Reportaje

E3 2014: Avance de FIFA 15 para PS4, Xbox One y PC

Por Rafael Aznar
-

Con las sagas anuales, mientras la calidad y las ventas acompañen, se da por sobreentendido que siempre va a haber una nueva entrega. Este año, se ha hecho de rogar más que en temporadas anteriores, pero el rey del fútbol virtual ya está de pretemporada. Hace unos días, Electronic Arts presentó FIFA 15 en el estadio Vicente Calderón, en un evento anticipado a su conferencia del E3 2014. Allí, acudieron los productores Sebastián Enrique y Nick Channon, para explicar las principales novedades que incluirá el título en su versión para PS4, Xbox One y PC.

EA celebra este 9 de junio su conferencia en el E3 2014 y uno de sus títulos estrella va a ser FIFA 15, del que ya hemos podido ver un importante avance. En los años precedentes, la entrega anual de rigor solía anunciarse en abril o mayo, pero, esta vez, se ha hecho de rogar un poco más. La poca conveniencia de solaparse con el lanzamiento de Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 ha hecho que el título se haya mostrado por primera vez en junio, coincidiendo con la feria de Los Ángeles y casi con el inicio del citado Mundial. Sin embargo, fue hace unos días cuando nosotros pudimos verlo por primera vez, en un evento organizado por Electronic Arts en el estadio Vicente Calderón, por donde se dejaron caer Sebastián Enrique y Nick Channon, los productores del juego, que parecen haber sustituido a David Rutter como cara visible de la saga en lo que a la puesta en escena se refiere.

Conviene destacar que la presentación se centró única y exclusivamente en la versión de nueva generación, que será la evolución lógica de la del año pasado, la cual supuso el estreno de Ignite, el motor gráfico que EA Sports ha desarrollado para plasmar sus sagas deportivas en las nuevas plataformas, como Madden NFL, NBA Live o la que nos ocupa. Si la entrega que salió en noviembre de 2013 sólo llegó a PS4 y Xbox One, esta vez también aterrizará en PC, algo que no fue posible el año pasado por temas de calendario: se prefirió lanzar la versión para ordenador en septiembre, con las mismas características que la de PS3 y Xbox 360, ya que las nuevas consolas no habían nacido aún.

Durante la presentación, se explicaron las principales novedades jugables y visuales, pero también había disponible una primera demo, correspondiente con un 60% del desarrollo. En ella, se podía elegir entre Real Madrid, Barça, Liverpool, Borussia Dortmund, Manchester City, PSG, Juventus y Los Angeles Galaxy. Pese a estar en una fase bastante temprana, lo cierto es que, en los dos partidos que pudimos jugar, ya notamos una clara mejoría respecto a FIFA 14. Como viene siendo habitual desde que EA Vancouver diera con la tecla en FIFA 08, el juego tomará la base del año anterior y la pulirá con decenas de pequeño fichajes en todas las líneas del campo. Para conocer novedades sobre los modos de juego o las licencias, se nos emplazó a futuros anuncios.

La emoción que emana del fútbol

Tras hacer debutar el año pasado la ambiciosa tecnología Ignite, ahora que EA Sports ya tiene experiencia en trabajar con las nuevas plataformas (siendo de las pocas desarrolladoras que han logrado combinar los deseados 1080p con los 60 fps), una de las principales preocupaciones a la hora de crear FIFA 15 ha sido plasmar la emoción y la intensidad del que, en muchos países, es el deporte rey. Así, el apartado visual contará con numerosas adiciones que, si bien no afectarán al control o el desarrollo de los partidos, contribuirán a que todo resulte mucho más verídico. Todo lo del año pasado, como los movimientos más precisos de los jugadores o la viveza de los estadios, se mantendrá.

En primer lugar, se ha dotado a los jugadores de una mayor emocionalidad, asociada a las acciones que vayan produciéndose durante los partidos. Así, la actitud de cada uno y la relación con los compañeros se plasmará de diversas formas. Si hay un gol en propia puerta, los jugadores se llevarán las manos a la cabeza; si alguien realiza una buena jugada, le aplaudirán; si alguien yerra con estrépito, sus compañeros se lamentarán o harán ademanes con los brazos. No sólo habrá reacciones individuales, sino que también se producirán ciertas interacciones, como charlas entre dos rivales que se crucen, empujones o recriminaciones. Asimismo, gracias a la mayor potencia de las nuevas consolas para plasmar más animaciones, se han añadido nuevas celebraciones multitudinarias, con hasta diez jugadores, como las típicas que acaban en montañas humanas cuando se produce un gol clave.

En segundo lugar, si el año pasado hizo su debut el público tridimensional, esta vez se está poniendo énfasis en adaptar su comportamiento a su procedencia regional. Cualquier aficionado al fútbol sabe que no se comportan igual los aficionados españoles que los ingleses o los argentinos. En ese sentido, en la presentación, pudimos ver cuatro ejemplos de hinchadas. Los aficionados del Liverpool levantarán sus banderas hacia el frente, los de Boca Juniors enarbolarán banderas, los del Manchester City se pondrán a saltar de espaldas y los del Borussia Dortmund teñirán de amarillo la mítica grada conocida como “The Wall”. En principio, más que por equipos, las recreaciones se establecerán por regiones, pero contribuirán a que la ambientación sea mucho más verídica.

Finalmente, el típico resumen de vídeo posterior a los partidos tendrá un tono mucho más televisivo. Ya no sólo se centrará en mostrar los goles o las ocasiones más claras, sino que ofrecerá toda la historia del encuentro, incluyendo lances como las faltas o las tarjetas. El montaje mezclará también música y comentarios de los narradores, para que el efecto sea como el de estar viendo un resumen en El día del fútbol o en Estudio Estadio.

Añadiendo detalles para el recreo visual

Si bien no parece que vaya a llegar a un nivel de detalle tan bestial como el que lució NBA 2K14, FIFA 15 introducirá numerosas mejoras visuales, encaminadas a que todo luzca más real. Por un lado, se ha puesto mucho énfasis en las animaciones de los brazos y los hombros. Para mostrar la evolución, en la presentación, se comparó una imagen de Bale en la entrega del año pasado y otra en la próxima, de modo que se podía ver una conducción del balón más natural, con los hombros en una posición más baja. Asimismo, si los jugadores tienen el pelo largo, éste se agitará al viento, habrá nuevas expresiones faciales y la ropa se ensuciará de hierba.

El campo también contará con nuevos detallitos, pensados para puristas. Los banderines de córner se moverán, las porterías temblarán tras un tiro al larguero, las vallas publicitarias serán más dinámicas… Sin embargo, lo más destacado será la mejora del sistema de iluminación, que se reflejará, especialmente, en un desgaste progresivo del césped. El año pasado, la hierba era como un tapete inalterable, pero, esta vez, se irá deteriorando con el paso de los minutos. Lejos de agregarse marcas de forma aleatoria, las pisadas, las marcas de entradas o el barro irán apareciendo según las acciones que protagonicen los futbolistas. Si, por un casual, llueve, el desgaste será mucho más acusado.

Más agil y dinámico

La temporada pasada, hubo ciertas quejas respecto a la ralentización que se llevó a cabo en el ritmo de juego, pensada, en principio, para dar pie a un fútbol más de toque y limitar los correcalles. EA Sports ha tomado nota y el ritmo de los partidos será más similar al de FIFA 13, con una mayor posibilidad de correr por las bandas y servirse de la velocidad de los extremos. En la demo, pudimos comprobar que, efectivamente, será así. Gracias a la introducción de nuevas animaciones, el movimiento de los jugadores serán mucho más ágil, en especial a la hora de conducir el balón, para lo que los jugadores tratarán de usar siempre su pierna buena, lo que les obligará a utilizar tanto el empeine como el interior y el exterior del pie. Habrá nuevos regates, como el típico que suele hacer Cristiano Ronaldo de cambiar rápidamente de dirección mediante un toque de tacón.

Uno de los mayores cambios afectará a la física del balón, que estará mejor representada, ya que, según contó Sebastián Enrique, el año pasado no tenían bien calculado uno de sus ángulos de giro. Eso afectará a los pases, los tiros o los rebotes, que adoptarán distintas direcciones según el golpeo. Junto a eso, habrá nuevos tiros, controles y pases. En particular, nos llamaron la atención los controles con la suela de la bota, los pases mirando al tendido, a lo Michael Laudrup, y los pases en largo con el exterior, que cogerán una comba tremenda para cogerle la espalda a la defensa.

Los movimientos defensivos también estarán más pulidos, en todas sus variantes. Por un lado, las peleas por la posesión serán más orgánicas, gracias a las mejores animaciones de los hombros y a la posibilidad de agarrar de la camiseta de forma más efectiva (por fin, parece que se llegará a ver la mano tirando de la zamarra del rival). Las segadas también estarán mejoradas, para poder rebañar el balón de manera efectiva y salir conduciéndolo inmediatamente. Asimismo, habrá nuevas conductas en defensa, como que los jugadores se lleven las manos a la espalda cuando estén dentro del área, para no cometer penalti por mano. Finalmente, en las jugadas a balón parado, además de al sacador-lanzador, podremos pasar a controlar a cualquiera de sus compañeros, con un simple toque del joystick derecho, para desmarcarlo hasta el punto exacto que queramos y gestionar el control o el remate de marras.

El librillo táctico se amplía

En los juegos deportivos, es muy habitual oír quejas respecto a la IA de los jugadores que no estamos manejando, ya que éstos suelen actuar sobre la marcha, con decisiones muy cortoplacistas. Por eso, EA Sports está trabajando en un nuevo sistema para dotarlos de una mentalidad más a medio-largo plazo, en función del contexto de cada jugada y de cada partido. En ese sentido, los compañeros realizarán una mayor variedad de movimientos en ataque. En defensa, si se produce un contraataque, destacará la actitud del último defensor, que, en lugar de ir a tumba abierta a intentar el robo, tratará de hacer movimientos de contención para facilitar la llegada de una ayuda. Esperemos que esto se cumpla, ya que ha sido siempre uno de los principales problemas del modo Clubes Pro, donde, por lo general, hay jugadores que sólo maneja la CPU y que actúan de manera muy errática.

En relación con lo anterior, las tácticas de equipo cobrarán una mayor relevancia. Los equipos rivales las ejecutarán por su propio pie, pero también nosotros podremos ponerlas en práctica como una estrategia más. Entre ellas, se contarán el cuelgue de balones a la olla desde lejos, el típico autobús (defender con todo el equipo cerrado atrás) o la pérdida de tiempo mediante la típica escapadita hacia la esquina.

Otro paso más hacia la excelencia futbolística

Para las sagas deportivas, aferradas a un modelo de lanzamiento anual, es difícil llevar a cabo revoluciones, y más si han dado ya con un modelo de calidad, como es el caso de la franquicia que nos ocupa. En 2007, volcada ya en Xbox 360 y PS3, EA Sports dio con la tecla perfecta para su saga estrella y, desde entonces, lo que ha hecho es ir puliendo la fórmula año a año, hasta el punto de adaptarla a PS4 y Xbox One remozada con la tecnología del Ignite Engine. FIFA 15 será otro empujón más dentro de esa filosofía de no tocar lo que funciona bien, pero, lejos de ser una mera actualización de plantillas, ofrecerá novedades tanto en lo gráfico como en lo jugable, con una fórmula más pulida que nunca. El año pasado, ya rayó a un gran nivel, con el único problema de que los modos de juego eran una mera traslación de los de la antigua generación. Si este año se soluciona eso y se introducen elementos más novedosos, como un modo Carrera más atractivo, se habrá dado un gran paso al frente. Con este E3 2014, Electronic Arts vuelve a demostrar su fuerte apuesta por el fútbol, digna de las de Florentino Pérez y los más acaudalados jeques.

Lecturas recomendadas