Reportaje

Los juegos más difíciles

Por Álvaro Alonso
-

Con la llegada de Bloodborne, repasamos los juegos más difíciles de la historia; Dark Souls, Battletoads, Super Ghouls 'n Ghosts... Nombres que hacen que se nos ponga la piel de gallina sólo de pensar en las horas y horas de frustración que pasamos intentando superar un nivel... Sólo para morir en el último momento.

Nudillos sangrientos, alaridos que se oyen a tres kilómetros a la redonda, improperios que sonrojarían a un albañil, mandos hechos añicos... Los juegos más difíciles consiguen que hasta la persona más calmada y sosegada del planeta saque la bestia que lleva dentro. Entonces, ¿por qué nos gusta tanto sufrir? ¿Somos los jugadores masoquistas virtuales? Sí, pero por un buen motivo: cuanto más cuesta superar un desafío, más gratificante es la recompensa. Terminar un juego que apenas supone dificultad puede ser entretenido, pero derrotar al malnacido que nos ha hecho ver la pantalla de Game Over más de veinte veces, o superar el nivel en el que llevábamos atascados más de dos horas, otorga una sensación indescriptible y terriblemente adictiva.

Bloodborne, la nueva criatura de From Software, acaba de llegar a las tiendas, y la reputación de la compañía es de sobra conocida: disfrutan haciendo sufrir a los jugadores. Así que aprovechando este último gran lanzamiento, preparaos para revivir vuestras peores pesadillas con los juegos más frustrantes, puñeteros y &%$# de la historia. Eso sí, sólo cuentan aquellos que son difíciles por defecto; los que en nivel "normal" ya son "pesadilla locura extremo hardcore Dante debe morir".

16. HOTLINE MIAMI 2: WRONG NUMBER

Hotline Miami 2

Empezamos con uno de los juegos más recientes, el violentísimo Hotline Miami 2, en el que un único puñetazo, disparo o hachazo nos manda directos a la pantalla de "Pulsa X para reintentar". Pero la agilidad con que se desarrolla la acción, la ultra-motivadora banda sonora y la sensación de grandeza que se consigue al limpiar una planta de enemigos del tirón, lo convierten en una obra en la que es fácil rendirse... Rendirse ante su estilo y no soltar el mando.

15. LA-MULANA

La-Mulana es una oda a los juegos de MSX y no sólo gráficamente: esta aventura de estilo metroidvania protagonizada por un Indiana Jones pixelado es también igual de desesperante que los juegos de la época. Las versiones renovadas que han aparecido después rebajaban ligeramente la dificultad, así que nos quedamos con la original que apareció en PC allá por 2005.

14. GEOMETRY DASH

"¿Un juego en el que sólo hay que pulsar la pantalla una y otra vez? Eso no puede ser tan difíc... " Y entonces, Geometry Dash le explotó en la cara. Este juego para dispositivos móviles nos propone superar los obstáculos que salgan al paso al ritmo de música electrónica, y cada nivel presenta un nuevo desafío: controlar una suerte de cohete, cambiar la dirección de desplazamiento, alterar la gravedad... Y ahora, imaginad todo eso al mismo tiempo. Una auténtica locura. Y por cierto, podéis probarlo de forma gratuita.

13. BLOODBORNE

Bloodborne

A ver, no penséis que por estar en esta posición Bloodborne es un juego fácil, todo lo contrario. Pero como ya avisaron desde From Software, es mucho más permisivo que los "Souls". Y eso no quita que morir esté a la orden del día... Echadle un ojo a nuestro análisis y descubridlo vosotros mismos:

12. CHAKAN: THE FOREVER MAN

Bloodborne, ¿eres tú? Aunque parezca un demake, lo que aquí tenéis es un juego  bastante poco conocido de Mega Drive que se inspiraba en un cómic de Rober A. Kraus. Desde el aspecto del protagonista, hasta las armas que utiliza o el estilo artístico oscuro y terrorífico, Chakan grita From Software a los cuatro vientos. Y además es difícil. Mucho.

11. VVVVVV

VVVVVV podría ser considerado el único plataformas de la historia en el que no es posible saltar (y el juego con el nombre más raro de todos los tiempos). En su lugar, disponemos de la habilidad para alterar la gravedad, algo que no nos librará de acabar empalados en cualquiera de sus múltiples trampas.

10. SUPER MEAT BOY

Super Meat boy

¿Qué hubiera hecho Mario si, en lugar de flores, tortugas y tuberías hubiera tenido que superar cuchillas rebana-miembros? Probablemente habría dicho "que te den Peach, sálvate tú solita" y se habría ido a su casa a jugar a Super Meat Boy, un juego en el que también hay que salvar a la damisela en apuros pero... Bueno, os hacéis una idea.

9. IKARUGA

Mushime-sama (el juego con el que abre el reportaje) es un infierno de disparos en los niveles más altos de dificultad, pero Ikaruga consigue sacarnos de nuestras casillas a cualquier hora y en cualquier momento. La nave que controlamos dispone de dos "polaridades" que podemos cambiar a voluntad: la de color azul nos permite absorber los disparos azules y la roja, los rojos. Suena fácil, ¿verdad? Pues ahora pensad que los enemigos también son débiles a uno de los dos tipos de disparo, y que la acción se sucede a toda velocidad. Si os lo conseguís pasar sin perder ni una vida, teneís que llamarnos para contárnoslo.

8. NINJA GAIDEN BLACK

Íbamos a meter algún Devil May Cry (el primero o el tercero, concretamente) pero... ¡Qué demonios! La saga Ninja Gaiden ha conseguido desesperarnos en más ocasiones (desde los tiempos de NES) y siempre al más puro estilo ninja. Pero nos quedamos con Ninja Gaiden Black porque sólo pensar en sus dificilísimos jefes hace que nos entre el tembleque.

7. DARK SOULS

Dark Souls

Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto. Has muerto.

¿Acaso hace falta decir algo más sobre Dark Souls?

6. SUPER MARIO BROS.: THE LOST LEVELS

Señoras y señores... Con todos ustedes el juego que fue considerado tan sumamente difícil que al salir de Japón lo cambiaron por otro completamemente distinto. Y razón no les faltaba: imaginad el nivel más complicado del primer Super Mario Bros. y multiplicadlo por diez. Saltos ajustadísimos, enemigos a tutiplen y, en definitiva, niveles que parecen ideados por un torturador profesional.

5. CONTRA

Sí, ya, todos conocemos el código Konami y hemos jugado a Contra con 30 vidas. ¿Pero quitas eso y qué te queda? Miseria. Destrucción. Sufrimiento. Una guerra que muy pocos se han atrevido siquiera a intentar, no hablemos ya de completar. A su lado, el 'no siento las piernas de Rambo' queda al mismo nivel que el llanto de un infante que ha caído del triciclo.

4. CASTLEVANIA III: DRACULA'S CURSE

Aquí tenemos otra saga que es infamemente conocida por su dificultad. Castlevania nos ha llevado a los límites de la locura en más de una, de dos y de tres ocasiones. La tercera entrega para NES no sólo es una de las mejores (por presentar a tres personajes controlables, incluído el vampírico Alucard), sino también una de las más desquiciantes. Odio eterno a las cabezas de Medusa.

3. MEGA MAN 9

Juega a Mega Man decían. Sera divertido decían. Y no se equivocaban en lo de divertido, pero se les olvidó el detalle de que es uno de los juegos más difíciles de todos los tiempos. El androide azulado debía hacer frente a enemigos sin compasión y traicioneras trampas con poco más que su bláster y su habilidad para saltar. Incluso vuestro vecino, ese que se pasa todos los juegos sin despeinarse, suda para completar un nivel de Mega Man 9.

2. SUPER GHOULS 'N GHOSTS

Todo el mundo ha oído hablar de la extrema dificultad de Super Ghouls 'n Ghosts, pero quizás su mayor encanto radica en hacernos sentir absoluta y despiadadamente indefensos, es decir... ¿En qué otro juego nos obligan a hacer frente a los ejércitos del infierno en paños menores? (en Máximo, pero no cuenta porque es su sucesor espiritual). Y eso, sin hablar de la sorpresita que nos espera si somos capaces de completar la aventura, uno de los mayores 'QUE TE J*DAN' de la historia de los videojuegos.

1. BATTLETOADS

Battletoads

Lo estábais esperando y aquí está, como una barrera que aparece de la nada en mitad del camino. Battletoads sigue siendo, a día de hoy, la experiencia más traumática a la que nos hemos enfrentado nunca y el juego más difícil de la historia. Muy pocos pueden presumir de haber tenido la paciencia y la habilidad suficientes para superar el tercer nivel, no hablemos ya de la aventura al completo. Además, este es uno de los casos en los que el juego se hizo difícil a conciencia y no por limitaciones de la época. ¿Qué clase de maníaco psicótico permitiría que en un juego ya de por si horriblemente difícil exista el 'fuego amigo'? Ah, sí, fueron los raros de Rare. Pues sentimos decirles que jugando a Battletoads nos acordamos mucho de sus familiares. Con cariño, claro.

¿Cuál es el juego más difícil de todos los  tiempos? Como siempre, vuestra opinión es la última y la que más nos importa, así que compartid con nosotros los juegos que amáis/odiáis y cuáles son los que echáis en falta dentro de nuestra lista de los juegos difíciles.

Lecturas recomendadas