Principal Battlefield 1 PRE
Reportaje

Battlefield 1 - Impresiones finales del FPS de DICE y EA

Por David Martínez
-

Para llevar a cabo estas impresiones finales de Battlefield 1 antes de ofreceros el análisis del juego en unos días, hemos acudido a las oficinas de DICE en Estocolmo. Allí, los miembros del estudio de desarrollo nos han permitido jugar dos capítulos de la campaña: el prólogo (Storm of Steel) y la primera de las historias que la componen (Throgh Mud And Blood). En total, algo menos de dos horas del modo para un jugador, y más de diez en el multijugador, lo que nos da una idea de todo lo que ofrecerá este FPS, ambientado en la Primera Guerra Mundial.

Battlefield 1 17

Y en lo que respecta a la ambientación, "la guerra que iba a acabar con todas las guerras” nos ha impresionado. La mayor parte de la tecnología bélica que conocemos hoy en día, desde las armas de la infantería a los acorazados o la aviación, se gestó durante este conflicto, lo que ha permitido a DICE y Electronic Arts mostrarnos -de nuevo- unos brutales enfrentamientos por tierra, mar y aire, basados en piedra, papel o tijera. ¿Y esto qué significa? Pues que no vamos a encontrar ningún elemento invulnerable en el campo de batalla: la artillería es capaz de acabar con los soldados a pie sin dificultad, mientras que los cazas y bombarderos que surcan el cielo pueden hacer volar por los aires los carros de combate. A su vez, los soldados pueden utilizar posiciones antiaéreas para barrer el cielo… es necesario dominar todos los frentes y coordinar nuestras acciones con el resto de nuestro equipo para salir victoriosos.

El multijugador

Una de las grandes bazas con que cuenta Battlefield 1 es la variedad del conflicto: las principales naciones del primer mundo: Francia, Italia, el imperio Alemán, el imperio Otomano o Estados Unidos, estuvieron inmersas en una guerra que duró cinco años, y que pasó por todos los frentes imaginables. De este modo, además de la Tierra de Nadie castigada por los bombardeos y labrada por trincheras que ya vimos en el mapa St Quentin Scar, y el desierto del Sinaí que pudimos disfrutar en la beta, también hemos puesto nuestras botas en Amiens, sobre una fortaleza costera y junto al canal de Suez.

Battlefield 1 8

La construcción de todos estos mapas multijugador está heredada de lo visto en Star Wars Battlefront y Battlefield 4. Desplegados por los escenarios de Battlefield 1 encontramos edificios destructibles, riscos desde los que apostarse como francotirador, búnkers y terreno abierto. En esta ocasión la aplicación del sistema Levolution no está ligada a eventos (como derribar un edificio) sino que es mucho más sutil. El campo de batalla de Battlefield 1 se va transformando con cada explosión: los muros caen, los árboles se hacen astillas, y el terreno se llena de cráteres; y además asistimos a cambios drásticos en la climatología como la niebla, una incómoda lluvia y las tormentas de arena. 

Con todo, nuestros mayores interrogantes circulaban en torno al comportamiento de las armas y equipo, ya que en la Primera Guerra Mundial, eran mucho más rudimentarios que en las guerras actuales. DICE lo ha resuelto “acelerando” el ritmo de los combates, hasta alcanzar la misma velocidad de crucero que en las entregas anteriores. Aunque se pierda algo de realismo, esto beneficia mucho al multijugador, que resulta tan entretenido como siempre.

En cuanto a las principales novedades que podemos revelar en estas impresiones de Battlefield 1, nos quedamos con los vehículos Behemot (un tren, un dirigible y un barco) que aparecen en el campo de batalla para ayudar al equipo que va perdiendo y las clases élite. Al igual que los héroes de Battlefront, se trata de soldados especiales, más poderosos que las clases asalto, médico, apoyo y explorador (francotirador) a las que estamos acostumbrados. Estas clases élite consisten en el lanzallamas, un rifle antitanque y un soldado con armadura y ametralladora pesada, y para utilizarlas, necesitamos recoger objetos del campo de batalla.  

Por lo que hemos jugado, también diríamos que se ha tomado de Battlefront cierta aleatoriedad en el respawn (aunque podemos escoger la zona en que aparecer, si hay un compañero de escuadra cerca) y un equilibrio de los enfrentamientos cara a cara, que conseguirá que hasta los novatos hagan unas cuantas bajas. Como corresponde a la Primera Guerra Mundial, Battlefield 1 hace hincapié en el uso de armas cuerpo a cuerpo y granadas de gas, que lo hacen un poco más caótico.

Por lo demás, para esta toma de contacto, además de los modos clásicos (Conquista para 64 jugadores, Duelo por equipos,  Dominación…) hemos probado Operaciones. Se trata de un modo por objetivos, en que el nivel se abre por zonas (cuando los atacantes toman todos los dos objetivos) y que enlaza varios mapas. Así se consigue una visión más global de la guerra.

La campaña

Se nota que en DICE han escuchado a los usuarios después de Star Wars Battlefront, y van a ofrecer una campaña, breve pero muy intensa para un sólo jugador. Battlefield 1 nos ofrecerá las “historias de guerra”, pequeños argumentos independientes que se centran en torno a un personaje y que nos dan una idea de cómo se luchaba en distintos frentes. El prólogo es brutal, con una batalla en que estamos obligados a morir para cambiar nuestro papel en la guerra de trincheras, y Through Mud and Steel nos habla del papel de los tanques en la Gran Guerra. Podemos conocer cómo vivía y luchaba la tripulación de un  Mark V, casi como en la película Fury (Corazones de acero). Hay niveles de batallas acordadas, un clásico de la saga, pero también hay zonas a pie e incluso de infiltración.

Para diseñar los niveles de la campaña se ha optado por pequeñas zonas abiertas. El juego es tan espectacular -lo hemos jugado en PC a una resolución de 1080p y 60 FPS- que no se echan en falta los elementos scriptados de anteriores entregas, todo fluye, y las cinemáticas nos ayudan a entender el dramatismo de la guerra. En DICE nos han asegurado que una de sus prioridades era el respeto al conflicto y a los que lucharon en él. 

Tecnología de guerra

Y si ya os hemos dado una pista de lo bien que luce el juego, el mejor uso del motor Frostbite hasta la fecha, ligeramente por encima de Battlefront, no os podéis imaginar lo bien que funciona el apartado sonoro de Battlefield 1 hasta que lo probéis por vosotros mismos; si cerráis los ojos durante un instante, podéis dibujaren vuestra mente lo que está ocurriendo: por dónde se mueven las tropas, las armas que están utilizando, hacia dónde disparan… hasta el modo en que huyen las ratas, o las moscas revolotean alrededor de los cadáveres.   

Battlefield 1 3

En conclusión, a falta de terminar la campaña y hablaros de nuevos mapas y modos multijugador, el juego nos ha impresionado. Es mucho más conservador en su desarrollo de lo que cabía esperar cuando se mostró la nueva ambientación, pero eso juega a su favor. Y la campaña, sin tanta carga narrativa, parece perfecta para conocer cómo lucharon los hombres y mujeres de la Primera Guerra Mundial. El próximo 21 de octubre se lanza Battlefield 1 en PS4, PC y Xbox One, y más adelante también contará con un parche con mejoras visuales para PS4 PRO. Antes de su lanzamiento os ofreceremos un completo análisis de uno de los FPS bélicos más prometedores del año. Aquí podéis leer nuestro análisis de Battlefield 1

Lecturas recomendadas