Reportaje

Chicas Bond: 28 mujeres de infarto

Por Raquel Hernández Luján
-

Las chicas Bond son mucho más que auténticas bellezas: poderosas, inteligentes y conscientes de su atractivo, estas damas de la seducción son imprescincibles en la saga cinematográfica más larga de todos los tiempos. Halle Berry, Denise Richards o Eva Green son solo algunas de ellas.

Atrévete a repasar con nosotros los personajes femeninos que han acompañado al agente 007 en sus aventuras desde 1962 hasta 2015.

Agente 007 contra el doctor No (1962)

Cuando Ursula Andress salió del mar con un escuetísimo bikini blanco y un cinturón en el que había prendida una navaja nació el mito de "la chica Bond". Aunaba un físico espectacular con el indudable erotismo de las armas. Sean Connery fue el agente 007 al que sedujo al instante en aquella ocasión en la que se desplazó a Jamaica para investigar el asesinato de dos agentes británicos.

Desde Rusia con amor (1963)

Daniela Bianchi encarnó a Tatiana Romanova, que, a pesar de su desconocimiento, formaba parte del plan de SPECTRE, y fue enviada para seducir a Bond. El objetivo: hacerle caer en una trampa que permitiría a la organización tensar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia en plena Guerra Fría. 

James Bond contra Goldfinger (1964)

Honor Blackman dio vida a Pussy Galore, que no solo era piloto, sino experta en judo. Goldfinger estaba haciendo acopio de las reservas de oro en esta entrega y Bond investigaba para descubrir el audaz plan que tramaba para dar el golpe del siglo.

Operación Trueno (1965)

SPECTRE roba dos misiles nucleares, por lo que Bond es enviado a las Bahamas a buscarlos. Pronto caerá en los brazos de Domino Derval (Claudine Auger), una amante francesa rodeada de glamour y capaz de seducir a cualquiera.

Sólo se vive dos veces (1967)

Giro hacia el erotismo oriental en esta cinta en la que Bond tendrá que dirigirse a Japón para investigar la desaparición de varias naves rusas y estadounidenses. Su tapadera allí será un falso matrimonio con Kissy Suzuki, una belleza local que es además una agente del servicio secreto japonés. La actriz Mie Hama es la encargada de interpretar dicho papel.

Al servicio secreto de su majestad (1969)

George Lazenby interpreta en esta única ocasión a Bond, y encontrará el amor verdadero en la hija de un mafioso de Córcega, la condesa Tracy di Vicenzo, toda una mujer de armas tomar a la que da vida Diana Rigg. Considerada como una de las películas más oscuras de la saga, en ella Bond tendrá que enfrentarse a las armas biológicas de Blofeld.

Diamantes para la eternidad (1971)

Sean Connery vuelve a ser el agente 007 para perseguir a una red que trafica con diamantes y que finalmente le conduce hasta SPECTRE. La inteligente contrabandista Tiffany Case (Jill St. John) será la encargda de introducir a Bond en la red de traficantes.

Vive y deja morir (1973)

El debut de Roger Moore como 007 en Vive y deja morir no puede ser más intenso: Bond se verá inmerso en el mundo de la heroína, el vudú y la magia negra y conocerá a Solitaire, una sensual adivina que se dedica a leer las cartas y a la que da vida la heterocroma Jane Seymour a la que pudimos ver rodeada de lujo y exotismo.

El hombre de la pistola de oro (1974)

Hay títulos que dejan poco lugar a la imaginación... A Bond en esta ocasión le asignan la tarea de recuperar un catalizador de energía solar secreto, pero termina siendo el blanco del asesino profesional más efectivo del mundo. Su enlace en Hong Kong es la atractiva Mary Goodnight a la que le presta su rubia cabellera la actriz Britt Ekland.

La espía que me amó (1977)

Barbara Bach interpreta a la agente rusa XXX, Anya Amasova, que consigue mucho más de lo que espera cuando decide aliarse con 007 para negociar un sistema de localización que les ha hecho perder a rusos y británicos sendos submarinos.

Moonraker (1979)

La década de los setenta se termina, y con ella los estilismos como el que veréis a continuación... Tras la desaparición de la nave espacial Moonraker, Bond termina realizando un viaje para tratar de localizarla. La doctora Holly Goodhead (Lois Chiles), es una científica estadounidense que sabe más de lo que dice y pondrá en serios aprietos a 007.

Sólo para tus ojos (1981)

Nuevo canon de belleza en los años 80: Carole Bouquet es Melina Havelock, y quiere venganza por la muerte de sus padres. Encontrará en Bond a un aliado natural para alcanzar su objetivo mientras éste trata de recuperar un dispositivo de comunicación.

Octopussy (1983)

Octopussy es una seductora contrabandista que utiliza un circo ambulante como tapadera. Maud Adams pone toda la carne en el asador para ayudar a Bond a detener una inminente invasión rusa de Europa al más puro estilo de Indiana Jones en una película cargada de acción, obras de arte de valor incalculable y toques de humor.

Panorama para matar (1985)

En esta última aparición de Roger Moore como 007, el actor encuentra apoyo en la bella sismóloga Stacey Sutton tras descubrir un plan que podría acabar con Silicon Valley y la industria informática de occidente. Tanya Roberts reinventa el raso una vez más como complemento sexy...

Alta tensión (1987)

En la primera aparición de Timothy Dalton como agente secreto, se ve involucrado en una operación rusa encubierta en la que se trafica con drogas a escala mundial y se venden armas. Maryam D'Arbo es Kara Milvoy, una violonchelista que atrapa la atención de Bond y se alía con él.

Licencia para matar (1989)

Nunca unos ojos estrábicos fueron tan seductores: Cary Lowell es Pam Bouvier, una contundente piloto que trabaja para la CIA y la DEA. Por su parte a Bond le es retirada su licencia para matar cuando se embarca en una venganza personal contra un señor de la droga sudamericano.

Goldeneye (1995)

Una brutal persecución para recuperar un helicóptero furtivo introduce al Bond interpretado por Pierce Brosnan, que saltara a la fama por su papel como Remington Steele. Izabella Scorupco da vida a Natalya Simonova, una luchadora e inteligente informática.

El mañana nunca muere (1997)

Michelle Yeoh es una rara avis dentro de las "chicas Bond": interpreta a Wai Lin, una agente del servicio secreto chino con conocimientos de artes marciales que será una pieza clave en la parte final de la película.

El mundo nunca es suficiente (1999)

Denise Richards es la turgente Christmas Jones, una científica nuclear que se proclama como la pareja ideal para 007, que en esta ocasión tiene que actuar como guardaespaldas de la hija de un magnate británico del petróleo tras un percance mortal en el MI6.

Muere otro día (2002)

Halle Berry causó furor con su revisitación del look de Ursula Andress pero con un bikini naranja eléctrico de lo más sugerente.

En esta ocasión Bond tiene que descubrir la conexión entre un terrorista norcoreano y un aventurero traficante de diamantes cuyas miradas pueden despertar desconfianza.

Casino Royale (2006)

Vesper (Eva Green) es sin duda una de las mujeres más complejas e impresionantes de la saga Bond. Tras atrapar totalmente al agente, rompe su corazón y le da un motivo para ser el arrogante y cautivador seductor en el que se convierte para escapar al dolor de su pérdida. Por su enorme peso en la trama y en la evolución del personaje al que da vida por primera vez Daniel Craig, Vesper pasará a la historia con letras de oro.

007: Quantum of Solace (2008)

La actriz ucraniana de exótica belleza Olga Kurylenko da vida a Camille Montes, una luchadora y vengativa asesina con un triste pasado, en 007: Quantum of Solace. Entre tanto Bond se enfrenta a una turbia organización que pretende controlar el suministro del agua en Bolivia.

Skyfall (2012)

Habiendo dado sus primeros pasos en la pasarela, ya podéis imaginar que el físico de la nueva chica Bond, la actriz francesa Bérénice Marlohe es sublime. Intepretará a Séverine, una femme fatale que a buen seguro le traerá más de un quebradero de cabeza a Daniel Craig.

Spectre (2015)

Tres mujeres van a traer a Daniel Craig loco en la nueva entrega de las aventuras de James Bond. Empecemos por el final, por la mujer a la que veis tras la máscara. Se trata de Stephanie Sigman (Narcos, The Bridge). De momento poco sabemos de su papel en la película salvo que será una mujer mexicana llamada Estrella que acompañará a Bond a un desfile de máscaras.

Léa Seydoux, que ya fue una de las mujeres fuertes de Misión imposible, es la ficción la doctora Madeleine Swann una psicóloga que trabaja en una clínica privada en los Alpes austríacos y es la hija de Mr. White. En su filmografía figuran títulos como Malditos bastardos, de Quentin Tarantino, el Robin Hood de Ridley Scott o la oscura versión de La Bella y la Bestia que protagonizó junto a Vincent Cassel aunque si hay que señalar un título que le dio fama es el de La vie d'Adèle, en la que interpretaba a una joven de cabello azulado que ponía patas arriba la vida de otra mujer de la que se enamoraba perdidamente.

La impresionante Monica Bellucci completa el trío de féminas peligrosas y sexys de la película Spectre. Es la primera actriz que supera en edad al actor que interpreta a Bond y hay que decir que a sus 51 años sigue siendo un auténtico cañón. Éstas han sido sus declaraciones: "No puedo decir que sea una chica Bond porque soy demasiado madura para serlo. Yo digo que soy una mujer Bond. Estoy orgullosa de serlo, porque en realidad James Bond es el hombre más increíble".

 


Hasta aquí el repaso a las féminas del celuloide, pero los videojuegos de Bond también han mostrado chicas que no hemos podido ver en ninguna de sus películas. Pero, a su vez, tienen el aspecto de actrices reales. Aquí tenéis dos:

Blood Stone (2010)

La cantante Joss Stone se lo curró para este juego de PS3, 360, DS y PC: interpretó el tema principal "I´ll take it all" y prestó tanto su voz como su imagen a Nicole Hunter, una diseñadora de joyas y agente del MI6. Seguro que le ayudaron sus papeles en Los Tudor o Éragon. Los chicos de Activision reprodujeron a la perfección su estilizado físico.

GoldenEye Reloaded (2010 y 2011)

En el juego original de Nintendo 64 se veía el rostro (por decir algo) de la Natalya Smirnova original, pero para el remake de Wii, PS3 y 360, tanto James Bond como Natalya "actualizaron" su rostro. Para el primero, se usó a Daniel Craig, mientras que la Smirnova se convirtió en una sosías de Kirsty Mitchell (Asuntos de Familia, Mandíbulas 3). A la izquierda, la versión moderna. A la derecha, la de Nintendo 64. Juzgad vosotros mismos...

Pero... ¿cuál es el mejor Bond?

De acuerdo, todas estas chicas son monísimas... ¡pero nosotras también queremos alegrarnos la vista! Así pues, a modo de propina, os propongo elegir al Bond más atractivo de todos. Roger Moore ha asegurado que el mejor Bond es sin lugar a dudas Daniel Craig, pero ¿qué opináis vosotros?


Lecturas recomendadas