Reportaje

Los mejores hermanos del manga

Por Thais Valdivia
-

La relación con un hermano o una hermana no siempre es fácil y cada caso es completamente diferente al anterior. Este hecho tampoco pasa desapercibido dentro del amplio mundo del manganime.

Decir que hay amores que matan es un tópico de las relaciones sentimentales entre parejas. Sin embargo, en el tema que nos atañe hoy, también podemos aplicar este dicho de la cultura popular a las relaciones fraternales entre los hermanos que se presentan en este reportaje de manga. Porque, si hay algo más fuerte que el sentimiento de odio y venganza, ese es el del amor que sólo se puede sentir por un familiar de tu misma sangre. ¡Abstenerse enemigos de los spoilers!

Gohan y Goten (Dragon Ball)

Hijos del guerrero más conocido, popular y querido del planeta Tierra y de todo el universo, Gohan y Goten han heredado la fuerza y la personalidad de su padre, el inigualable Goku. Por unas causas o por otras, el alocado protagonista de Dragon Ball no ha estado junto a ellos todo lo que hubiera querido, pero los dos chicos están orgullosos de quién es su progenitor.

Juntos, los dos jóvenes han entrenado cada día sus habilidades de saiyano, siendo Gohan el instructor del pequeño Goten. En la saga de Buu podemos ver a los dos hermanos hacer frente al rosado monstruo con todo su poder (eso sí, por separado).

En realidad, Gohan y Goten no llegan a colaborar en combate en todo Dragon Ball Z, pero sí demuestran el fuerte apoyo del uno con el otro. Goten tenía potencial para convertirse en un guerrero aún más poderoso que Gohan y Goku (¡si se convirtió en supersaiyano casi antes de que supiera andar!), pero nunca tuvo excesivo interés por la lucha. Y Gohan acabó siendo un científico. La vocación es la vocación.

Kanon y Saga (Saint Seiya)

Estos gemelos pertenecientes a la serie original Saint Seiya, del mangaka Masami Kurumada, destacan por su estrecha y obsesiva relación con el Santuario y el puesto de Patriarca. Debido a la doble personalidad de Saga, de la que Kanon tenía constancia y de la que intentó aprovecharse, se suceden los hechos que dan comienzo a la famosa Saga de las Doce Casas.

Arco tras arco vamos conociendo muchos más detalles de la complicada relación de estos dos personajes que portan la misma armadura dorada, la de Géminis. Ambos se odian mutuamente, pero ante todo desde el respeto. Finalmente, los dos dejan de lado su eterna rivalidad tras entender que estaban equivocados. A partir de ese instante luchan juntos por el bien común: salvar a su Diosa, Atenea.

Itachi y Sasuke Uchiha (Naruto)

Los descendientes de Fugaku y Mikoto Uchiha, líderes del clan cuyo emblema es el pai-pai que aviva el fuego, destacan por su increíble capacidad a la hora de aprender técnicas ninja. Considerados genios, la relación entre estos dos chicos era de verdadero amor fraternal hasta que el mayor de los Uchiha exterminó a casi todo su clan, dejando con vida únicamente a Sasuke. A partir de ese momento, las ansias de venganza del menor de los hermanos alcanzan un nivel tan elevado que incluso deja Konoha para entrenarse con el peligroso Sannin Orochimaru durante dos años y medio.

Una vez que Itachi y Sasuke se reencuentran, da comienzo el tan esperado enfrentamiento. Una lucha que va más allá de los típicos combates de Naruto y que mostró todo el esplendor y poderío propio de la marca Uchiha. Dejó a más de uno impresionado y con ganas de más. Al finalizar la batalla se descubre toda la verdad acerca de la masacre Uchiha y las intenciones de Itachi. Esta inesperada revelación hará que Sasuke se replantee unas cuantas cosas.

Aparte de ser dos personajes queridos en mayor o menor medida por los seguidores del manga y el anime de Naruto, Itachi y Sasuke llevan el peso de una trama secundaria de vital importancia que, en casi toda la obra, dirige y redirige una y otra vez la auténtica trama principal: el deseo de Naruto de convertirse en el siguiente Hokage de la Villa Oculta de la Hoja

Monkey D. Luffy y Portgas D. Ace (One Piece)

El aspirante a Rey de los Piratas también tiene un hermano mayor con el que ha vivido todo tipo de situaciones y del que ha aprendido numerosas y valiosas lecciones para el futuro.

Con el objetivo de ser unos poderosos aventureros, Luffy y Ace entrenaron muy duro  cada día siendo tan sólo unos niños, lo que les unió aún más. Esta fuerte unión se muestra a lo largo de la serie en cada momento en que Luffy y Ace comparten viñeta, ya que ambos se tienen mucho aprecio y darían lo que fuera por el otro, incluso la propia vida. Prueba de ello es lo que hizo Luffy una vez se enteró de que su hermano mayor había sido capturado y llevado a la peligrosa prisión de Impel Down. También cabe destacar el sacrificio que tuvo que realizar Ace con tal de salvar a Luffy al final de la saga de Marine Ford.

Sin duda, una relación que va más allá del propio Grand Line y que será recordada por todos los fans del manga de Eiichiro Oda.

Rukia y Byakuya Kuchiki (Bleach)

El amor hacia una tercera persona es lo que une a estos dos personajes tan conocidos del manga de Tite Kubo. A pesar de que técnicamente no son hermanos de sangre, Byakuya da cobijo a Rukia debido a la promesa que le hizo a un ser querido antes de morir. El Capitán de la Sexta División de la Sociedad de Almas se muestra frío y distante en todo momento con ella, pero eso no significa que no le importe, porque en cuanto la situación lo requiere, Byakuya deja a un lado el orgullo y las reglas con tal de salvar a su hermana pequeña.

A medida que avanza la historia, el frío y duro corazón del Capitán Kuchiki se va ablandando y cada vez se muestra más abierto y comprensivo con la Teniente del último escuadrón de la Sociedad de Almas. Pero ésto es sólo con ella, ya que con el resto de personajes sigue siendo el mismo hombre de hielo de siempre.

Edward y Alphonse Elric (Fullmetal Alchemist)

Inseparables. Así es como se puede definir a estos dos hermanos que, debido a un incidente relacionado con la alquimia, abandonan su hogar (no sin antes quemarlo hasta los cimientos) con el objetivo de encontrar la piedra filosofal que les ayude a recuperar lo que perdieron en dicho suceso. Durante la aventura que viven, Edward se muestra preocupado por su hermano menor en todo momento, aunque a veces esa pequeña manía de sobreprotección implique que salga herido. Alphonse, por su parte, es un pilar fundamental para Edward y, cuando es necesario, es capaz de sacar su lado más guerrero con tal de seguir y salvar a quien más quiere.

Los hermanos Elric son peculiares y especiales a su manera. Representan, en su máximo significado, lo que implica el estar unido a una persona hasta las últimas consecuencias. Carismáticos y divertidos, cuentan con la ayuda de numerosos amigos (como la mecánica de automail Winry Rockbell y el comandante Roy Mustang) que les ayudan a sobreponerse y continuar avanzando en los momentos más difíciles. Todo ello con la única intención de que los dos consigan aquello que buscan tan desesperadamente… sin importar el precio a pagar.

Deuteros y Aspros (Saint Seiya: The Lost Canvas)

Una historia de encuentros, desencuentros y, en especial, malentendidos. Estos hermanos gemelos fueron tratados de forma muy distinta en su niñez. Mientras que Aspros recibía un trato cordial por haber nacido para convertirse en el Caballero de Oro de Géminis, a Deuteros le trataban como si fuera un segundón, un paria, incluso su rostro estaba tapado con una máscara para que nunca le vieran la cara en público.

Apartado, y sin la posibilidad de ver los entrenamientos de los aspirantes a Caballero, Deuteros comenzó a ejercitarse solo, desarrollando un increíble poder capaz de superar al de su hermano mayor.

Tras una serie de sucesos que afectan a la historia general de Saint Seiya: The Lost Canvas, Aspros y Deuteros toman caminos muy diferentes. Pero dichos caminos terminan por cruzarse una vez que da comienzo la Guerra Santa. ¿Qué vencerá: las ansias de poder o el cariño fraternal?

Elizabeth (Liz) y Patricia (Patty) Thompson (Soul Eater)

Las dos caras de la misma moneda. Mientras que Liz es una chica seria y responsable que a veces deja salir su lado más adolescente, Patty es todo lo contrario: ingenua, alegre, infantil, torpe y distraída. Por ello, no es de extrañar que ambas sean las armas que posee Death the Kid. Cuando entran en combate cada una puede convertirse en una pistola. Gracias a la canalización de las longitudes de onda de sus almas, los tres forman un equipo la mar de compenetrado y simétrico, tal y como le gusta al excéntrico de Kid.

Cuando el joven no está con ellas, Patty y Liz pueden tomar su forma de pistola para que la otra pueda manejarla cuando quiera. Así no hay peligro que aceche a estas dos chicas de armas tomar.

InuYasha y Sesshōmaru (InuYasha)

Estos dos personajes comparten la sangre demoníaca de su padre, Inu no Taishō. Sesshōmaru es un poderoso demonio completo (daiyōkai), al contrario que InuYasha, quien es un semidemonio (Hanyō) debido a que su progenitor se enamoró de una humana, dando como resultado el nacimiento de este rebelde, pero carismático, personaje. Es por esto que la relación entre los hermanastros es de todo menos buena, ya que rara es la vez que no luchan el uno contra el otro en cuanto se ven. Asimismo, Sesshōmaru ansía obtener la espada que posee InuYasha, Tessaiga, porque es la más poderosa de las dos armas que dejó su progenitor antes de morir, porque la que el propio Sesshōmaru blande, Tenseiga, no sirve para el combate, sino para sanar y ayudar a los heridos.

A pesar de que la historia original de la serie InuYasha gira en torno a la Esfera de los Cuatro Espíritus (Shikon no Tama) y a la relación del protagonista con Kagome, lo cierto es que las secuencias en las que estos dos personajes interactúan son dignas de mención, ya que en cada una de ellas se ve que el trato entre los hermanastros va cambiado poco a poco, aunque siempre existirá esa tirantez tan característica.

Gilbert y Vincent Nightray (Pandora Hearts)

El shōnen de Jun Mochizuki posee una extensa lista de personajes a cada cual más especial, pero de entre todos ellos destacan los hermanos Nightray, principales testigos de la tragedia de Sabrie.

La infancia de este dúo no ha sido fácil, pues la vida en la calle y sin dinero es algo que marca a cualquier niño. A este hecho se le suma que nadie quería acercárseles debido a que Vincent tiene uno de sus ojos de color rojo, lo que pronostica mal augurio. Por ello, Gilbert tuvo que cuidar de su hermano y, a su vez, encontrar algo con lo que poder sobrevivir. Con el tiempo, los niños consiguieron encontrar una familia de acogida donde crecer y vivir en paz... hasta que ocurrió el terrible suceso en Sabrie.

Con el paso del tiempo, la relación entre Gilbert y Vincent es bien diferente a como era antes. Ahora Gilbert vive junto a su amo Oz Vessalius, mientras que Vincent, el cual ha desarrollado una insana obsesión por su hermano mayor, guarda más de un secreto que seguro sorprenderá a los lectores de esta historia.

Los hermanos Derrick (Captain Tsubasa)

En España eran conocidos como los gemelos Derrick y en América Latina como los hermanos Koriotos. Sin embargo, su nombre real en el manga de Yōichi Takahashi era hermanos Tachibana.

Da igual como se los llamara, todos los fans de Campeones / Captain Tsubasa recuerdan a este par de hermanos que hicieron gala de las técnicas futbolísticas más estrambóticas. Sin duda, la especialidad de Masao y Kazuo Tachibana era la temible Catapulta Infernal: uno se colocaba con los pies hacia arriba y el otro los usaba como impulso para dar un espectacular golpe de cabeza en el aire. ¿Cuántos de vosotros lo intentasteis en el patio del colegio?


Como veis, cada pareja es muy diferente y eso es lo que hace especial cada obra en la que aparece un caso así. Además de estos dúos, podemos encontrar otras mucho más cómicos (Shin Chan y Himawari), sexys (Lala, Momo y Nana de To Love-Ru), incestuosos (Kōsaka y Kirino de Oreimo) o mágicos (Mirajane, Lissana y Elfman de Fairy Tail). Y es que la familia es lo más importante.

Lecturas recomendadas