Reportaje

Gamescom 2013: Impresiones de Wolfenstein The New Order

Por David Alonso Hernández
-

Ya hemos probado la demo jugable de Wolfestein The New Order, que ha llenado de soldados nazis el recinto de Gamescom 2013. Os contamos cómo ha sido nuestra primera partida al prometedor shooter de Bethesda y MachineGames.

Durante nuestra visita a Gamescom 2013 hemos tenido la oportunidad de probar una demo de Wolfestein The New Order, la última entrega de la esta legendaria saga que están desarrollando Bethesda y MachineGames, y en la que los nazis y los robots son los protagonistas de un shooter tan original como prometedor.

La demostración jugable a la que hemos tenido acceso correspondía a la segunda hora de la aventura. En ella, se mostraba la transición entre los sucesos de 1946, posteriores a lo que sería la Segunda Guerra Mundial, y 1960, que es cuando se ambienta el grueso de la aventura.

La parte inicial de la demo se desarrollaba en un antiguo castillo, donde el Capitán Blazkowicz, mítico protagonista de la serie Wolfestein, y su equipo debían encontrar a Deathshead, el antagonista del juego.

La acción es muy intensa desde los primeros compases y, nada más empezar, hemos tenido que adentrarnos en el castillo haciendo rápel por una pared a la vez que disparábamos a varios soldados apostados en las ventanas... todo ello mientras asistíamos al choque de un avión contra las paredes del edificio. 

Una vez en el interior, nos hemos enfrentado a varios soldados nazis en una sucesión de pasillos y estancias. A la hora de combatir nos ha parecido muy destacable la fluidez del control y las amplias posibilidades de ataque, que nos permiten -por ejemplo- apuñalar a los enemigos por la espalda o disparar con dos metralletas de manera simultánea.

Tras estos momentos "pasilleros", una caída nos ha hecho acabar en el suelo de un laboratorio repleto de camillas con cuerpos humanos maltratados, llenos de agujas y a punto de ser incinerados... algo que casi nos sucede a nosotros cuando nuestro compañero ha activado el incinerador por error. 

Después del susto nos ha tocado derrotar a un, bastante duro, soldado con armadura robótica para, segundos después, asistir a una conversación con el General Deathshead, quien, con su peculiar sentido del humor, nos recordaba lo afortunados que éramos porque fuera capaz de hablar en inglés para comunicarse con nosotros, “pese a ser una lengua muerta”, en alusión a la conquista nazi de todo el mundo.

Una secuencia de tortura al resto de compañeros de nuestro escuadrón, castigo del que logramos escapar a duras penas y con una grave herida en la cabeza, sirve como prólogo de un giro inesperado de la historia, y en la que la siguiente imagen es un Blazkowicz postrado en una de las sillas de ruedas de un sanatorio.

A partir de ahí el tiempo se adelanta "a cámara rápida" hasta 1960, momento en el que unos nazis irrumpen en el centro hospitalario y matan a casi todo el personal, hiriendo de gravedad a Anya, una enfermera con la que el Capitán Blazkowicz había empatizado durante su ingreso.

Pese a haber estado casi inconsciente hasta ese momento, el protagonista “despierta” y vuelve a la acción. Así, en ese tramo de la aventura, nos tocaba  escapar del sanatorio disparando a soldados enemigos por distintos pasillos, hasta llegar al patio central. Una vez allí, y tras encontrar a Anya gravemente herida, la subíamos en un coche… Y se terminaba la demo. Intenso ¿verdad?

Pues por lo que parece estos giros argumentales serán una constante en el juego, y Andreas Ojerfors, miembro del equipo de desarrollo de Wolfestein New Order, nos ha confesado, en una entrevista que pronto os mostraremos, que la historia tendrá una gran importancia en lo que ha definido como un “juego de ciencia ficción de tono retro”. 

Para terminar, y dejando a un lado el argumento, otro de los grandes puntos fuertes de Wolfestein New Order es su ambientación; la barbarie nazi siempre está presente y el Capitán Blazkowicz contribuye con su carisma crear un clima único, algo a lo que ayuda un trabajado apartado técnico en el que -en la demo que hemos probado, que corría sobre PC- destacaban algunos excelentes efectos, como las ilumación a tiempo real de las antorchas o los haces de luz que se colaban por la ventanas del castillo, además de otros detalles como la ligera destrucción de ciertos elementos del escenario en los tiroteos.

De todos modos, era evidente que se trataba de una edición muy preliminar del juego y que Bethesda y MachineGames aún tienen bastante trabajo por delante a la hora de pulir el plano técnico del juego, que -de hecho- se ha retrasado hasta 2014 para optimizar al máximo todos los aspectos de las versiones para las plataformas actuales (PS3 y Xbox 360), como las de nueva generación (PS4Xbox One PC).

Lecturas recomendadas