Reportaje

De Biohazard a Resident Evil: juegos con varios nombres

Por Nacho Bartolomé
-

Lo de los títulos que les ponen a algunos juegos no tiene nombre. Bueno, realmente tiene varios, porque hay juegos que se llaman de distinta manera dependiendo del territorio en el que son lanzados ya sea por motivos de marketing, de adaptación a la cultura de cada lugar… Vamos a repasar algunos de esos casos en los que llamamos de forma distinta… al mismo juego.

Empezamos nuestro reportaje sobre cambios de nombre en los juegos con una saga de postín. La acongojante franquicia estrella de Capcom fue renombrada para su lanzamiento en occidente. Mientras que en Japón es conocida como Biohazard (que significa “peligro biológico”), en el resto del mundo la llamamos Resident Evil.

Resident Evil - Biohazard

Según Chris Cramer, uno de los responsables de comunicación de Capcom en Estados Unidos, todo comenzó en 1994, cuando se empezaron a gestar los planes de promoción del juego de terror de Shinji Mikami. Capcom Japón informó que Biohazard era el título que habían elegido, pero el responsable de marketing de la compañía en Estados Unidos respondió que ese nombre sería imposible de registrar allí debido a que ya había tanto una banda de música hardcore neoyorkina como un videojuego para DOS con el nombre Biohazard. Se inició por tanto una encuesta interna en la división americana, y la elección, claro, fue Resident Evil. El nombre hace referencia a un residente maligno, que tenía sentido para un juego que transcurre en una mansión… aunque quizás menos para las entregas sucesivas, en las que los infectados por el Virus T y el resto del abecedario lo invaden todo, hasta la España profunda. “Peligro biológico” es un título que se ciñe más a esa esencia de la saga, que precisamente implica una amenaza biológica distinta en cada entrega. Curiosamente, el próximo juego de Mikami, The Evil Within, también tiene otro nombre en Japón: allí se llama Psychobreak.

Mega Man - Rockman

 

Capcom rivaliza con la familia real española en lo de ponerle varios nombres a sus criaturitas. Otras de sus sagas más conocidas, Mega Man, recibe el nombre de Rockman en Japón. Ese toque rockero le va bien al protagonista de unos juegos tan cañeros, pero no es el único, porque los nombres originales de los personajes del universo creado por Keiji Inafune están llenos de referencias a la música: la hermana del protagonista se llama Roll (lo que los convierte en los hermanos Rock y Roll), cuenta con ayudantes como Tango, Beat (ritmo) o Proto Man, que se conoce en Japón como Blues… por no hablar de los temazos musicales que siempre han caracterizado a la franquicia. ¿Y a qué se debió el cambio? Parece que al antiguo vicepresidente de Capcom América, Joseph Morici, el nombre Rockman le parecía “horrible” y se le ocurrió que sonaría mucho mejor si se llamara Mega Man. En cualquier caso, Rockman y Mega Man son dos nombres que ahora parece que a Capcom no le suenan a nada… 

Advance Wars - Famicom Wars


En 1988, Intelligent Systems lanzó en Japón un juego de estrategia bélica para Famicom. Su nombre era Famicom Wars. Posteriormente desarrollaron entregas para Game Boy y Super Famicom, tituladas Game Boy Wars y Super Famicom Wars. Los tanques de la saga siguieron conquistando territorios y en 2001 llegaron al fin a América y Europa con la entrega para Game Boy Advance. ¿Cómo se llamaba? La respuesta es obvia: Advance Wars, pero sólo en el mercado occidental, porque en Japón se conoce como Game Boy Wars Advance. Y tras otra secuela para GBA, la siguiente entrega fue para Nintendo DS. Y no, no se llamó DS Wars, porque rompiendo la norma y la lógica seguida hasta el momento, el juego es conocido fuera de Japón como Advance Wars: Dual Strike. Pero lo curioso es que en Japón también fallaron el tiro con el nombre: allí se llamó Famicom Wars DS. Un lío. Ya son ganas de dar guerra…

Pro Evolution Soccer - Winning Eleven

En Konami han barajado tantos nombres para su franquicia estrella(da) de fútbol como algún que otro entrenador de la selección. La saga Pro Evolution Soccer se conoce en Japón como Winning Eleven ("El once ganador", nombre que no necesita más explicación) pero ha atravesado unos cuantos cambios de título: el primer juego de la saga se llamaba World Soccer Winning Eleven en Japón pero llegó a Europa con el nombre de Goal Storm. El siguiente juego, Winning Eleven 97, ya nos llegó con el título ISS Pro (International Superstar Soccer). Los siguientes Winning Eleven 2 y 3 se convirtieron en estas tierras en ISS Pro 98 y ISS Pro Evolution. Después, Konami siguió en esa línea lanzando ISS Pro Evolution 2, que continuó en la siguiente temporada como Pro Evolution Soccer a secas... o World Soccer Winning Eleven 5 en Norteamérica. A partir de entonces, en Europa la saga ya se estableció como Pro Evolution Soccer, mientras que en América continuó siendo World Soccer Winning Eleven hasta 2007, cuando pasó a ser Winning eleven: Pro Evolution Soccer 2007 y, al año siguiente, simplemente Pro Evolution Soccer, empezando a compartir el nombre con Europa. Pero olvidad este lío de denominaciones, porque hay otra más, la que importa, la que se le queda a la gente: el Pro.

Lylat Wars - Star Fox 64


No, Lylat Wars no es la entrega de la saga Wars para la inexistente consola Lylat. Es la continuación de un culebrón de nombres en la saga de Fox McCloud que empezó con el Star Fox original en Super Nintendo. En Europa, no hay rastro de “Star Fox” en los primeros juegos de la saga. El juego de SNES se llama en Europa Starwing, y su secuela, Star Fox 64, se conoce por estas tierras como Lylat Wars. ¿Por qué? Aunque durante mucho tiempo se ha asociado con conflictos de derechos con un juego para Atari 2600 también llamado Star Fox, al fin se ha conocido la verdad de primera mano. Y es que Dylan Cuthbert, fundador de Q-Games y programador ligado a la saga desde sus inicios, ha revelado que el cambio de nombre en Europa se hizo para evitar confusiones con una empresa alemana llamada StarVox, que se pronuncia de manera muy similar a Star Fox. Se optó por el cambio de nombre para protegerse ante posibles reclamaciones, y no fue hasta 2002, con Star Fox Adventures, cuando la saga recuperó su título original para el viejo continente. Según Cuthbert, aunque afirma no tener todos los detalles, es debido a que se considera que ya no hay riesgo de confusión con la empresa StarVox. Un feliz giro de tonel de los acontecimientos. 

Fahrenheit - Indigo Prophecy

En Quantic Dream son muy peliculeros, y precisamente una película les obligó a cambiar el nombre de una de sus “jueguículas”, Fahrenheit. En Estados Unidos y Canadá el juego pasó a llamarse Indigo Prophecy para evitar confusiones o cualquier asociación con Fahrenheit 9/11, un documental de Michael Moore sobre la guerra y los atentados del 11 de septiembre estrenado en fechas cercanas. Y ya puestos a cambiar cosas, en esa versión para América se censuraron algunas escenas de sexo explícito que podrían elevar los grados fahrenheit de más de uno.

Project Zero - Fatal Frame 

La coletilla “Project” es una de las más presentes en los títulos de videojuegos. Suele ser utilizada como parte del nombre provisional de un juego durante el desarrollo, mientras es todavía eso, un proyecto. Quizás porque los medios llevan meses informando del título utilizando ese nombre provisional y ya es bien conocido por el público, en muchas ocasiones ese título acaba siendo el definitivo. En el curioso caso de la saga Project Zero, el Project se queda en el título, pero sólo en Europa. En Japón se conoce como Zero a secas. Y en Estados Unidos la franquicia se llama Fatal Frame (fotograma fatal), un título que deja más clara la temática del juego, que siempre involucra fantasmas y cámaras fotográficas. No ha trascendido el por qué de los cambios, así que carrete y manta. 

Turok 2: Seeds of Evil - Violence Killer: Turok New Generation

La saga Turok se puede considerar ya tan extinta como los dinosaurios. En cualquier caso, su secuela para N64 ha quedado fosilizada en nuestra memoria no sólo por su dificultad, también por ser uno de los mejores exponentes de los primeros shooters en consolas. Pero Turok 2: Seeds of Evil es conocido en Japón como Violence Killer: Turok Generation. Vamos, que el título pasa a ser “Asesino Violento”. Un nombre que haría frotarse las manos a muchos medios de comunicación con ganas de echarle la culpa de toda tragedia a los videojuegos. Hay cada dinosaurio suelto…

Kid Icarus - Palutena’s Mirror

Espejito, espejito… ¿qué nombre es más bonito? ¿El que rinde homenaje a la diosa Palutena o el que da protagonismo al joven Pit, ese niño que va de Ícaro? Resulta que la saga Kid Icarus se conoce en Japón como Hikari Shinwa: Parutena no Kagami, que se puede traducir como “El mito de la luz: el espejo de Palutena”. Vamos, que ni una referencia al angelito de Pit, sino que todo se enmarca en el mito de la diosa de la luz. La secuela Kid Icarus Uprising se conoce en tierras japonesas como Shin Hikari Shinwa: Parutena no Kagami. Es decir, “El nuevo mito de la luz: el espejo de Palutena”. Pero lo realmente importante de todo esto no es lo radical del cambio de título, sino preguntarse: ¿los casual japoneses llamarán Palutena a Pit? Zeld… Link sabe mucho de eso.

Another World - Out of this World - Outer World

El diseñador francés Éric Chahi hizo un trabajo de lo más artesanal con Another World, encargándose de prácticamente todo su desarrollo. Y quizás por ese afán perfeccionista de los artistas, ese que hace que se pueda estar toda la vida puliendo pequeños detalles, de su obra, ha habido un aspecto del juego que no paró de recibir retoques: su título. El nombre Another World sintetiza bien de qué va el juego: Lester, el protagonista, es transportado a un misterioso planeta. Vamos, que está Out of this World, en Outer World. Viene a ser lo mismo, ¿no? ¿Por qué tiene un nombre distinto en Japón, América y Europa? El planeta está lleno de misterios…

Como veis, hay juegos que tienen casi tantos títulos como la Duquesa de Alba. Aquí termina este repaso por los cambios de nombre más llamativos, pero no son los únicos. ¿Conocéis algún caso más? ¿Algún coleccionista de juegos que tenga varios juegos con distintos títulos? Es el momento de seguir ampliando esta lista hasta lo innombrable. 

Lecturas recomendadas