadas tres armas distintas durante las misiones: primaria, secundaria y cuerpo a cuerpo. Por un lado tenemos pistolas (usadas a una mano o con ambas), escopetas, rifles de francotirador, sub-fusiles y ametralladoras pesadas de todos los tipos, tamaños y colores, y con alguna que otra curiosidad como la 'Tommy Gun' (la ametralladora favorita de los mafiosos) o la pistola 'Luger'.

Por otro, encontramos armas cuerpo a cuerpo como machetes, bates de béisbol, puños americanos, guantes de boxeo, fajos de billetes (sí, también pueden ser utilizados como arma) y un cuchillo que al ser empuñado emite la mítica sintonía de Psicosis. Como veís, los chicos de Overkill no han escatimado en humor e imaginación a la hora de recrear el ingente armamenoto de PayDay 2.

Y no sólo de armas va la historia. También podemos seleccionar vestimenta, que dependiendo de nuestro enfoque será una u otra: si queremos actuar sin llamar la atención, lo mejor será calzarse un traje impecable, que permite más libertad de movimeinto a costa de aportar esacasa defensa. Sin embargo, si nos va la acción, podemos enfundarnos todo un armario de chalecos anti-balas y armaduras capaces de soportar explosiones, con la consiguiente disminución en nuestra movilidad, claro está.

Para terminar de completar nuestro atuendo, podemos elegir entre cientos y cientos de máscaras con las que ocultar nuestra identidad durante el robo: bolsas de la compra, pasamontañas, animales, deportes, películas de terror... Todo lo que sea susceptible de utiliarse como máscara lo encontraremos en PayDay 2. Y por si no fuera suficiente, podemos personalizarlas cambiándoles el color y añadiéndoles diseños hasta convertirlas en piezas únicas que nos identificarán a la perfección durante la partida.

¡Pero eso no es todo! Además de nuestro aspecto y las armas que utilizamos, PayDay 2 incluye un sistema de clases, muy al estilo RPG, que nos permite elegir entre cinco árboles de habilidad, a saber: cerebro, ejecutor, técnico, fantasma y fugitivo. Cada uno incluye distintos tipos de 'perks' sobre las que podemos depositar puntos que iremos obteniendo a medida que ganamos Reputación (la experiencia de PayDay 2).Este sistema, además, no nos limita a una única clase: es posible especializarse, pero también lo es seleccionar habilidades de entre todas las disponibles.

Al final del día, habremos conseguido un personaje que se adapta como anillo al dedo.

Contenido descargable de calidad

Casi dos años lleva PayDay 2 entre nosotros, y en todo ese tiempo ha conseguido mantenerse fresco como el primer día gracias a los DLC's que los chicos de Overkill han lanzado de forma gradual. Además de los siempre recurrentes trajes, armas y complementos, hay cuatro contenidos que brillan por su calidad, humor y conectividad con otras franquicias:

- The Dentist: Giancarlo Esposito, conocido por dar vida a Gus Fring en Breaking Bad, es el encargado de interpretar a este dentista que utiliza su negocio como tapadera para ofertar todo tipo de "trabajos" de alto nivel al grupo. Las similitudes entre ambos personajes son más que evidentes...

- Cage Assasult Pack: este DLC incluye 4 armas de fuego, 28 mods, otras 4 armas cuerpo a cuerpo, nuevas máscaras, materiales y 10 nuevos logros/trofeos. Pero lo más curioso fue la forma de presentarlo: parodiando a la saga Battlefield.

- Hotline Miami: en colaboración con Dennaton Games llegó este pack de misiones y atuendos basado en el brutal y sangriento Hotline Miami. DeLoreans, armas íntimas y ocho máscaras muy "animales" dan vida a este DLC.

- John Wick: Keanu Reeves protagonizó una de las mejores (y menos conocidas) películas de acción del pasado año: John Wick. El personaje fue incluido en PayDay 2 junto a sus armas características y un nuevo árbol de habilidades denominado 'Sicario'. Y si no habéis visto la peli, ya estáis tardando.

Y por si tooooodo esto no fuesen ya suficientes alicientes para hacerse con la Crimewave Edition, todos aquellos que reserven PayDay 2 para PS4 y Xbox One obtendrán:

Vale pero... ¿Qué ha cambiado?

En la nueva generación, PayDay 2 luce mejor que nunca: texturas, iluminación, modelos de los personajes... Gráficamente, la Crimewave Edition ha mejorado todos sus apartados y, por supuesto, mostrará una resolución de 1080p tanto en PS4 como en Xbox One... Pero por desgracia no alcanzará los 60 fps. Aunque los más puristas echarán en falta el extra de fluidez que otorgan, nuestra partida no sufrió tirones ni ralentizaciones, asi que que no lo echamos en falta.

Eso sí, ciertas animaciones y efectos han quedado desfasados para lo que le exigimos a un juego de PS4 y Xbox One. Por mucho que se haya mejorado el aspecto técnico, estamos hablando de un juego que originalmente se publicó en 2013, y eso se nota. Pero a pesar de todas las carencias que pueda presentar PayDay 2: Crimewave Edition ,la diversión que ofrece consigue que las olvidemos en menos tiempo de lo que se tarda en reventar una caja fuerte.

Así que ya sabéis, si os perdísteis este sensacional juego de atracos (que muchos consideren mejor que los Golpes de GTA Online) o simplemente queréis experimentarlos de nuevo en su versión definitiva, marcad en rojo el 12 de junio en vuestros calendarios, porque ese día vamos a dar el gran golpe. ¡No olvidéis la máscara!

Lecturas recomendadas