PUBG
Reportaje

Probamos los juegos de Xbox One X en resolución 4K y HDR

Por Alberto Lloret
-

El pasado 1 de septiembre, viajamos a Londres para volver a tomar contacto con Xbox One X, la versión más potente de Xbox One con la que Microsoft dará réplica a PS4 Pro, como alternativa 4K nativa al modelo original. No pudimos probar el hardware final (casi todo eran consolas debug), por lo que nuestras impresiones finales sobre el hardware tendrán que esperar un poco más.

Si pudimos trastear con algunas funciones anunciadas recientemente, como Mixer Create, una aplicación para que tres personas puedan hacer un streaming conjunto, y los espectadores puedan interactuar con los tres al mismo tiempo (ya sea desde un PC con Windows 10, el ecosistema Xbox One o un dispositivo móvil). Pero en lo que nos vamos a centrar es en los juegos que allí vimos y probamos, aunque hubo muchos y el tiempo fue insuficiente para poder probarlos todos a fondo. Sin ir más lejos, ayer os adelantamos el primero de ellos, que fue uno de los platos fuertes del evento, Forza Motorsport 7, que estuvo disponible tanto en Xbox One X como en PC. Si se os escapó, aquí tenéis el avance de Forza Motorsport 7 con todos los nuevos datos, video e imágenes en 4K.

Hoy, vamos a hacer lo propio con el resto de títulos, que no fueron pocos: Assassin's Creed Origins, La Tierra Media: Sombras de Guerra, Cuphead, Super Lucky's Tale y un puñado de juegos ya disponibles, como Rise of the Tomb Raider o Quantum Break que se actualizarán para beneficiarse del poderío extra. Como muchos de ellos ya son viejos conocidos, haremos un repaso rápido, para contaros que nos han parecido en Xbox One X. Eso sí, no fue posible capturar vídeo de la gran mayoría, por lo que sólo os lo ofreceremos en los casos que fue posible... ¿Empezamos?

Super Lucky´s Tale

Sin duda, fue una de las más gratas sorpresas del evento. Este simpático plataformas es la secuela del juego de lanzarmiento de Oculus Rift, y que se jugará sin visor y promete remitir a los gloriosos tiempos de RARE, tanto en lo estético como en lo espiritual. De hecho, entre sus filas se encuentra algún veterano del género, que incluso trabajó en Donkey Kong Country. En Xbox One X se verá en 4K nativos y se moverá a 60 frames por segundo. En lo técnico, no será un juego que exprima el músculo de Xbox One X como Forza 7, pero será muy colorido y bello, y tremendamente fluido, como podéis ver en el vídeo.

A grandes rasgos será un plataformas tridimensional como los de antes. Lucky, el pequeño zorrito protagonista, contará con un montón de habilidades (trepar, “flotar” brevemente en el aire con su cola, escarbar y avanzar bajo tierra...) y progresará por un mundo repleto de secretos, coleccionables como las letras de la palabra “lucky” y se cruzará con un montón de adorables personajes, como un gato ninja cuyos “miau miau” al hablar aun retumban en nuestra cabeza. El juego saldrá a precio reducido, por lo que tendrá además ese otro atractivo extra.

Rise of the Tomb Raider

Otro de los títulos de los que pudimos capturar vídeo en 4K. Poco más podemos decir que no se haya dicho de la última aventura de Lara Croft. El juego recibirá un parche en el lanzamiento de Xbox One X para ofrecer nuevos modos de visualización y opciones de configuración para aprovechar el máximo los recursos extra que ofrece la nueva consola. Destacarán el renderizado HDR (impresionante) y la inclusión de sonido Dolby Atmos.

En cuanto a los modos de visualización, serán distintos a los que ofrece PS4 Pro. Allí donde Pro ofrecía el modo de renderizado “checkerboard 4K”, en One X los 4K serán nativos (lo que supone una mejora visual notable), aunque en ambos casos el juego no pasa de los 30 fps constantes. Lo mismo sucede con el llamado modo “enriquecido”: en Xbox One X será a 4K, mientras que en PS4 era a 1080p. Por último, ambas consolas tienen un modo con menor detalle, pero a 60 fps.

Raiders of the Broken Planet

El juego de Mercury Steam, acaba de tener una beta abierta el fin de semana pasado, que a grandes rasgos, es parecido a lo que jugamos nosotros en Londres, pero en unos espectaculares 4K (la resolución que ofrecerá en Xbox One X). Pudimos jugar una de las misiones de la primera campaña (habrá 4, a 9,99 la unidad), para comprobar que no será un shooter al uso. Al comenzar, podremos elegir si queremos formar equipo con otros tres jugadores o, por el contrario, ser el némesis.

Tras superar el tutorial (en el que aprendimos a utilizar el sigilo para acabar con enemigos en silencio, o el sistema piedra papel o tijera para derrotar a los enemigos en el cuerpo a cuerpo), nos zambullimos en el primer nivel de la primera campaña. Cada nivel estará dividido en varias fases, y en cada una habrá objetivos distintos (resistir oleadas de enemigos, conseguir orbes de energía y depositarlos en terminales...) y un punto por el que abandonar la fase una vez cumplido el objetivo. Todo con una dificultad considerable (aunque no se nos dio nada mal) y con un estilo de juego rejugable (los objetivos cambiarán cada vez que juguemos) que nos dejó con ganas de más.

Quantum Break

Otro de los dos juegos ya disponibles que también se actualizará coincidiendo con el lanzamiento de Xbox One X. El juego corría a 4K nativos, con 30 frames por segundo. Lo cierto es que el nivel de detalles de todo (cara, ropas, efectos...) es superior con la nueva resolución, aunque sigue manteniendo algunos problemas con la iluminación volumétrica (común a todas las versiones, incluida el PC, dado que es un problema del motor).

La Tierra Media Sombras de Guerra.

El primer juego en anunciar que aprovecharía el poderío extra de Xbox One X también estuvo en el evento, pero al igual que en el caso de Assassin's Creed Origins, tampoco era posible capturar vídeo. Corerrá en 4K nativos, a 30 fps, y explotará al máximo el HDR para dejar una sobresaliente puesta en escena, muy superior a la de Sombras de Mordor. Pudimos ver y probar distintos aspectos de la campaña, como el asalto a una fortaleza (una vez tras las murallas, hay que dominar cuatro puntos distintos para, a continuación, combatir contra el señor en el interior del edificio principal). Se nota que Sombras de Guerra ya no es un juego intergeneracional: hay muchos más enemigos y efectos en pantalla, y la posibilidad de dominar a muchas más criaturas le dará un plus de espectacularidad (a lo que también ayuda el ampliadísimo repertorio de movimientos con Talion/Celebrimbor). Tenemos ganas de ahondar más en el sistema Nemesis...

Killer Instinct

El impresionante juego de lucha exclusivo de Microsoft es otro de los títulos que se actualizará para el 7 de noviembre, añadiendo resolución 4K nativa y manteniendo sus espectaculares 60 frames por segundo. Sus efectos (chisporroteos, estelas, disparos...), con un buen televisor 4K, resultan francamente espectaculares en Xbox One X. Pero no hay nada mejor que verlo por uno mismo...

Gears of War 4

El regreso a la fórmula original le sentó muy bien a Gears of War, y le sentará aún mejor con la actualización que llegará con el lanzamiendo de Xbox One X. El juego correrá a 4K nativo con HDR, y el resultado, por lo que vimos en Londres, no podía ser más espectacular. El nivel de detalle de las texturas será muy, muy superior, como los matices y gama de color que dejarán las luces potenciadas por el HDR.

Los mejores juegos de Xbox One de 2016 - Gears of War 4

PlayerUnknown´s Battlegrounds

Otra de las exclusivas estrella de cara al lanzamiento de Xbox One X es este juego que ya lleva vendidas más de 10 millones de copias en su versión “early access” de PC. En Xbox One X lucirá prácticamente idéntico a la versión de PC (que no se caracteriza por ser un juego especialmente preciosista), pero si por ofrecer un planteamiento multijugador único: un todos contra todos, entre 100 jugadores, a lo “Battle Royale”, que puede resultar bastante táctico y dificilillo, y que en Xbox One mantendrá esa misma característica, con partidas para 100 jugadores.

La versión para Xbox One X que pudimos ver no corría a 60 frames por segundo (el estudio está trabajando para mejorar la tasa de frames, para que sea superior a los 30-40 que actualmente tienen), pero sí contará con texturas en 4K nativo y, además hará un uso extensivo del HDR. Además, el control se ha adaptado al mando de forma bastante inteligente (cambiar de arma con la cruceta a izquierda/derecha, alterar la tasa de disparos pulsando abajo...). Sin duda, una propuesta distinta que puede ser un soberbio refuerzo para el catálogo de Xbox One.

Assassin´s Creed Origins

Junto con Forza Motorsport 7 y Sombras de Guerra, forma la “santísima trinidad” de los primeros juegos “enhanced for Xbox One X”. La demo que había era la misma que la de Gamescom, que nuestro compañero Alejandro Alcolea cubrió en este artículo. Poco más se puede decir: Egipto luce de muerte en 4K en en Xbox One X. Aquí podéis leer las impresiones de Assassin´s Creed Origins en 4K en la consola de Microsoft.

Cuphead

El esperadísimo, bello y único juego de Studio MDHR también estaba en el evento, corriendo en una One X, ya que de cara al lanzamiento de la nueva consola recibirá un parche para lucir mejor (4K y HDR). En el evento pudimos visitar los tres primeros mundos, y disfrutar de sus colosales y abundantes jefes finales (que podremos disfrutar en tres niveles de dificultad), y de sus niveles de plataformeo. Una hermosura que, bajo su estética única, esconde una implacable y desafiante dificultad, que lo hará aún más delicioso y único (salvo que seas “manco”).

Sea of Thieves

La nueva producción de RARE, que llegará en 2018 y apostará por una experiencia pirata multijugador cooperativo, también se beneficiará de la RAM y capacidad de proceso extra para correr en 4K nativos y con un espectacular uso del HDR (los reflejos de la luna sobre la cubierta de nuestro barco nos dejaron impresionados). Pudimos probarlo muy brevemente, pero con el barniz extra, el juego pinta de fábula. La búsqueda de tesoros nunca fue tan bella en una consola...

Todo esto fue lo que pudimos ver y probar en Londres. No os vamos a engañar si decimos que se nos hizo corto, y no pudimos pasar todo el tiempo que hubiéramos querido con cada juego, pero para hacernos una idea general de los primeros juegos de Xbox One X, fue suficiente. Eso sí, a poco que os atraiga la consola, id preparando la cartera: para disfrutarla en su verdadera esencia, va a ser imprescindible un televisor 4K compatible con HDR10 (y si tenéis un equipo de sonido compatible con Dolby Atmos, mejor aún). Sólo así apreciaréis en toda su plenitud lo que va a suponer la nueva consola de Microsoft.

Lecturas recomendadas