Reportaje

Una noche con UFC Undisputed 3

Por Óscar Díaz
-

Junto a un deporte que gana seguidores a cada instante, UFC Undisputed 3 promete ser un éxito. Así, pudimos probarlo durante el UFC 138 en la ciudad de Birmingham, rodeados de estrellas y con un ambiente de lo más deportivo. En serio, las artes marciales mixtas quieren el mismo protagonismo que tiene el boxeo y sus responsables están dispuestos a conseguirlo, a base de deportividad y buenas experiencias. De paso, si hay juegos de calidad que arropen la iniciativa, pues mejor.

En esta edición de la franquicia oficial de THQ, tendremos un plantel de más de 150 luchadores. Estos pelearán tanto en UFC como en PRIDE, la disciplina importada de Japón y que tiene muchas referencias a las peleas clandestinas tailandesas. Por si fuera poco, se han añadido categorías y el control se diferencia entre profesional y amateur. Es decir, UFC Undisputed 3 va a por todas, con un estilo que atraiga a fans y novatos.

Un descanso para pillar fuerzas

Entre las novedades, después de ver muchos torneos, cabe destacar los nuevos ángulos de las cámaras. Un elemento muy importante para quien vea los combates a distancia y todo un estorbo en directo. Sin embargo, son un mal menor, que ayuda a multiplicar la espectacularidad de este deporte de contacto. De paso, con posibilidad de ver los enfrentamientos en diferido, online, casi parece imprescindible que se hayan multiplicado los esfuerzos a favor de la espectacularidad del juego.

De los controles, hay para todos los gustos. Con una buena cantidad de movimientos concentrados en apenas un par de ellos, el modo amateur es una buena forma de entrar en contacto con UFC Undisputed 3. Para los más curtidos, el modo Pro permite hacer combos con el stick derecho, de una forma que nos recuerda a los últimos títulos de fútbol y, por supuesto, a la lucha virtual más tradicional.

Las particularidades de cada luchador quedan relegadas a lo que queramos hacer. Con una base común, tardaremos en imitar lo que suele suceder en el octógono (o cuadrilátero en PRIDE). Sin embargo, como norma, el juego cambia bastante cuando luchamos en el suelo. Los golpes pasan a ser llaves, presas y, de nuevo, vuelven los golpes. Ahí, el stick derecho nos sirve para ejecutar las mejores 'caricias', zafarnos, rodar… y podemos entrar en un minijuego que nos hace sumar tiempo en posición de dominio. Los botones tradicionales son la base para golpear, con los puños o las piernas, en combinación con los gatillos, que dan lugar a movimientos más complejos. Digamos que, en un mismo combate, cambiaremos unas cuantas veces de modo de control, pero todo sucede con bastante naturalidad.

Las reglas de la competición, actualizadas, se reflejan en cada modalidad, con unos jueces que van a dar tanto que hablar como en los combates reales. Las estadísticas de los luchadores, con 13 apartados diferentes, harán que veamos enfrentamientos siempre diferentes. El estilo de cada uno y un motor de contacto nuevo harán el resto. Eso sí, en lo que hemos probado hasta ahora, según el tipo de peso veremos más juego en el suelo, aéreo o tipo boxeo. Así que tendremos oportunidad de probar la mejor táctica para cada situación y ver si funciona.

El tiempo de desarrollo de UFC Undisputed 3 ha sido más prolongado que en ocasiones anteriores.  Esto ha facilitado que las diferencias con otros lanzamientos de la franquicia se noten bastante. Así, las presentaciones de los luchadores son más espectaculares, las texturas tienen más definición, las heridas resultan bastante 'escandalosas', los tatuajes se aprecian a la perfección, las cicatrices están en el sitio real, etc. La atención por el detalle que consigue este juego está muy por encima de otros títulos conocidos, aunque haya sido a costa de la paciencia de sus fans.

Lecturas recomendadas