Reportaje

Club Chistendo: Sé lo que hicisteis cuando erais novatos

Por Gustavo Acero
-

Hoy son mitos vivientes, pero todos tenemos un pasado que ocultar, incluso los más grandes creadores de videojuegos. ¿En qué inconfesables proyectos trabajaron los creadores de Final Fantasy, Metal Gear Solid, Sonic, Crash Bandicoot o Heavy Rain antes de convertirse en ídolos de masas? Sacamos la hoz de la investigación para no dejar títere con cabeza...

El Club Chistendo ha vuelto a liarla. Mucho antes de paladear las mieles del éxito, los maestros de la programación tuvieron que buscarse la vida y perpetrar juegos que hoy no querrían que conocieses. Décadas después, nuestro departamento de investigación ha tenido acceso a documentos desclasificados por los gobiernos japonés, francés y norteamericano, que revelan el pasado oculto de los mayores genios del sector, cuando en sus currículum sólo ponía "inglés nivel medio" y "gran capacidad de trabajo en equipo", o sea, las mentiras que ponemos todos. Así pues, queridas vacas sagradas del videojuego... 

Y ahora lo sabréis todos los demás. Poneos el chubasquero y... ¡que empiece la siega (quién ha dicho Mega Drive)!

Las otras "fantasías" de Sakaguchi

Ficha personal:  
Nombre: Hironobu Sakaguchi  

Nació en: Hitachi, Japón; 1962 (51 años)  
Debutó en: Square (co-fundador)  

Fundó: Mistwalker (2004, The Last Story)  
 Saga estrella: Final Fantasy  
Juegos vendidos de la saga: 104 millones  

Nuestra primera víctima es el mismísimo padre de Final Fantasy, franquicia cuyos soberbios guiones (unos más que otros) siempre han estado marcados por el amor. Yuna y Tidus, Rinoa y Squall, Yitan y Garnet... Aquí todos han mojado más que sus jugadores, y parece que tenían un buen maestro. Hironobu Sakaguchi, director (desde el II hasta el V) y productor (del VI al XI y X-2de la saga, hizo guardia en muchos garitos antes de cumplir su "última fantasía", pero la más inconfesable tuvo lugar en 1987, y tenía esencia de mujer:



Como lo veis: el padre de la saga RPG más vendida de la historia se ganó el jornal creando uno de los primeros simuladores de citas de la historia, y no era Meetic, sino Miho Nakayama's Heatbeat High School para NES, un juego salido (nunca mejor dicho) del idilio entre Square y Nintendo, y codesarrollado por el Father Brain de Metroid, el gran Yoshio Sakamoto, junto a otros dos chavales llamados Gunpei Yokoi y Nobuo Uematsu... O sea, como cuando un reparto de actorazos se reúne para parir un engendro como Movie 43Como os podéis imaginar, esta reliquia nunca salió de Pajón, digo de Japón (maldito autocorrector de Hobby), donde el género dating sim goza de notable popularidad. Ojete al spot publicitario que se lanzó: "¿te gustaría escribir una aventura de amor conmigo...?" Muy mal se tenía que dar para no frungir esa noche.

Esta frikada en concreto giraba en torno a la guapa Miho Nakayama, actriz, cantante e ídolo juvenil -y adulto- de los noventa (la Beatriz Rico nipona, para entendernos), a la que debíamos cortejar mediante un sistema de expresiones faciales y eligiendo las respuestas "correctas" (misión imposible ante una chica). Era una especie de aventura gráfica para forever alones que, en función de su rendimiento amoroso, podían asistir a dos posibles finales; el mejor era "final feliz" (chiste para masajistas). Ahora entiendo que en aquella época le llamaran Mete-Sakaguchi. La verdad es que fue una lástima que no saliera en occidente, porque a más de uno le habría venido bien jugarse unas partiditas para saber tratar una dama de Mordor: 

Hielo Kojima, el Señor de los Pingüinos

Ficha policial:  

Nombre: Hideo Kojima  

  Nació en: 1963 (50 tacos)  

Debutó en: Konami (1986)  
Fundó: Kojima Productions  
Saga estrella: Metal Gear Solid  
Juegos vendidos: 33 millones  

 

Bajamos la temperatura del ambiente con un caso que os va a dejar helados. El de la foto derecha no es el malo de una peli de Steven Seagal, sino Hideo Kojima, el insigne director de Metal Gear Solid, franquicia que acaba de cumplir 15 años y está a punto de arrancar su quinto episodio con Ground Zeroes y The Phantom Pain. Pero mucho antes de que Kojima llevase cartera de metal sólido, no tuvo más remedio que aceptar un curro como asistente de director de un juego muy diferente a la saga de acción táctica y espionaje que le encumbró a la gloria. Hablamos de un juegazo de…¡¡pingüinos!!

Como diría Solid Snake en su versión castiza, "¿pero qué vulva?" (otra vez el corrector, macho). Pues sí, su primer trabajo en la insustria fue como asistente del director en el refrescante Penguin Adventure, lanzado en 1986 para MSX como secuela del aclamado Antartic Adventure (así eran las "triples A" de antes, chavales), donde debió de cristalizar la idea de gritar "Freeze!" para acongojar a la guardia enemiga de Metal Gear.


Esta simpática aventura de acción a través de circuitos helados con toques de carreras y elementos RPG nos ponía en la piel de Penta, un "pingu" en busca de una manzana dorada con la que curar a la princesa Penguette. Aunque a Kojima no le pegue nada el "género pingüino", el juego está considerado uno de los mejores de MSX (aunque su deseo era trabajar para NES) por su variedad de niveles, profundidad jugable y sorprendente motor gráfico de estilo 3D. Por cierto, el juego acaba de llegar a la Consola Virtual de Wii U japonesa. ¡Recogida occidental de firmas en change.org pero YA!


Sin embargo, Kojima también saboreó la amargura del fracaso antes de montar FOXHOUND con sus ahorrillos. El culpable, Lost Warld (también de 1986), su primer trabajo propio como desarrollador, un plataformas protagonizado por una luchadora de wrestling cuyo título fusionaba los conceptos “world” y “war”. Pero Konami no debió de pillar el juego de palabras porque lo canceló en sus narices antes de ver la luz. Esto a Enric Álvarez no se lo hacen. Pese al palo, Kojima no se rindió, y como buen pingüino y soldado que es, se levantó del frío suelo y creó una de las sagas más épicas y aclamadas de nuestro tiempo. Nadie más se volvió a reír de él... desde que cambió de estilista.

Yuji Naka (Sonic), el rey de las nenas

Ficha psicotécnica:  

Nombre: Yuji Naka  

Nació en: Osaka, 1965 (48 años)  

Debutó en: SEGA  
Fundó: Sonic Team (1990)  
Saga estrella: Sonic The Hedgehog  
Juegos vendidos: 109 millones  

    

Quién te ha visto y quién te ve, maestro Naka... En 1984, el creador de los formidables Phantasy Star o Ghosts'n Goblins tuvo un debut mucho menos digno de recordar. Su primera creación fue un juego más pasteloso que Vanellope de Rompe Ralph, destinado exclusivamente al público infantil femenino, como su propio nombre indicaba: Girl's Garden, para la SG-1000. Si el título ya invita a la honda reflexión, echad un vistacillo a la carátula:

SEGA se gastó el presupuesto de todo un año en tinta de color, porque en argumento no. Su prota es una infanta (de niña, no de imputada) llamada Papri, cuyo novio Minto está tonteando con otra gachí llamada Cocco, que debe de estar lavándoselo a base de bien para separarle de su nena. ¿Y qué haría cualquier novia en esa situación? ¿Mandarle un sticker de "hemos terminado, pedazo cerdo?" Pues no. Más bien, recolectar flores por el campo para regalarle a su novio un precioso ramo con el que recuperar su amor, porque no olvidéis esto, chicas: a los tíos nos pirran las flores, sobre todo a un "picaflor" como Minto. ¿¡Pero en qué estabas pensando, Yuji!? Aquí tenéis la prueba del delito:

Trepidante, ¿eh? De esta empalagosa manera, el primer simulador de pagafantas femenino nos ponía a SEGAr las mejores flores del campo para el capullo de nuestro chico, mientras unas amables abejas nos proporcionaban miel para amansar a los osos enemigos, lo que dio lugar a la carátula que habéis visto: una rocambolesca mezcla de Heidi, Winnie de Pooh y La Abeja Maya no apta para diabéticos. Y os quejáis del Nintendo Girls Club. Menos mal que Yuji Naka huyó de su pasado como de Satanás y se puso al mando de Sonic The Hedgehog. Eso sí que fue un Boom y no lo que se avecina.

En fin, ahora se entiende que a Naka-San se le dieran tan mal las mujeres y no se casara hasta los 42, como él mismo reconoció en una entrevista. Sí, también somos el Sálvame de los videojuegos, pero con cuello. Seguro que ella le regaló un anillo de Sonic... y él a ella un detallito como el que vais a ver. Menudo crack, el brasileño.

David Cage, el chico Danone de los noventa

Ficha capilar:  

Nombre real: David de Gruttola  
Nació en: Francia, 1969 (44 años)  

Fundó: Quantic Dream (1997)  
IP estrella: Heavy Rain  
Juegos vendidos: 2,74 millones  

Pues eso, NEXT! Y el siguiente no es otro que David Cage, cuyo nombre real es David de Gruttola (ese queso me lo pedí el otro día en el Ginos). Este genio es uno de los fundadores de Quantic Dream, compañía responsable de Heavy Rain o Beyond: Dos Almas (me las envuelva para llevar), pero su pasado es de los más oscuros que nos hemos encontrado, tanto como el sórdido mundo de... "Las Mascotas de Empresas de Alimentación". Fido Dido, Cool Spot, Pizzoleto, y atención, que aquí viene el gordo... Dany, la indescriptible mascota de Danone a principios de los noventa.

Sí, amigos, no es ningún chistendo; en un alarde de visión empresarial, la multinacional hispano-francesa de productos lácteos decidió lanzar su propio juego para SNES y rebautizar a su mascota como Super Dany, en un publirreportaje de intención plataformera en el que Cage trabajó como compositor. Desde entonces, sólo consume yogures Hacendado. El principal motivo es cualquier segundo aleatorio de este vídeo:




Qué texturacas. El juego era más cutre que la película de Super Mario Bros, personaje en el cual Danone pareció inspirarse más allá del título, si tenemos en cuenta la evolución en el diseño de sus mascotas, cuya más reciente creación es Danonino, un entrañable dinosaurio de color verde y azul, dependiendo del producto. ¿Casualidad? Yo shi lo creo. Pero no penséis que Mr. Cage (David, no Nicolas) aprendió de su error, qué va; también aceptó componer las bandas sonoras de los juegos del ratón Speedy Gonzáles y el lamentable Time Cop, basado en la película homónima de Van Damme. Aquí un extracto del tema principal:

Los 'problemas Rubio' de Naughty Dog

Nuestro último documento confidencial afecta directamente a Jason Rubin y Andy Gavin, fundadores de Naughty Dog, estudio artífice de Uncharted y The Last of Uspero quién nos iba a decir que 'The First of Them' sería un frenético juego de... MATEMÁTICAS. Es decir, el precursor virtual de los cuadernos Rubio, esa pesadilla con la que nos martirizaban nuestras madres cada verano. El título elegido para semejante GOTY de 1985 fue Math Jam, un juego educativo de desafíos matemáticos para los pobres usuarios de Apple II, que debieron de echarse unas siestecitas de pijama y edredón.

Sin embargo, aquel primer contacto con la industria les llevó a fundar Jam Software, con la que empezaron a alejarse de los números hasta convertirse en Naughty Dog, donde firmaron un primer desastre llamado Keef the Thief (1989) y acabaron expiando sus pecados con Crash Bandicoot Jak & Daxter. Fijaos si sería emocionante el juego matemático que no existen imágenes de su existencia, pero sí del mediocre Keef the Thief. Sólo os digo que la pantalla final era ésta, así que imaginaos el resto. Nota: el hombre es el del medio.


Y de esta inefable manera damos carpetazo a nuestro dossier de lo oculto, pero que ningún gurú del sector respire aún: podría haberme guardado una segunda parte aún más comprometedora para el resto de intocables que se han librado de la cacería (sí, Shigeru, tú el primero), pero es que estoy viciadísimo al juego de titis de Sakaguchi y os tengo que dejar; acabo de invitarla a cenar salami y está a punto de regalarme un ramo de flores. ¡La semana que viene os cuento!

Lecturas recomendadas