Reportaje

Rage y su avance post-apocalíptico

Por Sergio Gracia
-

El post-apocalipsis... tiempos de violencia salvaje y crueldad en los que el ser humano se convierte en un animal primitivo, desconfiado y hambriento, cuyo único objetivo es sobrevivir... al precio que sea. En Rage, una catástrofe siembra el caos en todo el mundo llevándose por medio millones de vidas.

Todo tal y como lo conocíamos cambia radicalmente. Retrocedemos cientos de años tecnológicamente y los bienes que antes nos resultaban tan comunes ahora son motivo de conflicto debido a su escasez. Sin duda, es un escenario que ya nos resulta muy familiar. ¿o no?

Muchos han sido los libros, las películas y los videojuegos que han explotado esta catastrófica visión del futuro. Contamos con Borderlands, Metro 2033 o Fallout New Vegas como los ejemplos más actuales y conocidos, y durante el inminente 2011 serán otros tantos los que se unirán a la lista. John Carmack e id Software, maestros del género FPS, volverán a hacer de las suyas en Rage, un juego que promete revolucionar la industria... al menos técnicamente hablando.

Prepárate para el post-apocalipsis

Pero... ¿cómo se puede preparar alguien para un suceso tan traumático? ¿Es algo previsible? ¿Podríamos anticiparnos  y evitarlo? Obviamente, las respuestas a estas preguntas las conocemos a medias y gracias a la ciencia ficción, que tanto ha aportado al respecto, y parece que Rage también tiene algo que decir en todo este asunto. El juego seguirá, de alguna forma, los pasos de Borderlands y Fallout 3, y contará con los elementos más clásicos del género RPG.

En Rage nos meteremos en la piel de un miembro de El Arca, un desesperado movimiento por intentar salvar la Tierra de una degradación que va en aumento. Esta organización reunió a las personas más importantes de la época: filósofos, científicos, políticos... y los criogenizó para que pudieran reconstruir nuestro decadente planeta muchas décadas después.

Pero mira tú por dónde que a un mal funcionamiento en las cápsulas de criogenización los ha matado a todos... ¡¡menos a nosotros!! que somos el único superviviente del proyecto. A partir de aquí comienza una interesante aventura en la que tendremos que enfrentarnos a ejércitos de mutantes, escapar de La Autoridad (una organización totalitaria que nos tiene bastante tirria), relacionarnos con otros supervivientes y, cómo no, pasarlo en grande en un inmenso mundo por explorar.

Durante nuestro periplo por esta devastada Tierra, será inevitable vernos involucrados en enfrentamientos armados. La inteligencia artificial de los enemigos promete ser uno de los puntos fuertes de Rage. Según id Software, no hay nada scripteado, es decir, que todas las acciones que realicen los NPC, los movimientos de los personajes y sus reacciones serán puramente fruto de la inteligencia artificial y, lo mejor, es que se darán momentos de lo más espectacular gracias a esta IA.

Para enfrentarnos a todos los peligros que nos aguardan, tendremos un vasto (y basto) arsenal a nuestra disposición. ¡Ey!, nos encontramos en mitad del post-apocalipsis, así que cualquier cosa que pueda hacer daño se puede considerar un arma. Pero no os preocupéis, porque no todo serán hachas de hueso o enormes llaves inglesas, o arcaicas pistolas bastante poco fiables, pues también encontraremos armamentos de última generación e, incluso, armas clásicas de la factoría id.

También podremos disfrutar de diferentes tipos de munición, algunas más útiles contra ciertos enemigos y para ciertos momentos que otras, así que tendremos que saber muy bien cómo combinar el binomio formador por un arma y su munición.

¿Acción, RPG o un poco de todo?

Pero, ¿en qué género se debería catalogar Rage? No sería del todo correcto decir que se trata de un RPG, ni siquiera de un FPS puro, pues la conducción también tendrá un papel importante en su desarrollo. Podremos tener nuestro propio vehículo, que iremos modificando, mejorando y customizando a nuestro gusto.

Todo ello, claro está, gracias al dinero que ganaremos haciendo misiones o jugando a cualquiera de los varios mini-juegos que encontraremos por el inmenso mapa. Con este sobresueldo podremos comprar, además, armaduras, armas o mejoras para nuestro personaje.

Un motor espectacular

Los chicos de id Software se encuentran, de nuevo, enfrascados en un ambicioso proyecto. Rage hará uso del motor id Tech 5 (bajo el cual correrá, también, Doom 4), cuya principal peculiaridad es la posibilidad de usar Mega Texturas, imágenes con resoluciones de locura, de hasta 128.000x128.000 píxeles, algo impensable para cualquier desarrollo... hasta ahora.

Gracias a estos enormes archivos, Rage contará con una calidad de texturas sin precedente. Pero la grandeza de este motor no se queda sólo en sus Mega Texturas, no... l cosa va mucho más allá.

Cuando le pedimos calidad gráfica a un juego, no nos referimos únicamente a buenos modelos, animaciones trabajadas y texturas realistas. De hecho, estos elementos no serían nada sin un buen aliño. Por suerte, el id Tech 5 cuenta con un buen surtido de estos enriquecedores del apartado gráfico. Para alcanzar ese detalle casi realista que hemos podido ver en imágenes y vídeos, han tenido que hacer uso de HDR, luz volumétrica, mapas de sombras, partículas, post procesados, agua dinámica, bloom, animaciones procedulares, simulación de ropa, profundidad de campo, motion blur... todo un despliegue de shaders y características que, en conjunto, resultarán de lo más espectacular.

Lo que se espera de Rage

Desde que John Carmack anunció que estaba preparando un nuevo juego, el hype invadió a todos los seguidores del estudio de Texas. Los primeros detalles e imágenes de Rage nos volvieron a sorprender, y eso que no era más que la punta del iceberg.

Es inevitable ver material de Rage y pensar, automáticamente, en Borderlands, Fallout e incluso MotorStorm (de hecho, el propio Carmack reconoció que éste le sirvió de fuente de inspiración), pero el juego de id Software tendrá suficiente carisma y novedades como para olvidarnos de los otros dos una vez empecemos a jugar.

Tal vez lo más interesante de este proyecto no sea el juego en sí, sino más bien el motor que se ha creado para hacerlo funcionar. No podemos evitar pensar en las maravillas que nos esperan bajo el nombre de id Tech 5 y ue en muy poco tiempo estaremos disfrutado de sus maravillosas cualidad técnicas y de juego.

Lecturas recomendadas