Reportaje

The Darkness 2 y su Vendetta particular

Por Óscar Díaz
-

Desde la demo que probamos durante el pasado GAMEFEST 2011, donde veíamos los primeros pasos de Jackie Estacado en The Darkness 2, hemos conocido muchos detalles de esta nueva historia basada en el cómic de Top Cow Productions.

Sabemos que incuye más poderes de la oscuridad, el aspecto visual ha cambiado y, de paso, su multijugador será uno de los puntos que añadirán valor al juego. Pero, sobre todo, que los responsables del desarrollo son Digital Extremes, en lugar de los del primer título de la serie, Starbreeze Studios. Algo curioso, ya que estos, co-responsables de series como Unreal o Bioshock, nos traen un título completo que llegará antes de su propia visión de Star Trek. ¿Y qué se cuenta de nuevo el bueno de Jackie? Algo muy oscuro, como era de esperar.

La oscuridad se disparara

Después de la entrega inicial de The Darkness, nos encontramos con un protagonista que se ha hecho fuerte. Nos enfrentamos a una continuación, en la que los hechos del primer juego enlazan a la perfección con lo que va a ser una aventura intensa y oscura, sobre todo, esto último.


Los poderes que veíamos en el título anterior han llevado al protagonista, Jackie Estacado, hasta lo más alto del hampa. Ahora es un Don, el capo, el boss y nadie se atreve a enfrentarse con él. Excepto, claro, una organización llamada La Hermandad, que ha luchado contra los poderes oscuros desde tiempos inmemoriales. Eso sí, ahora se encuentra bajo la supervisión de alguien con intenciones más egoístas que acabar con el mal, en general. Victor es el nombre de nuestro antagonista, que nos abre a esta historia con un intento de arrebatar la oscuridad que acompaña a Estacado.

El responsable de los excesos que veremos en pantalla vuelve a ser Paul Jenkins. Es el autor que firmó la trama de The Darkness y que ha visto esta segunda entrega como un complemento para la serie de comics. Todo rodeado de rituales siniestros, acero, fuerza bruta y algo de voodoo.

Un cómic en nuestras pantallas

El cambio que primero nos llama la atención en The Darkness 2 se corresponde con el aspecto visual. Se ha hecho un esfuerzo por conseguir el aire a cómic que merece la obra creada originalmente por Marc Silvestri, Garth Ennis y David Wohl. Un nuevo motor gráfico, de nombre Evolution, ha sido la base para conseguir un amplio abanico de tonos que chocan en cada escena. Mientras la oscuridad es la tónica general, se ven contrastes notables y algo que sus creadores llaman Graphic Noir, con un uso intenso del rojo que deja claro el enfoque adulto del juego.

Todas las texturas se han hecho a mano y luego se han tratado para que, en ningún momento, nos encontremos con paredes que rompan la sensación de estar en un cómic. Eso sí, con sangre, balas, magia, interacción y todo tipo de efectos que sólo se pueden conseguir en un videojuego.

Otra diferencia notable es que, como Jackie ha pasado de ser el sobrino favorito de un mafioso al jefe del cotarro, ahora vive en una mansión propia. En ella, puede practicar sus habilidades, hablar con sus esbirros o investigar todo lo que está a su alcance en un mundo que parece suyo. Además, se desplaza en limusina, con lo que nos olvidaremos del metro del primer juego y su estructura un tanto desordenada. En The Darkness 2 dejamos de lado las misiones de asesinato y elegimos la forma en que 'liquidamos' los problemas.

Los escenarios que se han elegido para la ocasión nos llevan a la cima del mundo… bueno, las zonas altas de New York. También tendremos la base de operaciones de Jackie o un carnaval en el que La Hermandad verá cómo hacerse con el control de la Oscuridad. Pero esto son solo ejemplos de lo que está por llegar. Esperemos que no vuelvan algunos de los momentos menos populares de The Darkness, con sus flashback a la primera Guerra Mundial, que rompían en exceso el desarrollo normal del juego.

La historia promete, el sonido y los gráficos cumplen a la perfección con su objetivo. ¿Y en lo jugable? Nadie puede toserle a Jackie Estacado, ahora que manda. Los tentáculos que acababan con sus enemigos, han cambiado para esta continuación. Ahora tenemos un brazo que puede coger objetos y lanzarlos, junto a otro que destruye cuanto se nos pone por delante. Al mismo tiempo, disponemos de armas más o menos convencionales en los otros brazos.

Todo se mezcla con poderes que crecerán con los puntos de experiencia que consigamos por el camino. No faltan los Darklins, pequeños diablillos que con sus equipaciones variadas dan el toque simpático a la destrucción que son capaces de generar. La interfaz, por cierto, nos presenta una rueda de habilidades con la que nos familiarizamos en poco tiempo. Suena más complicado de lo que en realidad es, en serio.

Y, por supuesto, tenemos la esencia. El combustible que utilizamos para desatar el poder de la Oscuridad. En las zonas de sombra tendremos todo a nuestro favor. Así que nos tendremos que centrar en acabar con lámparas, focos, tubos fluorescentes y todo lo que sea una fuente de luz, nuestro verdadero enemigo en este mundo de tinieblas.

Un multijugador con carácter propio

El equipo técnico de The Darkness 2 ha dejado claro que su aventura está hecha para jugarla en solitario, a oscuras y sin que nos molesten. La intensidad de la historia, la ambientación y todo lo que rodea al cómic bien se merecen nuestra atención. Pero, como podían permitírselo, han decidido acompañar al juego de una experiencia para hasta cuatro jugadores, que se distancia de la oferta habitual de otros juegos.

Como ya tenían un argumento para Jackie Estacado, el multijugador nos presenta a otros protagonistas con los que tomar parte en la lucha de la Oscuridad contra un mundo aún más siniestro. Cada uno con su historia, que nos hace ver el mundo desde otros puntos de vista.

Bautizado como Vendetta, este apartado en el menú enlaza con la historia principal del juego. Pero se trata de algo totalmente opcional, a pesar de añadir más información a un universo al que sólo le falta triunfar en el cine. Podemos optar por la campaña, para uno a cuatro jugadores o misiones con objetivos a eliminar. Está claro que el cooperativo entra en The Darkness 2 con facilidad, pero hacía falta algo así, más allá de las decenas de 'skins' con poco interés que añaden otros juegos.

En cuanto a los personajes con que contamos para la aventura en compañía, resulta fácil encontrar un favorito. Tenemos al sabueso, Inugami, que es un maestro de la espada y devora almas con su filo. Más aficionada a las armas, encontramos a Shoshana, con su recortada y a las órdenes del Moshad. 'Big' Jimmy Wilson, por su parte, utiliza un Tomahawk y su aire escocés se compenetra a la perfección con los pequeños Jimmies que le acompañan. Por último, el doctor J. P. Dummond y su bastón voodoo cierra el círculo de protagonistas. Un equipo que complementa al cómic y todo lo que aprendimos de The Darkness, con su primera incursión en los videojuegos.

Lecturas recomendadas