Reportaje

Avance de Scrolls para PC

Por Sergio Gracia
-

Los chicos de Mojang quieren repetir la fórmula del éxito con un juego sencillo a la par que complejo y muy adictivo. ¿Será capaz de igualar la proeza alcanzada por Minecraft o se quedará en la estacada?

Minecraft, uno de los títulos más populares del momento, uno de los juegos más vendidos del catálogo de Xbox LIVE Arcade, un auténtico fenómeno de masas que nació de las manos de una única persona después de haberse inspirado en otros títulos y haber extraído lo mejor de cada uno para juntarlo en una sabrosa receta que no deja a nadie indiferente. Markus Persson se ha convertido, según la revista Times, en la persona más influyente de 2013. Con todos estos datos tan impresionantes, ¿cómo no nos íbamos a interesar por el siguiente proyecto de Mojang?

La idea de Scrolls llevaba en la cabeza de Notch desde hacía ya mucho tiempo, y gracias al éxito obtenido con Minecraft ha podido sacarla adelante. El estudio de desarrollo independiente ya cuenta con un equipo sólido y rebosante de talento, pero volver a triunfar de la forma en que lo hizo el cúbico juego de construcción y supervivencia es una tarea harto complicada. Por otra parte, Scrolls no ha sido desarrollado con esa intención. Obviamente, todo el mundo quiero que su juego se convierta en un súper ventas, pero éste va dirigido a otro público, muy extenso en general pero minúsculo en comparación a la base de jugadores de Minecraft.

Un juego en crecimiento

Scrolls ya se encuentra en fase beta y ya son miles los jugadores que se han visto las caras en el campo de batalla pero, ¿qué tiene que ofrecernos exactamente Scrolls que no puedan darnos otros juegos similares? Bien, antes de nada debemos aclarar qué tipo de juego es éste del que os vamos a hablar, aunque lo más probable es que ya os hayáis hecho una buena idea. Scrolls es uno de los conocidos como 'juegos de cartas coleccionables' al más puro estilo Magic The Gathering de Wizards of the Coast, ahora bien, sus similitudes acaban en el sistema de juego e invocación de cartas.

El juego de Mojang podríamos definirlo como una mezcla entre Magic, Heroes of Might & Magic y Plants vs. Zombies. Sí, así de 'raro' es, pero os aseguramos que la combinación es tremendamente efectiva y adictiva.

La beta a la que puede acceder todo aquel que compre el juego (siendo más barato en esta fase del desarrollo, tal y como ocurrió con Minecraft) nos ofrece un juego muy sólido que ya cuenta con una comunidad abismal, firme y volcada con el proyecto, algo vital para este tipo de juegos con un componente multijugador tan fuerte. Pero que Scrolls se base, principalmente, en partidas Online contra otras personas de todo el mundo no quiere decir que no nos permita entrenar contra la Inteligencia Artificial.

Prepara tu mazo para la batalla

Como decimos, la base de Scrolls es la posesión, ampliación y edición de nuestro propio mazo de cartas. Existen, por el momento, tres tipos de 'recursos', 'bandos' o 'colores', como queráis llamarlos: Energy o rojo, Growth o verde y Order o azul. Cada uno de ellos cuenta con sus propios 'scrolls' y un estilo de juego muy definido, aunque claro está, siempre podremos mezclarlos para conseguir poderosas combinaciones.

Es muy importante dedicarle tiempo y estudiar de forma meticulosa qué cartas equiparemos en nuestro mazo, siendo el número mínimo 50 'scrolls' y pudiendo repetir únicamente tres veces una misma carta. Podremos guardar tantas combinaciones de mazos como queramos, pero lo que no debemos hacer es incluir 'scrolls' a lo loco. Un buen diseño de mazo es importante para tener alguna oportunidad en el campo de batalla, y ese es parte del encanto del juego.

Una vez comencemos la liza nos encontraremos en un campo dividido en dos mitades con casillas hexagonales y una fila de cinco tótems para cada jugador. El objetivo es bien sencillo: destruir al menos tres de esos cinco monumentos, ahora bien, en la práctica las cosas se nos pueden complicar rápida y terriblemente.

El sistema de invocación de cartas es también muy especial, teniendo que sacrificar un 'scroll' cualquiera para conseguir un punto en el recurso deseado. También tendremos la opción de descartar una carta para obtener otras dos o, sencillamente, invocar una criatura/estructura o lanzar un hechizo/encantamiento. Este sistema ofrece una gran riqueza de jugadas y nos obliga a pensar muy mucho antes de realizar una acción. Estrategia pura y dura.

Un 'juego de cartas coleccionables' no sería lo mismo si no pudiésemos 'coleccionar cartas', y aquí es cuando entra en juego la tienda y el dinero que obtendremos en cada partida. Al crear nuestra cuenta de Scrolls deberemos elegir con qué mazo empezar, pero en la tienda tendremos la ocasión de adquirir un mazo pre-fabricado de otro recurso, comprar 'scrolls' sueltos, packs de 10 o cartas concretas, aún así la magia del comercio en Scrolls recae sobre la compra-venta con otros jugadores.

El precio de cada carta se ha ido estableciendo poco a poco por la propia comunidad según su rareza y, claro está, lo buena que sea. Actualmente ya podemos acudir a ciertas bases de datos que nos informan sobre el precio aproximado al que se encuentran todas y cada una de las cartas, pero a medida que Mojang vaya actualizando la beta y modificando algunos de esos 'scrolls' su precio irá variando.

El futuro de Scrolls

Aunque Scrolls se encuentra en fase beta ya hemos podido disfrutar de un juego capaz de darnos horas y horas de pura diversión. Claro está, debe gustarte este tipo de juegos, pero si te interesan mínimamente estamos seguros de que Scrolls cubrirá todas tus exigencias.

Mojang está trabajando duro por conseguir un título sólido con una amplia comunidad de jugadores, y por el momento van por el camino correcto. Poco a poco van añadiendo nuevas cartas y modificando otras, y aunque actualmente el número de 'scrolls' no es todo lo variado que nos gustaría sí es suficiente para empezar a desenvolverse con soltura en sus complejos combates. En un futuro se espera que añadan más recursos o mazos y se mejore, en general, con nuevos sistemas de juego y funcionalidades, pero como decimos, hoy por hoy es uno de los títulos más prometedores del género.

Lecturas recomendadas