Principal avance RE7
Reportaje

Resident Evil 7 - Avance del survival horror de PS4, Xbox One y PC.

Por David Martínez
-

Resident Evil VII Biohazard cambia aspectos esenciales de la saga para recuperar viejas sensaciones. Y por lo que hemos podido jugar, es una fórmula que funciona "de miedo" (y nunca mejor dicho). ¿Estamos ante una nueva era del "survival horror"?

El lanzamiento de Resident Evil 7 en PS4, PC y Xbox One se producirá el próximo 24 de enero. Antes de ofreceros un concienzudo análisis, os traemos las impresiones finales del "survival horror" de Capcom, que trata de recuperar las escalofriantes sensaciones que vivimos con los primeros juegos de la saga. Pero eso no significa que sea un juego conservador, sino todo lo contrario. Resident Evil VII Biohazard nos ofrecerá una nueva perspectiva, un nuevo motor gráfico preparado para el juego en realidad virtual (el RE Engine) y un argumento mucho más crudo. 

Del mismo modo que en su momento Resident Evil 4 nos enseñó a tener miedo con un cambio en la cámara y una ambientación radicalmente diferente en "el sur de Europa", en RE7 regresamos a la América contemporánea. Pero ya no paseamos por las calles de Raccoon City infestadas de zombis, sino que visitamos un escenario rural: una plantación típica de los estados del sur, dominada por la mansión Baker

¿Y la nueva perspectiva? Pues se trata de vivir esta aventura desde los ojos del protagonista, Ethan Winters. La inmersión en primera persona -ya hemos podido jugar tres demos diferentes, además de un avance del juego en las oficinas de Capcom en Osaka- supone un paso de gigante para la saga. El miedo es mucho más palpable: no sabemos qué nos vamos a encontrar a la vuelta de la esquina, y sólo podemos detectar qué nos acecha por la espalda por el sonido. 

Y eso no significa renunciar a señas de identidad clásicas: volverán los puntos de guardado, la munición escasa y los enemigos implacables que nos persiguen por el escenario, como Nemesis en Resident Evil 3. Si somos capaces de ver a través de las novedades, la verdad es que el diseño del juego nos va a parecer clásico, tanto en el modo de explorar (con llaves, vueltas por el escenario y puzles) como en la gestión del inventario o los enemigos finales. 

Una historia familiar

El argumento de Resident Evil 7 nos pone en la piel de Ethan Winters, que parte en busca a su esposa Mia, a la que creía muerta hace tres años, pero que ha mandado un misterioso mensaje. La desaparición de Mia se produjo en un pantano de Louisiana, en la propiedad de la familia Baker; un lugar aterrador. La casa encantada de Dulvey, donde viven los Baker, ha sido el escenario de diferentes crímenes, entre ellos, el asesinato del equipo de rodaje del programa de TV Sewer Gators, y se va a convertir en el escenario principal del juego. Es un lugar decadente y lleno de amenazas, por el que nuestros enemigos se mueven a sus anchas. 

La familia Baker está compuesta por varios miembros, que nos perseguirán de forma implacable en distintas secciones del juego. Jack Baker, el padre, nos puede golpear con fuerza sobrehumana, y además resiste nuestro disparos. Su esposa, Marguerite Baker es capaz de lanzar enjambres de insectos contra nosotros, y su hijo Lucas Baker, puede regenerar partes de su cuerpo. No son los únicos miembros de la familia. Sabemos que también hay una anciana en silla de ruedas (Camille) y una niña -muy en el estilo de Las colinas tienen ojos- pero aún no hemos descubierto qué papel tendrán en el juego. 

Este planteamiento cambia nuestra manera de jugar. Si en Resident Evil 4, 5 y 6 afrontábamos las oleadas de enemigos a tiros, en Resident Evil 7 Biohazard tendremos que aprender a escondernos y escapar. Una sensación muy familiar para quienes jugasen al original. Es un acercamiento a otros survival horror modernos, como Outlast o Amnesia, pero no significa que estemos desarmados. De hecho, vuelven viejos amigos como la pistola automática -con munición repartida por toda la casa- la escopeta de cartuchos y el lanzallamas. 

¿Y los zombis? ¿Vuelven los muertos vivientes? Pues por lo que hemos podido jugar (tres horas, de un total de aproximadamente de doce) no podemos asegurar que haya zombis, ni licker, hunter, tyrant, ganados... o cualquier otro enemigo clásico de los Resident Evil. Pero por supuesto que nos vamos a encontrar con monstruos sobrenaturales, los holomorfos; unas criaturas de color negro que serán más vulnerables a los disparos que los Baker

Además del argumento principal, en el juego vamos a encontrar una serie de películas VHS, con pequeños tramos que explican los anteriores crímenes de la familia Baker, y que no serán los únicos coleccionables que nos invitarán a repetir. 

Apartado técnico de infarto

Ya hemos adelantado que Resident Evil 7 tendrá un nuevo motor gráfico, y una línea estética inconfundible. La iluminación parece filtrada a través de una lente, con efectos que recuerdan al vídeo digital. La paleta de colores  se mueve por tonos cálidos, marrones y anaranjados, para reflejar el ambiente de los pantanos que preside este "survival" y los modelos tienen un acabado más realista de lo que hemos visto en las entregas previas. Por otro lado, el desarrollo de Capcom será compatible con HDR en PS4 y Xbox One S, y con resolución 4K (no se ha especificado si será nativa o reescalada) en PS4 PRO. Si habéis jugado la demo, habréis disfrutado de esa atmósfera especial, en que parece que el are se vuelve pesado.

No podemos dejar de lado que Resident Evil VII Biohazard será el primer juego "largo" que podremos disfrutar en realidad virtual gracias a PlayStation VR, con exclusiva temporal durante un año. Se trata de una  prueba para el propio dispositivo, que tendrá que demostrar si merece la pena con juegos de esta envergada. Nuestras impresiones han sido muy positivas. La demo The Kitchen ya era capaz de hacernos sudar, y cuando hemos probado el juego (con algunos ajustes en el control de la cámara) nos ha parecido imprescindible para cualquiera que tenga el headset de realidad virtual.

Pero no sabemos cómo nos vamos a sentir en una partida que dure más de un par de horas (ni si vamos a soportar el miedo). Huelga decir que el aspecto visual se quedaría "cojo" si no tuviese un sonido a la altura, pero parece que RE7 también estará bien cubierto en este punto. 

La edición especial 

Y antes de lanzaros como locos (o deberíamos decir como Baker) a por Resident Evil 7 el próximo 24 de enero, quizá debéis plantearos si os interesa optar por la edición de coleccionista de Resident Evil 7 Biohazard, por 149,99 euros, que incluirá una réplica de la mansión de la familia Baker de 18 cm, libro de arte del 20º aniversario de la saga, USB de 16 Gb con forma de dedo (el que encontrábamos en la demo Beginning Hour), 5 litografías, carátula alternativa y un pack de superivencia para utilizar en el juego.

Resident Evil 7 - Edición Coleccionista

Lecturas recomendadas